El Hospital Militar estará terminado en verano y se hará un "referéndum" entre los sanitarios de Sevilla para rebautizarlo

  • Moreno inauguró ayer tres nuevas plantas de este centro que abrió como Emergencias Covid hace un año.
  • La rehabilitación integral del edificio ha supuesto 77 millones de inversión en dos fases. 
  • Jesús del Gran Poder o Muñoz Cariñanos, entre los posibles nombres que se votarán.
El presidente de la Junta en una de las habitaciones del Hospital Militar
El presidente de la Junta en una de las habitaciones del Hospital Militar
Eduardo Briones EP

Hace un año, el viejo Hospital Militar Vigil de Quiñones salía de una largo letargo y abandono de casi dos décadas para cobrar nueva vida como Hospital de Emergencias Covid-19. Ya entonces, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, advirtió de que no se trataba de una rehabilitación 'ad hoc' para combatir la pandemia, sino que, una vez pasara ésta, el Hospital Militar se ampliaría y mantendría en uso.

Ahora, Moreno ha regresado a estas instalaciones para inaugurar tres nuevas plantas, que se suman a las tres que ya están en servicio, y para anunciar que el complejo estará culminado "en verano" para convertirse en "una de las grandes joyas de la sanidad andaluza". La primera fase, la de su adaptación a Emergencias Covid, supuso una inversión de 25 millones de euros; la segunda asciende a 52 millones.

En total, 77 millones que abren un nuevo capítulo en estas instalaciones que, en 2003, fueron transferidas desde el Ministerio de Defensa al Servicio Andaluz de Salud (SAS). Para entonces, el Vigil de Quiñones llevaba apenas 20 años en servicio, pero quedó cerrado por reforma desde que se transfirió a la Junta y no volvió a abrir hasta el año pasado. Entre medias se invirtieron 50 millones de euros que no se concretaron en una reapertura. El "expolio", recordaba ayer el presidente de la Junta, se adueñó de las instalaciones. "Decían que era imposible recuperar este hospital, pero no hay nada más fuerte que la voluntad y la determinación de un equipo implicado", señaló Moreno.

Las tres nuevas plantas inauguradas (7, 8 y 9) están dedicadas a Neumología, Médula espinal y Medicina Interna. En total, en esta reinauguración se disponen 101 camas más, que se suman a las 141 ya existentes. Un total de 635 profesionales trabajan en el Hospital Militar.

La planta 9ª, dedicada a lesiones de médula espinal con compromiso respiratorio permitirá asumir pacientes que antes debían ser derivados a Toledo. Cuenta con un gimnasio de rehabilitación aledaño. Por su parte, la 8ª planta, dedicada a Neumología, acoge una Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI), que ayudará a aliviar la presión sobre las UCI de casos de afecciones respiratorias graves, especialmente Covid en estos momentos. Con 18 camas individuales, 8 de ellas videomonitorizadas y todas con posibilidad de presencia de familiares, a ella se trasladarán pacientes graves pero que puedan salir ya de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para prolongar su estancia de recuperación. La UCRI es la instalación de este tipo más avanzada tecnológicamente y mejor dotada de Andalucía.

Por el momento, y con la sexta ola de coronavirus aún presente, el Hospital Militar seguirá jugando un papel importante en la asistencia al Covid. Permanecen a día de hoy 17 pacientes en la UCI y 124 en planta. Desde su apertura hace un año, por estas instalaciones han pasado casi 4.000 personas, de Sevilla pero también de Cádiz. La Junta valora la importancia de esta infraestructura para "bajar la presión asistencial en el resto de los hospitales de la provincia y mantener en ellos la atención al resto de patologías médicas y quirúrgicas".

Moreno recordó que el mes que viene concluirán las obras del bloque quirúrgico, con diez quirófanos, la unidad postquirúrgica, de 42 camas, y los servicios de administración, mantenimiento, laboratorio, farmacia y vestuarios. Un último "empujón", señaló, para que en verano se remate la rehabilitación completa de este edificio que ejemplifica, según el presidente, la apuesta de su Gobierno por la sanidad. "Hemos dedicado mil millones de euros solo en infraestructuras sanitarias en esta legislatura y en tres años hemos hecho seis hospitales", señaló. Asimismo, recordó que su gabinete sigue combatiendo el coronavirus con el reciente Plan de Refuerzo de la Atención Primaria. 

Aunque se inauguró en 1980 para dar asistencia a militares profesionales y soldados de reemplazo, la nueva vida del Hospital Militar Vigil de Quiñones no va a estar ligada ya al ámbito castrense. De ahí que la Junta haya decidido buscar una denominación que encaje mejor con su vocación civil aunque, como recordó el propio presidente del Gobierno regional, Juanma Moreno, es posible que los sevillanos sigan refiriéndose a él durante un tiempo por su antigua denominación.

Sea como sea, la Junta va a promover un "referéndum" con votación a través de un sistema telemático en el que podrán participar todos los sanitarios de Sevilla con el fin de bautizar estas instalaciones. Se hará, señaló Moreno, con "todas las garantías democráticas" y serán los profesionales del ramo los protagonistas del ‘rebautizo’.

De este modo, a Vigil de Quiñones, que hace honor a al médico militar destacado en la defensa de Baler, uno de los célebres ‘últimos de Filipinas’, le sucederá, tal vez, Jesús del Gran Poder o Muñoz Cariñanos. Estos son dos de los nombres con más aceptación entre los barajados y sugeridos por sanitarios o colectivos para dar nombre al hospital. El primero hace honor al "señor de Sevilla" y el segundo al médico militar asesinado por ETA en el año 2000. Otras opciones, a falta de determinarlas todas, son Virgen de los Reyes, El Cachorro o mantener el nombre original de Vigil de Quiñones. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento