Albares, sobre la tensión con Rusia: "Los próximos días serán clave, pueden suponer el fin de la paz en Europa"

José Manuel Albares, ministro de Exteriores.
José Manuel Albares, ministro de Exteriores.
EFE
El ministro de Asunto Exteriores, José Manuel Albares, este miércoles. 
Europa Press/EFE

La tensa situación en Ucrania y el reconocimiento de Rusia de la independencia de dos regiones separatistas del país, Donetsk y Lugansk, supone una "gravísima crisis" internacional, que "puede marcar un antes y un después" y suponer "el fin de la paz en Europa". Así lo ha asegurado el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, que ha alertado de que el país presidido por Vladimir Putin está poniendo "muy difícil, por no decir imposible", el diálogo. En una comparecencia a petición propia en el Congreso de los Diputados celebrada este miércoles, ha insistido en su recomendación de abandonar el país ucraniano, algo que han hecho ya 101 españoles desde que comenzó la crisis. Allí quedan, no obstante y según los datos ofrecidos por el propio Albares, otros 334.

Albares ha elevado el tono así respecto a su última comparecencia, que fue hace poco menos de un mes. Entonces, el ministro señaló que la posición de España pasaba por la "diplomacia, la desescalada, la distensión y la disuasión" y fijó que el camino principal del Gobierno era el diálogo. Eso sí, puso una condición: "Ucrania es un estado soberano con derecho a mantener su integridad territorial".

¿Cuál consideras que es el principal valor europeo que hay que defender?

Esa línea roja, pues, es la que a su juicio ha traspasado Rusia en estas semanas. "Ucrania no es solo nuestro vecino, es parte de nuestra historia. Tenemos lazos de sangre con ellos", dijo el lunes Vladimir Putin, dando una vuelta de tuerca más a la crisis en torno a Ucrania tras el reconocimiento de la independencia del Donbás, territorio autoproclamado ruso con las regiones de Donetsk y Lugansk, que son el centro del conflicto que vive Ucrania desde el año 2014. Esta decisión del Kremlin supuso, de facto, romper la vía diplomática con la OTAN, Estados Unidos y la UE y dar paso a un nuevo capítulo en un choque que ya lleva varios durante los últimos meses. Es más, tanto EEUU como la Unión han decidido imponer las primeras sanciones económicas, que el ministro ha repasado.

Las sanciones "acaban de tener lugar hoy mismo". "Serán sanciones individuales contra todos los miembros de la DUMA -el parlamento ruso-, quedarán bloqueadas las exportaciones e importaciones de las regiones ocupadas y habrá sanciones financieras contra bancos rusos que han participado en la financiación de las operaciones", ha recordado. Además, se han puesto a disposición de Ucrania "medicamentos" y el Ejecutivo ha convocado al embajador ruso en Madrid para hacerle llegar las molestias "contra las acciones unilaterales de su gobierno". 

En este sentido, Albares ha defendido que los pasos dados por Rusia "requerirán mostrar firmeza" y que España debe "ser solidaria con esa línea". "España no puede no implicarse en una situación tan grave", ha defendido antes de solicitar lo que ya pidió hace un mes: la unidad de los grupos parlamentarios. No obstante y como ocurrió entonces, no la ha llegado a encontrar

Si bien el PNV ha defendido que la situación “no es ya un juego de guerra, sino que es prácticamente una guerra”, tanto Bildu como ERC -otros dos socios parlamentarios que sustentan al Ejecutivo- han apelado a la paz. Jon Iñarritu, diputado de Bildu, ha insistido en el “no” a la guerra y en que se “vigile” que las sanciones “sean personificadas para que no las paguen la sociedad civil” y desde los republicanos han asegurado que “el no a la guerra debe guiarnos”. También desde Unidas Podemos han apostado por que Europa “trabaje” para “erigirse como la mejor defensora de la paz”. Por su parte, desde Vox, el diputado Iván Espinosa de los Monteros ha pedido a Albares que España “juegue un papel importante en la esfera internacional”, aunque ha asegurado que “con el liderazgo de [Pedro] Sánchez va a ser difícil”. Por su parte, el PP se ha alejado de las críticas realizadas a Albares en la última comparecencia y ha apoyado las primeras sanciones a Rusia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento