El 'broker de la marihuana': los Mossos alertan de la "profesionalización" de las redes de narcotráfico

Mossos d'Esquadra desmantelan una plantación de marihuana en una nave de Tarragona.
Mossos d'Esquadra desmantelan una plantación de marihuana en una nave de Tarragona.
MOSSOS D'ESQUADRA

El cultivo y el tráfico de marihuana ha experimentado en los últimos años un "crecimiento exponencial" en Cataluña hasta haberla convertido en el "epicentro del mercado ilegal" de esta droga en Europa. Así lo señalan los Mossos d'Esquadra, que alertan de que las mafias se han implantado de forma estable y de que cada vez están más "especializadas" y "profesionalizadas".

Esta "profesionalización", apuntan, ha llevado a la consolidación de figuras como la del "'broker' de la marihuana", cuya función es enlazar mercados, territorios y redes criminales, y utilizan Cataluña y esta droga a modo de "bolsa de negocios". Además, las plantaciones se han "modernizado", con cultivos controlados por ordenador, uso de drones para detectar otras plantaciones y asaltarlas y hasta la congelación de la marihuana para "evitar el olor".

Así lo han explicado este jueves la portavoz de los Mossos d'Esquadra, Montserrat Escudé; el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, y el jefe de la División de Investigación Criminal (DIC), Joan Carles Granja, en rueda de prensa para presentar el balance de 2021 respecto a la actividad policial en la lucha contra el tráfico de marihuana en Cataluña.

Escudé ha señalado que la marihuana "es hoy una de las principales amenazas de seguridad en Cataluña". De hecho, Granja ha explicado que una de las mayores preocupaciones de los Mossos es la violencia que rodea a este negocio, a lo que se suma la adquisición ilegal de armas y la trata de seres humanos con fines de explotación laboral.

Sobre la violencia, ha dicho: "Tenemos represalias entre redes, tenemos violencia como medio de defensa y protección por parte del personal que custodia las plantaciones y tenemos también situaciones de robos entre delincuentes para obtener droga y desproveer a otras redes". De hecho, de los 127 incidentes violentos relacionados con la marihuana que se detectaron el año pasado, 107 fueron "narcoasaltos".

Ante esta situación, los Mossos señalan como una "prioridad" la lucha contra las redes criminales y  buscan "minorizar su impacto sobre la sociedad y la infiltración sobre la economía legal", que, detallan, afecta a sectores como las inmobiliarias que ofrecen inmuebles para el cultivo interior, las empresas de comercialización que suministran material industrial para el cultivo, y las asociaciones cannábicas que compran el producto, entre otros negocios.

Más de la mitad de los detenidos no tenía antecedentes

En cuanto al balance de la actividad policial, cerca de 2.000 personas fueron detenidas el año pasado en Cataluña por delitos vinculados al cultivo y al tráfico de marihuana, de las cuales más de la mitad (el 53%) no tenía antecedentes penales. Esto "podría significar que su entrada al mundo delincuencial está vinculada al cultivo y tráfico de marihuana", ha explicado Escudé.

Granja ha detallado que, de este 53% (1.066 personas), "uno de cada cuatro son nacionales", por lo que este fenómeno podría deberse "a la movilidad geográfica de gente que viaja por este negocio", pero también a la precariedad derivada de la crisis que ha provocado la pandemia.

Por otra parte, el año pasado se desarticularon 35 redes criminales -un 26% más que el año anterior- y se desmantelaron 662 plantaciones -una media de 12 a la semana y casi el doble que el año anterior-. También fueron intervenidas 8,9 toneladas de esta droga. De hecho, la marihuana es la droga más decomisada en la comunidad, donde este mercado no ha dejado de crecer desde 2015.

Acciones contra el incremento de la actividad y su "profesionalización"

Ante el incremento de la actividad criminal y de los casos de violencia tanto interna como externa, los Mossos han activado diferentes medidas para "minimizar y neutralizar" la capacidad operativa de estas organizaciones cada vez más "especializadas y profesionalizadas". 

Por una parte, incrementarán el número de efectivos en el Área Central de Delitos Económicos y reforzarán su formación en investigaciones de bienes patrimoniales con el objetivo de "dar impulso a estas investigaciones para llegar al epicentro de las organizaciones y demostrar su actividad delincuencial".

También impulsarán más investigaciones tanto a nivel estatal como en colaboración con las policías europeas para "actuar sobre las redes que también operan en sus países de origen y, así, neutralizar su actividad criminal en ambos lugares". 

Por otra parte, durante este año entrará en funcionamiento el nuevo almacén de sustancias estupefacientes, situado en el barrio barcelonés de Nou Barris, con el objetivo de integrar toda la droga decomisada en Cataluña en un único espacio y aumentar las medidas de seguridad y de custodia.

Por último, los Mossos buscan "generar inteligencia policial" para conocer mejor el fenómeno, además de adaptar y crear nuevas técnicas de investigación. "Cataluña es uno de los lugares con más cultivo y tráfico de marihuana a nivel europeo, pero también somos un referente europeo en la lucha contra esta delincuencia, y los resultados lo avalan", ha subrayado el conseller.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento