Los alérgicos se multiplican en España y sus síntomas se vuelven "más severos" por la sequía y la contaminación

Un niño sufre los estragos de la alergia en plena sexta ola.
Un niño sufre los estragos de la alergia en plena sexta ola.
©GTRESONLINE

Cuando se piensa en la temporada de alergias, son muchas las personas que la relaciona con la primavera y las flores. Sin embargo, Los picores y la inflamación, tan presentes durante esa época del año, son cada vez más comunes en la temporada invernal. Las consecuencias de la polinización durante el invierno afectan cada vez a más personas, influidas por el cambio climático y las sequías de los últimos años.

Según define el Ministerio de Sanidad, la alergia constituye una serie de alteraciones de tipo respiratorio, nervioso o eruptivo que, en el caso del polen, se dan, sobre todo, en el aparato respiratorio, causando diferentes tipos de síntomas. 

Pese a que esta afección se produce por una cuestión ajena al ser humano, el cambio climático y la contaminación están detrás del aumento de personas que la padecen. El planeta se enfrenta a desafíos provocados por la mano humana, y sus consecuencias pueden derivar en que para 2050 la mitad de la población se haya convertido en alérgica.

Alergia en invierno

Aunque la temporada de pólenes se concentre en primavera, en los meses de frío también hay plantas que experimentan este proceso. "La mayoría de la gente conoce las plantas de primavera, pero en inviernos hay otras como las cupresáceas (a ellas pertenecen las arizónicas y los cipreses) que polinizan en invierno. Normalmente, polinizan de enero a marzo, sueltan el polen en época invernal", explica a 20minutos la Dra. Ana Pérez Montero, jefa del Servicio de Alergología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid.

Las arizónicas se han convertido en lo últimos años plantas de uso común en muchas ciudades. Este fenómeno ocurre en toda España, en zonas sobre todo residenciales, pero también se plantan muchos cipreses en los parques, por lo que en cualquier parte puede haber esa vegetación.

"Febrero es un mes malo de arizónicas por ejemplo, y tenemos concentraciones muy altas. Les decimos a lo pacientes que se metan en páginas como polenes.com, donde se puede ver en cada región como está la situación, y ahí se ve con un semáforo la cantidad de polen que hay", agrega Pérez Montero.

Mapa de los niveles ambientales de pólenes, a 7 de febrero.
Mapa de los niveles ambientales de pólenes, a 7 de febrero.
Polenes.com

Sequía y cambio climático

Según una investigación publicada en 2021, las temporadas de polen comienzan ahora 20 días antes, son 10 días más largas y presentan un 21% más de polen que en 1990, lo que significa más días de problemas para los alérgicos con picor, estornudos y goteo de la nariz, según publican los autores en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences'. 

Los resultados mostraron que el cambio climático por sí solo podría representar alrededor de la mitad del alargamiento de la temporada de polen y alrededor del 8% del aumento de la cantidad de polen.

"En los últimos años está habiendo concentraciones de polen muy parecidas, porque es verdad que cada año hay épocas donde llueve menos, y unido a que la contaminación hace que la planta suelte un polen más agresivo, este se vuelve más fuerte y cada vez hay más gente alérgica y con síntomas más severos", reconoce la alergóloga.

"Cuando hay lluvia el polen desaparece, se va a suelo y la gente no lo inhala, pero con el cambio climático y la falta de lluvias, el ambiente seco lo mantiene en la atmósfera más tiempo. Además, al adelantarse la polinización de una planta, puede coincidir con la de otra y hay año que no paras en todos los meses", afirma Pérez Montero.

Los síntomas de la alergia y cómo evitarlos

La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica advierte de que la prevalencia del asma ya es el doble en niños que en adultos. Actualmente, entre el 20-25% de la población padece alguna enfermedad alérgica en España, y según el presidente de la Sociedad Española Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) y Jefe de Sección de Alergología del Hospital Clínic de Barcelona, el Dr. Antonio Valero, la mitad de la población española sufrirá algún tipo de alergia para el año 2050.

"La alergia pude dar síntomas graves. Hay gente que tiene una rinitis, conjuntivitis o mucosidad y estornudo; pero hay gente con asma que notan como no les llega bien el aire y empiezan a toser secamente", agrega la Pérez Montero, que reconoce que en casos más graves "hay que poner corticoides" y "algunos pueden acabar en urgencia". "Si hay niveles muy altos en el ambiente, hay pacientes que pueden llegar a síntomas importantes", alerta.

"Las personas que no sepa que tenga alergia que vaya al alergólogo, ya que le podemos decir a que está insensibilizado, explicarle bien cuando poliniza cada planta y que sepan qué medicación pueden usar cuando tenga el síntoma y lo que es más importante, una vez que los sabemos, la única manera de curar una alergia, es con una vacuna", afirma la jefa del Servicio de Alergología. 

Por otro lado, la protección para evitar llegar a padecer la alergia es fundamental. La mascarilla ha contribuido a reducir la sintomatología, por lo que los especialistas recomiendan continuar con su uso en los pacientes con síntomas intensos. El cansancio, el decaimiento, la fiebre y el dolor muscular es lo que permite diferenciar la Covid de la alergia, según los expertos. "El día que hay mucho polen que se protejan. Todo lo que sea una barrera para el polen mucho mejor", declara Pérez Montero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento