Kanye West, a lo Djokovic: Australia le exige que se vacune si quiere hacer su gira por el país

Kanye West, durante un encuentro con el presidente de EE UU, Donald Trump, en la Casa Blanca, el 11 de octubre de 2018.
Ye, antes conocido como Kanye West.
MICHAEL REYNOLDS / EFE

Se puede armar otro lío, aunque en este caso ya no pilla de nuevas. Novak Djokovic ya sabe que las políticas de entrada y salida de Australia son bastante estrictas. Y que la vacunación es obligatoria para poder pasar la frontera. Así que si alguien, pongamos Ye (antes conocido como Kanye West), quiere dar una gira por el país oceánico no le queda otra que recibir las dos dosis si no quiere protagonizar otro caso como el del tenista serbio.

Aunque en estos momentos ya están también sobre aviso en la otra parte: el gobierno australiano. El primer ministro, Scott Morrison, ya ha dicho que si el rapero de 44 años quiere dar sus conciertos programados para marzo tendrá que estar completamente vacunado. Una advertencia que resume perfectamente la idea del país oceánico de no volver a ser el centro de las miradas del mundo por su política de fronteras.

"Las reglas son que hay que estar completamente vacunado", ha dicho Morrison en una conferencia de prensa, en la que ha explicitado que no se harán excepciones de ningún tipo. "Se aplican a todo el mundo, como el mundo ha podido ver recientemente. No nos importa quién seas, estas son nuestras reglas. Sigue las reglas y podrás venir. No las sigas y no podrás entrar", ha sentenciado.

Estas declaraciones vienen a colación por un informe que apareció el pasado viernes en el periódico Sydney Morning Herald, en el que, citando informantes de dentro de la industria musical, se aseguraba que Kanye West estaba planeando una serie de espectáculos en marzo por los estadios varias ciudades australianas.

Por ahora, los representantes de West no han estado disponibles para hacer ninguna declaración sobre qué supone esto para el cantante, sobre el que, y aquí viene lo importante, se desconoce su actual estado de vacunación. Porque aunque en 2021 afirmó en una entrevista que había recibido una dosis, cuando habló en 2020 con la revista Forbes consideró que vacunarse era ponerse "la marca de la bestia".

"Son demasiados los niños que están siendo vacunados y paralizados. Así que cuando me dicen que la forma en la que vamos a solucionar el coronavirus es con una vacuna soy extremadamente cauteloso. Esa es la marca de la bestia. Quieren poner chips dentro de nosotros, hacernos todo tipo de cosas para no poder llegar a cruzar las puertas del cielo", afirmó West, posicionándose como antivacunas y asegurando que la pandemia se curaría "rezando".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento