El motivo por el que los Mohedano mediáticos pactaron darle la espalda a Rocío Carrasco

Rocío Carrasco, en 'Montealto: los papeles de Rota'.
Rocío Carrasco, en 'Montealto: los papeles de Rota'.
Mediaset

Telecinco emitió este viernes 18 de febrero Montealto: los papeles de Rota, un preámbulo de lo que será En el nombre de Rocío, la segunda temporada de la docuserie de Rocío Carrasco. El formato puso el foco en los Mohedano-Jurado menos mediáticos.

Tal y como comentó Carrasco en Rocío, contar la verdad para seguir viva, ella nunca había estado sola, pues la familia de su madre, Rocío Jurado, era muy amplia, y la mayor parte de ella sentía mucho aprecio hacia la protagonista del documental.

Y es que, la parte más mediática de la familia, Amador Mohedano, Rosa Benito y Gloria Camila, siempre había dado a entender que había sido Carrasco la que se había aislado, marcando distancias con su familia y tratándolos mal. Sin embargo, la entrega de este viernes ilustró una versión muy distinta, en la que quedó claro el cariño que sentían los familiares de Chipiona por ella.

El programa también mostró los documentos en los que, tanto Rocío Jurado como la parte de la familia que en la actualidad reniega de Rocío Carrasco, decían claramente ante el tribunal eclesiástico de La Rota que ella había sido víctima de violencia machista por parte de Antonio David Flores, además de todo tipo de vejaciones y deslealtades.

Esto dejaba una pregunta en el aire: ¿Qué hizo que familiares como Rosa Benito, Amador Mohedano, Gloria Mohedano y José Antonio Rodríguez cambiaran radicalmente su opinión? Todo apunta a que se debió al desacuerdo con la decisión de Rocío Jurado de nombrar a su hija, Rocío Carrasco, heredera universal de su fortuna.

Sin embargo, Luis Pliego, director de la revista Lecturas, añadió un nuevo posible motivo. Según apuntó, la familia entera habría pactado como coartada negar a Carrasco para evitar que su exmarido, Antonio David Flores, ingrese en prisión, todo ello bajo la premisa de "proteger al padre de Rocío Flores y David Flores". 

Al respecto, Ana Bernal-Triviño recordó que se había privado a ambos de su madre y que un maltratador nunca podrá ser un buen padre. "Demuestran que no tienen sangre en las venas, o por lo menos no debe correr la misma que la mía. ¿Cómo llamar a unos familiares que saben del maltrato que estoy sufriendo y prefieren apoyar y aliarse con el otro? ¿Qué clase de familiares son esos? Es que es más cruel, si cabe", valoró Carrasco.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento