Nicole Coste y su "silencio": se revuelve contra los que creen que ha vivido siempre a costa de Alberto de Mónaco

Imagen de archivo de Nicole Coste.
Nicole Coste, en 2019.
GTRES

Cierto es que si no hubiese tenido un affaire con el príncipe Alberto de Mónaco, difícilmente el mundo conocería el nombre de Nicole Coste. Pero aquello ocurrió hace 19 años, porque son los años que cumplirá este 2022 el hijo que nació de aquel idilio, Alexandre. Quizá por preservar el futuro del joven siempre se ha pensado que la familia Grimaldi ha estado apoyando económicamente a Coste, pero ahora es ella la que, harta de dichas habladurías, ha espetado que no, que no hubo ninguna clase de pacto crematístico.

"Nunca se ha llegado a un acuerdo financiero entre nosotros", le confesó en su momento a Paris Match ante los crecientes rumores sobre que su silencio de tantos años (solo concedió entrevistas cuando su hijo cumplió los 18) se debía a que se había "comprado" su silencio con parné de origen monegasco. Fue, además, en una entrevista en la que no dudó en atizar el comportamiento de la princesa Charlène para con su hijo, al que según ella "despreciaba".

De ahí que haya vuelto a salir a la luz su caso desde que asistiese como invitada de la familia real a la misa de Santa Devota, una de las fechas claves del calendario del Principado, ante la ausencia de la actual esposa de Alberto, Charlène de Mónaco, que sigue recuperándose de su misterioso problema de salud en una aún más misteriosa clínica en Suiza. Además, que lo hiciera con tanta elegancia y demostrando complicidad con el padre de su hijo no ha hecho más que aumentar las especulaciones.

Y, sobre todo, las incógnitas. Muchos se preguntan si con sus impuestos no le habrán estado pagando la vida a una mujer de la cual no saben a lo que se dedica ni si sigue siendo azafata ni a por qué no existe transparencia en lo que respecta a los favores económicos que Nicole podría estar recibiendo, máxime cuando ha atacado públicamente a su princesa consorte.

Por ello se han rescatado algunas frases que en su momento dijo a la prensa francesa y monegasca y que se pasaron por alto. Entre otras cosas, su profesión actual. "Soy diseñadora de moda. Es increíble que todavía se me presente, de forma un tanto peyorativa, como una azafata de vuelo, profesión que no ejerzo desde hace casi dos décadas", argumentó Nicole en su momento.

"En Londres pude diseñar mi propia línea de ropa y abrir una boutique para presentarla al mundo. La cerré porque estaba pagando demasiado y ya no era rentable. Debido al Covid, tuve que reducir mis actividades", apostilló, así como sus siguientes pasos serán crear una línea de maquillaje y/o montar una asociación benéfica "para ayudar a niños desfavorecidos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento