Hallan muertos a la hermana de Bernie Madoff y su esposo

  • La Policía sospecha que uno disparó al otro antes de quitarse la vida.
Imagen de archivo del asesor financiero Bernie Madoff.
Imagen de archivo del asesor financiero Bernie Madoff.
ARCHIVO

Sondra Wiener, hermana del financiero Bernie Madoff, condenado a 150 años de prisión por perpetrar la mayor estafa piramidal de la historia de Wall Street, fue encontrada muerta junto a su esposo en Florida, en un presunto caso de asesinato y posterior suicidio, según ha informado este domingo la policía local.

La oficina del Alguacil del Condado de Palm Beach (PBSO) ha comunicado que el cuerpo sin vida de Wiener, de 87 años, fue hallado en una vivienda de la ciudad de Boynton Beach junto con su esposo, Marvin, de 90 años, el pasado día 17 de febrero.

Los agentes respondieron ese día a una llamada a la línea de emergencias 911 en la que se les informaba de que un hombre y una mujer no respondían dentro de su residencia. Al llegar, los agentes localizaron a una mujer y un hombre de edad avanzada "fallecidos por herida de bala".

La causa de la muerte será determinada por la oficina del forense, indicó la policía, aunque la investigación realizada hasta el momento apunta a un caso de "asesinato/suicidio". La policía no ha indicado quién habría matado al otro antes de suicidarse ni dado otros detalles.

El matrimonio vivía desde 2009 en su casa situada en Valencia Lakes, una de las comunidades habitadas solamente por personas de 55 años o más tan habituales en Florida.

Madoff murió en abril del año pasado a los 82 años en una prisión federal de Estados Unidos, donde permaneció recluido tras ser declarado culpable de haber estafado 50.000 millones de dólares.

El financiero pasó de ser una de las figuras más prestigiosas de Wall Street a todo un símbolo de las peores prácticas bursátiles tras destaparse el gigantesco fraude de inversiones que operó durante años y que terminó por costar miles de millones a grandes y pequeños inversores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento