Un valenciano, el autor de la gran mesa blanca en la que Putin se ha sentado con Macron y Scholz

Separados, muy separados, cada uno en un extremo de una larga mesa. A una distancia sideral. Así estuvieron este lunes Vladimir Putin y Emmanuel Macron en su encuentro presencial en Moscú. Parece haber voluntad después de cuatro llamadas telefónicas, pero no hay acercamiento, al menos de momento.
Vladimir Putin y Emmanuel Macron en su encuentro presencial en Moscú.

La mesa en la que se han desarrollado las reuniones entre Vladimir Putin y el primer ministro francés, Emmanuel Macron, y entre Olaf Scholz y el mandatario ruso, fue fabricada por un ciudadano de Valencia.

Concretamente fue diseñada por Vicente, un vecino de la localidad de Alcàsser, en Valencia, como informa el diario Nius. El fabricante de muebles ha asegurado al medio que "hasta que no la vi cargar embalada, no descansé. No te imaginas el sufrimiento que fue esa mesa para mí".

Scholz y Putin han conversado este martes en la misma mesa en la que se reunieron el pasado 7 de febrero en Moscú Macron y el presidente ruso. El canciller alemán se trasladó hasta la capital para conversar sobre la crisis en torno a Ucrania, mismo motivo que el que tuvo el líder francés que solicitó a Putin una "solución responsable que evite la guerra".

La mesa escogida suscitó una gran atención por parte de los medios y los usuarios de las redes sociales en la primera reunión. Como explica el fabricante al periódico, no fue el único encargo que tuvieron de ellos. "Es un orgullo, pero era una responsabilidad muy grande, no se podían cometer fallos y tenías que seguir estrictamente sus instrucciones" y estima la fecha del encargo en 2005.

Se trata de un mueble "de seis metros de largo" que el Kremlin escogió para asegurar la distancia de seguridad entre los mandatarios, ya que tanto Scholz como Macron rechazaron hacerse una prueba PCR en el país.

Encargo del KGB

Como cuenta Vicente, del Grupo Zaragozá, elaboró la mesa "principalmente con madera de haya del sur de los Alpes, en la frontera entre Francia e Italia, de árboles nacidos y crecidos a la sombra". Además, está lacada en blanco y se agregaron detalles para los que se utilizó un pan de oro específico, que según declara, "lo trajimos expresamente del mejor fabricante de Italia para satisfacer sus exigencias".

La fábrica, ya cerrada, contó por aquel momento con un lujoso catálogo que aprovecharon clientes de otros países como Japón y Vietnam. La empresa ha preferido no revelar el coste de esta mesa que ilustró portadas de periódicos de todo el mundo, inspiró parodias en redes sociales y dio pie a interpretaciones como que se trataba de una estrategia de comunicación del Kremlin o una mala relación entre los mandatarios en la primera reunión que se celebró en ella.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento