¿Miércoles rojo? Luna llena, hielo... los motivos por los que cree la inteligencia occidental que Rusia atacará el día 16

Despliegue ruso en la frontera con Ucrania.
Despliegue ruso en la frontera con Ucrania.
EFE

Ha sido EE UU y, más concretamente su presidente, Joe Biden, el primero en hablar de una fecha concreta como la supuestamente elegida por el ejército de Rusia para comenzar la invasión a Ucrania desde diversos frentes como el bielorruso o la península de Crimea: este miércoles 16 de febrero.

El diario alemán Der Spiegel, señalaba hace unos días que la CIA y el ejército estadunidense aseguran que esta es la fecha más probable del ataque e invasión. Pero lo cierto es que nadie puede asegurar que esa sea la fecha elegida, dado que incluso Rusia había informado que no atacaría antes de finalizar los ejercicios que lleva a cabo en Bielorrusia, previsiblemente el 20 de febrero. ¿Qué circunstancias juegan a favor de la fecha fijada del 16 de febrero?

¿Qué medida tiene que priorizar la Unión Europea en torno a la transformación digital?

El amplio despliegue de tropas rusas en las fronteras ruso-ucranianas, hasta 130.000 soldados, tanques y medios aéreos, ha puesto en alerta a todos los mandatarios europeos, también. El gobierno británico y el francés ven "inminente y altamente probable" un ataque en cuestión de horas. El Gobierno ucraniano ha declarado la fecha Día de Unidad en Ucrania.

Mientras tanto, Alemania no pierde la esperanza de frenar la escalada bélica en el último minuto. El canciller alemán, Olaf Scholz, se reúne este martes en Moscú con el presidente ruso, Vladímir Putin, para abordar la tensión militar. Además, Rusia acaba de anunciar que parte de sus tropas se retiran a las bases desde dos fronteras ucranianas, del oeste y del sur, tras completar maniobras.

Y el Gobierno de Putin lanza chanzas sobre lo equivocados que están los mandatarios occidentales respecto de los planes para Ucrania. "El 15 de febrero de 2022 pasará a la historia como el día del fracaso de la guerra de propaganda occidental", ha publicado en redes sociales la ministra rusa de exteriores.

¿Por qué entonces se ha fijado, entonces, el miércoles, 16 de febrero en el calendario como la fecha de inicio de la guerra? 

El efecto sorpresa podría explicar que se precipitara la incursión, puesto que casi todos los estrategas consideraban que no habría intervención militar rusa en Ucrania antes de finalizar las maniobras en Bielorrusia y mientras estuvieran en marcha los Juegos Olímpicos de Pekín. Algo que en las últimas horas se ha puesto en duda, también.

Luna llena y heladas

La fecha del 16 de febrero coincide con una noche de luna llena, que da mayor visibilidad nocturna. Además, los expertos militares han explicado que no podría retrasarse demasiado por aprovechar las heladas antes de una nueva temporada de lluvias primaveral que enfangue el terreno y dificulte el ataque terrestre.

La Ministra de Defensa española, Margarita Robles, por su parte ha sido más cauta que sus colegas europeos este martes, al no querer predecir la fecha de un conflicto bélico en la zona del noreste de Europa. Robles ha pedido confiar en la estrategia diplomática, aunque no haya que minimizar el peligro de los movimientos de efectivos militares rusos en la frontera con Ucrania. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento