El presunto violador en serie de Guipúzcoa vuelve a decir que no recuerda lo ocurrido por estar ebrio

El presunto violador en serie vuelve decir que no recuerda lo ocurrido por estar ebrio.
El presunto violador en serie vuelve decir que no recuerda lo ocurrido por estar ebrio.
EFE 20M

El presunto violador en serie de Guipúzcoa ha calcado este lunes la estrategia de su último juicio y, al igual que entonces, ha asegurado que no recuerda haber agredido sexualmente a una joven en Lasarte-Oria (Guipúzcoa) el 1 de enero de 2015 porque se encontraba bajo los efectos del alcohol, la medicación y las drogas.

Como ya hizo hace dos semanas, cuando fue juzgado por otra presunta violación en Beasain a una chica a la que supuestamente anestesió con cloroformo, el procesado, de nacionalidad rumana, no ha negado haber cometido los hechos, ante el peso de las pruebas de ADN que le incriminan, y también ha pedido disculpas por lo ocurrido.

El hombre, que solo ha respondido a las cuestiones de su defensa, ha dicho incluso sentirse "culpable" cuando su propia abogada le ha preguntado cómo se sentía al saber que todas las pruebas "apuntan" a él y ha dicho "arrepentirse", al tiempo que ha pedido "perdón" a la víctima.

Tras asegurar que se encuentra "muy mal", ha anunciado su disposición a "indemnizar" a la chica "hasta el último céntimo", por los daños causados.

Relacionado con seis agresiones

En otro momento de su declaración, el procesado, al que se le relaciona con seis agresiones sexuales cometidas en Guipúzcoa, ha explicado que comenzó a tomar medicamentos y drogas a raíz del suicidio de su tío primero y de la muerte de su padre después, lo que le sumió en una depresión.

Asimismo, ha recordado que empezó "bastante joven" su "relación" con el sexo, sobre los 8 o 9 años, y desde entonces siempre lo ha tenido "presente" en su "cabeza", aunque después de las "tragedias" que le supusieron las muertes de sus familiares se convirtió en algo "más impulsivo" ya que a veces estaba "obsesionado" con él.

Tras la declaración del inculpado, para el que la Fiscalía reclama 11 años de cárcel, y las acusaciones particular y popular 12, ha testificado la víctima, quien declara a puerta cerrada a petición de su abogada.

Cuando concluya su testimonio, el juicio reanudará su celebración a puerta abierta con las declaraciones de nuevos testigos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento