Laura Matamoros confiesa el motivo por el que no da el pecho a su hijo: "Para mí, no es fácil psicológicamente asimilarlo"

Laura Matamoros tampoco ha sido capaz de no asistir a la fiesta celebrada por GHD en Madrid. La hija de Kiko se encuentra en la recta final del embarazo, a pocas semanas de dar a luz.
Laura Matamoros, antes de que diera a luz.
GTRES

Estrenando sus días como madre por segunda vez, Laura Matamoros se está acostumbrando a sus nuevas prácticas. Casi dos meses después de dar a luz, la influencer se está habituando al crecimiento de su familia y disfrutando de esta nueva etapa con sus seres queridos, ha aprovechado para poner fin a una de las polémicas más tratadas en las redes entre las mamás y su controversia a la hora de dar pecho.

La presión social y los prejuicios caen sobre aquellas que se marcan límites a la hora de amamantar a sus hijos, y el hecho de rechazar esta práctica para dar el biberón, como sustituto, es una carga más sobre sus hombros.

Ante las dudas de una de sus seguidoras, quien ha admitido sentirse mal al principio cuando decidió no dar el pecho, la hija de Kiko Matamoros ha reabierto el debate sobre esta difícil elección.

"Creo que está a la orden del día juzgar a la gente por todo y cada uno es libre de optar por cualquier decisión en su vida. Pero parece ser que mucho más si eres madre. Le doy leche de fórmula porque me fue fenomenal con Mati y quise repetir", ha comenzado diciendo por sus instastories.

Asimismo, apoya incondicionalmente a cada madre bajo cualquier libre elección: "También he de reconocer que para mí no es fácil psicológicamente asimilar dar el pecho. Admiro a todas las madres que lo han hecho pero no por ello soy peor o somos peores".

Y es que ella misma eligió dar el biberón a su hijo mayor, algo que ha repetido con su segundo. Para ello, se turna con su pareja, Benji Aparicio, por lo que el gesto de alimentar al recién nacido no recae en una responsabilidad únicamente maternal sino que, de esta forma, el padre también es partícipe de ello.

Entre los dos hermanos, según ha añadido, todo va bien. A pesar de la temprana edad del mayor, está asimilando debidamente la llegada del pequeño de la casa: "No ha tenido celos con Benji, lo quiere mucho. Y tampoco hemos dejado de hacer planes con Mati para que no se sienta desplazado. Por ahora podemos decir que no tiene celos, también el bebé está durmiendo casi todo el día. Veremos a ver cuándo se espabile un poco más".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento