Alerta por las bandas latinas: preocupa el auge de los ataques con cuchillos y la facilidad de adquirirlos en "ferreterías"

Zonas donde se produjeron las reyertas.
Zonas donde se produjeron las reyertas.
Carlos Gámez
Zonas donde se produjeron las reyertas.
Carlos Gámez

Dos jóvenes de 15 y 25 años han muerto y otros dos de 17 y 24 han resultado heridos después de ser apuñalados este pasado fin de semana en cuatro reyertas que no guardan relación entre sí pero en las que, en al menos dos de ellas, han participado miembros de bandas latinas

La Policía Nacional trata ahora de aclarar todos los hechos, detener a los responsables-dos personas ya han sido detenidas por la muerte del joven de 25 años en Usera- e investiga si en las peleas han estado implicadas estas organizaciones criminales. 

Fuentes policiales solventes muestran a 20minutos su preocupación por la problemática de las bandas latinas en los últimos tiempos, aunque ahora prefieren denominarlas "bandas juveniles", ya que no están formadas solo por jóvenes de origen latino y también se ha detectado la presencia de españoles, rumanos y magrebíes.

"Nos preocupa mucho. Están aumentando sus actuaciones, sobre todo se ha producido un crecimiento de la actividad", explican.  Estas mismas fuentes aseguran que este incremento de las agresiones es "bastante notable" y que en los últimos tiempos es mucho más frecuente el uso de armas blancas, como machetes, cuchillos o navajas, por parte de estas bandas. "Es habitual todas las noches intervenir este tipo de efectos", sentencian. 

La Policía también se muestra preocupada por la facilidad que tienen estos grupos de acceder a estas armas. Ya no es necesario acudir al mercado negro porque "se pueden adquirir en ferreterías". "Es más fácil que acceder a armas de fuego", precisan. 

Sindicatos policiales, como Jupol, creen que "aumentar los controles en zonas de ocio" y endurecer las penas en lo que se refiere al porte de este tipo de armas sería una buena medida para intentar atajar la violencia. El Reglamento de Armas (Real Decreto 137/1993, de 29 de enero), siempre que no constituya delito, considera como una infracción grave "portar armas de fuego o de cualquier otra clase en establecimientos públicos y lugares de reunión, concentración, recreo o esparcimiento". Las multas van de los 300,51 a los 450,76 euros, e implica la incautación de las armas y la retirada de las licencias o permisos correspondientes. 

Noche apuñalamientos en Madrid
Noche apuñalamientos en Madrid
Carlos Gámez

Ayuso pide al Sánchez que tome medidas

Ayuso y Almeida chocan en sus valoraciones sobre la escalada de violencia en Madrid.

Ante los sucesos de este fin de semana en la región, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha exigido este lunes al Gobierno que tome medidas. "Estamos preocupados, la noche en Madrid parece más insegura", ha advertido la líder regional. "Cada vez se conocen más hechos en los que bandas juveniles están provocando graves incidentes, cuando no asesinatos como hemos vivido hace dos días", ha indicado.

Ayuso ha destacado que desde el Ejecutivo llevan tiempo pidiendo más agentes de Policía Nacional y de Guardia Civil y, de hecho, ha incidido que han ofrecido distintos convenios a los Ministerios para facilitar que estos acudan a Madrid, facilitándoles la vivienda, pero que no han "recibido respuesta".

"Parece que no ha habido hasta la fecha interés, pero creo que esto es una reclamación cada vez más evidente. Madrid necesita por lo menos ahondar en estas cifras, saber qué está sucediendo porque hay muchas más familias madrileñas preocupadas por la seguridad en las calles y cada vez son más los jóvenes también que nos lo dicen", ha reiterado.

Por su parte, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Enrique López, ha solicitado una reunión con la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González

En una carta fechada este mismo lunes, el consejero señala que desde hace meses se han incrementado las reyertas protagonizadas por bandas juveniles, con las consecuencias ya apuntadas este fin de semana.

"Estoy seguro de que compartimos la preocupación por estos lamentables hechos y, sin duda, en el ejercicio de tus competencias, estarán tomando las medidas que has considerado oportunas. Por ello, con el ánimo de colaborar contigo te pido, cuanto antes, mantengamos una reunión con el fin de estudiar las medidas que nos adelantaste en la reunión con la presidenta de la Comunidad, así como valorar la adopción de cuantas otras sean necesarias para hacer frente a estos graves incidentes que tanto preocupan a los ciudadanos", ha indicado López a González en la misiva.

Posteriormente, el consejero le ha pedido a la delegada del Gobierno un plan de control de armas blancas y la presencia de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional en zonas conflictivas nocturnas.

"Somos conscientes de que hay elementos organizados atribuidos a bandas, pero no hay que menospreciar aumento de armas blancas, con uso muy extendido de jóvenes que portan estas armas por la noche. Y por eso hay que pedir un plan específico para el control de armas blancas. El artículo 18 de la Ley de Seguridad Ciudadana permite inspecciones corporales y requisar estas armas blancas, porque a las puertas de la discoteca un joven con esto se convierte en un elemento peligroso", ha indicado en una entrevista en Telemadrid,

¿Cuántos pandilleros hay fichados en Madrid?

Según datos del II Observatorio de Bandas Latinas en la Comunidad de Madrid,  realizado por el Centro de Ayuda Cristiano, la pandemia del coronavirus ha doblado el número de pandilleros, pasando de 1.200 a 2.500.

Fuentes de la Delegación de Gobierno confirmaron a este medio que estas cifras no corresponden con las que maneja la Policía Nacional, que tiene fichados a unos 400 -jóvenes pertenecientes a estos grupos que alguna vez han sido detenidos-. En 2019, el dato que ofrecía la Policía era de 300, con lo que se observa una tendencia es al alza.

Lo que sí ha confirmado la Delegación del Gobierno es que los integrantes de estas bandas "son cada vez más jóvenes", como adelantó 20minutos en mayo del año pasado

Aunque el grueso lo componen pandilleros entre 15 y 23 años, jóvenes a partir de los 11 años están entrado en estas organizaciones criminales e incluso "asumiendo altos cargos" con solo 12 y 13 años. "Nos encontramos con el problema de que son inimputables a efectos legales", han indicado a este medio fuentes policiales.

En España, la conocida como Ley del Menor señala en su artículo 3 que "cuando el autor de los hechos sea menor de 14 años, no se le exigen responsabilidades de acuerdo con esta Ley, sino que se le aplicará lo dispuesto en las normas sobre protección de menores previstas en el Código Civil y demás disposiciones vigentes". En la práctica, el Ministerio Fiscal deriva el caso a Servicios Sociales cuando tiene constancia del caso, pero en ningún momento se puede actuar contra el menor porque judicialmente no es responsable.

Grupos organizados y jerarquizados

La Fiscalía ha definido a las bandas latinas como grupos organizados y jerarquizados, que se rigen por un conjunto de reglas y leyes, conocidos como 'la Constitución' o 'la Literatura', poseen una fuerte cohesión interna y se financian con cuotas obligatorias de sus miembros, del botín de los robos con violencia que cometen y de la venta de droga a pequeña escala. Sus integrantes se agrupan en los llamados capítulos, formados por individuos que oscilan entre los veinte y los treinta miembros en diferentes distritos de la capital.

bandas latinas
bandas latinas
Carlos Gámez
Mostrar comentarios

Códigos Descuento