La Policía intercepta a un conductor que inició una peligrosa persecución por Logroño en plena madrugada: da positivo en tres drogas y llevaba dos navajas

  • Los agentes le dieron el alto al ver que iba a gran velocidad y con un piloto de luz roto.
  • Además de las armas y el positivo, al hombre se le incautó cocaína y tenía la ITV caducada.
Vehículo de la Policía Nacional.
Vehículo de la Policía Nacional.
Policía Nacional

Agentes pertenecientes al Grupo Operativo de Respuesta de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja, han propuesto para sanción administrativa por tenencia de sustancia estupefaciente y tenencia de armas blancas, a un hombre de 40 años, vecino de Logroño. Conducía drogado, portando dos navajas y cocaína, y con la ITV caducada.

El detenido se encontraba circulando en su vehículo a alta velocidad y tras ser requerido por la policía para que se detuviese, el conductor hace caso omiso "dándose a la fuga" por las calles Madre de Dios, siendo detenido posteriormente y tras realizar un registro del vehículo se le incauta al parecer "cocaína" y dos armas blancas, siendo propuesto para sanción.

Posteriormente se requiere a la Policía Local de Logroño, para que realice la preceptiva prueba indiciaria de presencia de drogas en el organismo, dando positivo en tres de las sustancias puede detectar el "narcotest", siendo estas: anfetamina, cocaína y opiáceos, siendo retirado el vehículo al deposito municipal.

El implicado es un viejo conocido de la Fuerza y Cuerpos de Seguridad debido a su amplio historial delictivo, del que destacan entre sus ilícitos penales "contra la salud pública y patrimoniales", entre otros. 

Persecución por las calles 

Los hechos ocurrieron en la madrugada del viernes al sábado pasado sobre las 04,45 horas cuando los agentes de seguridad ciudadana realizando tareas de patrullaje por la Calle San Millán de Logroño observaron a un vehículo que circulaba a gran velocidad por lo que los agentes se proceden a colocarse detrás del vehículo para poder comprobar la placa de matrícula en movimiento, pudiendo observar que el piloto derecho del vehículo se encontraba totalmente fracturado, y comprobando que el vehículo no poseía la Inspección Técnica del Vehículo (ITV) en vigor.

Ante ello, proceden a dar el alto policía al conductor haciendo caso omiso a los agente, saltándose continuamente los semáforos sin hacer caso omiso a las señales acústicas y luminosas y generando situaciones de gran peligro, comenzando a acelerar mientras desobedecía a las órdenes de los agentes , por lo que los agentes inician una persecución siendo interceptado en la Calle Madre de Dios de Logroño, donde los agentes logran alcanzarlo y bloquean su marcha impidiendo que pudiese seguir circulando.

Una vez el conductor es detenido para su completa identificación, el varón les manifiesta "que iba con prisa para ver a una amiga", durante el proceso de identificación del conductor los agentes pudieron constatar su amplio historial delictivo, además de que el vehículo figuraba en la base de datos de la Jefatura de Tráfico con la IVT caducada, acto seguido debido a su actitud hacia los agentes y su historial delictivo motivaron el registro del vehículo.

Una vez inspeccionado, encontraron en el suelo del turismo, debajo del asiento del conductor, dos bolsas con polvo blanco al parecer "cocaína", así como en la puerta del copiloto se localiza una navaja de 6 centímetros de hoja y en su parasol una navaja automática de 9 centímetros de hoja, siendo incautados tanto las sustancias como los efectos y siendo propuesto para sanción con el levantamiento de dos actas de denuncia contra el identificado por sendas infracciones graves.

En concreto a la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, concretamente a al artículo 36.10 por portar, exhibir o usar armas prohibidas, y al artículo 36.16 por la tenencia de drogas en la vía pública de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana.

Los agentes ante el estado en el que se encuentra el detenido requieren a la Policía Local de Logroño, proceden a realizarle un test de alcoholemia y drogas dando positivo en consumo de sustancias estupefacientes en tres de las sustancias: anfetamina, cocaína y opiáceos, y posteriormente le es retirado el vehículo al depósito municipal, asimismo es propuesto para sanción por conducir sin la itv en vigor.

Cada una de las infracciones administrativas tramitadas a la Ley 4/2015, conllevan una pena de multa de 601 a 30.000 euros. El boletín de denuncia formulado por no haber pasado la ITV reglamentaria conlleva una sanción de 200 euros. Las actuaciones han sido puestas a disposición de la Delegación del Gobierno en La Rioja y de la Jefatura Provincial de Tráfico.

El infractor, un varón de 40 años de edad, de nacionalidad española y con domicilio en Logroño, siendo un viejo conocido de la Fuerza y Cuerpos de Seguridad debido a su amplio historial delictivo con numerosos antecedentes policiales por diferentes hechos como "contra la salud Publica" y "contra el patrimonio", lesiones y otros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento