La metrópoli de Barcelona recibe 158 millones de la UE para financiar medidas como la ampliación de la ZBE

Señalización de la Zona de Bajas Emisiones.
Señalización de la Zona de Bajas Emisiones.
AMB

La metrópoli de Barcelona ha recibido 158,6 millones de euros de los fondos europeos Next Generation con los que se implantarán nuevas medidas de movilidad sostenible para reducir la contaminación ambiental. Parte de la financiación irá, por ejemplo, a la creación de un sistema de bicicleta pública metropolitana, al despliegue de la Zona de Bajas Emisiones en otros cinco municipios y a la compra de 149 buses eléctricos, entre otras cosas.

De los 158,6 millones, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha recibido 40, el importe total al que optaba; 118,6 han ido destinados a 11 municipios de más de 50.000 habitantes -como Barcelona o L'Hospitalet- y 9,1 a localidades de entre 20.000 y 50.000. "Es la mayor aportación de recursos económicos que se ha hecho en el territorio para trabajar en la movilidad sostenible", ha explicado Antoni Poveda, vicepresidente de Movilidad, Transporte y Sostenibilidad del AMB.

Parte de estos fondos servirán para desplegar la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) -implantada ya en las rondas de Barcelona- a otros cinco municipios del área metropolitana de más de 50.000 habitantes -Badalona, Sant Boi de Llobregat, El Prat de Llobregat, Santa Coloma de Gramenet y Viladecans-, además de para reforzar las ya existentes.

De hecho, la normativa marca que los municipios de más de 50.000 habitantes deberán tener una ZBE antes de que acabe 2023, algo que también deberán cumplir las localidades de más de 20.000 que superen los valores límite de contaminantes regulados, como es el caso de las del área metropolitana. El objetivo es reducir en un 23% las emisiones de gases de efecto invernadero en 2030 en comparación con 1990 y alcanzar la neutralidad climática en 2050.

AMBici, la bicicleta pública metropolitana

Del total de estos fondos, siete millones se destinarán a la creación del nuevo sistema de bicicleta pública metropolitana, el AMBici, que se pondrá en marcha a finales de este mismo año. También se dedicarán otros 11 millones a completar el Bicivia, el 'carril bici' metropolitano, y a la expansión del BiciBox, el aparcamiento seguro de bicicletas. En total, se prevé comprar 2.600 bicicletas nuevas y colocar 230 estaciones en 15 municipios.

Esta financiación también permitirá la compra de 149 buses eléctricos para la flota del Bus Metropolitano, la digitalización de los servicios públicos de transporte (aplicaciones, gestión de billetes y pago y acceso a personas con movilidad reducida, entre otras cosas) y la instalación de electrolineras. Estos fondos, ha asegurado Poveda, permitirán llevar a cabo "una verdadera transformación de la movilidad metropolitana y hacerla mucho más sostenible".

Madurez de los proyectos

Poveda ha destacado la "elevada" puntuación con la que se ha calificado a los proyectos presentados por el AMB para optar a los fondos Next Generation -un 84,75 sobre 100-, lo que ha atribuido a la "madurez" y a la "calidad" de éstos. Ejemplo de ello, han señalado desde la entidad supramunicipal, es el hecho de que la ZBE ya esté implantada en parte del territorio y la capacidad para acoger y poner en funcionamiento los buses eléctricos, entre otras cosas.

"Las políticas de movilidad sostenible desarrolladas en los últimos años y encabezadas por el modelo de 'ZBE Rondes BCN' han posicionado al AMB y a sus municipios a la vanguardia de todo el Estado, y así se ha reconocido desde el Gobierno y desde Europa", ha añadido.

Desde la AMB han explicado que, junto a los municipios, han conseguido el 95% de los fondos a los que optaban en esta primera solicitud llevada a cabo en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno. También han señalado que ya se están preparando para la próxima convocatoria, de 500 millones de euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento