Incendio en Collado Mediano
Un helicóptero descarga su depósito de agua en el incendio de Collado Mediano. Acero / EFE

El incendio originado en Collado Mediano el pasado 21 de julio, el más importante registrado en la región este verano y que arrasó 36,21 hectáreas, fue intencionado por alguien que prendió posiblemente con un mechero un montón de ramas secas y restos vegetales procedentes de los trabajos de desbroce y limpieza de la línea eléctrica. Los expertos sospechan que el pirómano inició el fuego bajo un tendido eléctrico para despistar

Ésta es una de las conclusiones que se desprenden del informe oficial de investigación del Cuerpo de Agentes forestales de la Comunidad. No obstante, esta hipótesis está condicionada por las averiguaciones que está llevando a cabo también el Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, "especialmente en lo referido a posibles incidencias relacionadas con el tendido eléctrico".

La hipótesis de que el fuego fue intencionado se vería apoyada por la presencia en ese día y lugar de las circunstancias orográficas meteorológicas de fuerte viento y altas temperaturas propicias para la propagación del fuego, habida cuanta de la gran cantidad de incendios forestales ocurridos en ese mismo día en la región.

Además, el estudio señala la facilidad de acceso a través de la pista forestal y las sendas hasta un punto resguardado, pero con dificultad para la llegada de los medios de extinción. En ese sentido, los agentes forestales creen que, aunque las llamas se iniciaron bajo un tendido eléctrico, en supuestos de intencionalidad "ésta puede ser una variable simulada a propósito por incendiarios o pirómanos para generar confusión con respecto al motivo del origen del incendio".