Castilla y León celebra su primer debate electoral con Igea aislado desde casa

Candidatos a las elecciones de Castilla y León.
Candidatos a las elecciones de Castilla y León.
EUROPA PRESS

El primero de los dos debates por televisión que por ley deben celebrarse en Castilla y León con motivo de las elecciones del 13 de febrero, que desde el primer momento han estado envueltos en polémica y ha supuesto dimisiones de gran parte del Comité de Periodistas encargado de su organización tras dos reveses de la Junta Electoral, se celebra este lunes por la noche en RTVE.

El debate será a las 22:05 horas en el ente público, presentado por el periodista Xabier Fortes, y se da circunstancia de que, por primera vez en la historia, uno de sus tres participantes, en concreto el candidato de Cs, Francisco Igea, tendrá que participar de forma telemática desde su casa al encontrarse aislado al dar positivo en coronavirus

Esta situación inédita ha despertado mucho interés en ver cómo se va a desarrollar este debate con Alfonso Fernández Mañueco (PP) y Luis Tudanca (PSOE) en la sede de las Cortes, mientras que Igea tendrá que participar desde su domicilio, donde se encuentra aislado desde este viernes. 

Después de que la Junta Electoral rechazase la petición de Cs de retrasar el debate al 6 de febrero y estableciese que Igea debía participar de forma telemática, la Corporación de RTVE está trabajando para garantizar que la participación de Igea se celebre con las mismas garantías que el resto de candidatos, y por ello contará en su casa con el tradicional atril de este tipo de debates. 

El ente público también garantizará que no se produzca ningún tipo de retraso en la señal de Igea para que el debate sea ágil y permita a los tres candidatos confrontar ideas como si los tres estuviesen en la sede de las Cortes. 

Otro de los atractivos de este debate electoral es ese primer encuentro -aunque sea virtual- entre Mañueco y su exvicepresidente Igea, al que cesó el pasado 20 de diciembre vía telefónica después de anunciar por Twitter la disolución de las Cortes autonómicas y la convocatoria anticipada de elecciones.

Algo que había suscitado mucho interés porque se da la circunstancia de que este primer debate se celebrará en la misma sala de recepciones de las Cortes de Castilla y León que en julio de 2019 acogió la firma del pacto entre PP y Cs, en la que sus artífices, Fernández Mañueco e Igea reconocieron que se trataba de un matrimonio "sin amor", que acabó en divorcio el 20 de diciembre, con la convocatoria de elecciones y el cese de todos los consejeros de Cs. 

Habrá que esperar al segundo debate, previsto para el 9 de febrero en la cadena autonómica privada RTVCyL, para que se produzca ese encuentro presencial entre los dos, siempre y cuando no se produzca ningún otro inconveniente. 

La organización de los debates: recursos, polémica y dimisiones

La primera polémica en torno a estos dos debates se originó cuando la comisión organizadora de ellos, integrada por profesionales de los medios de comunicación de Castilla y León, otorgó a la televisión autonómica privada RTVCyL la producción de ambos, y rechazó la propuesta de RTVE de organizar al menos uno.

La mayoría de miembros que participaron en esa Comisión pertenecen a medios de los mismos grupos empresariales que son dueños de la RTVCyL, la televisión autonómica privada, propiedad de las sociedades Promecal -Antonio Méndez Pozo- y Edigrup -de la familia Ulibarri. RTVE decidió recurrir esta decisión a la Junta Electoral que le dio la razón y estableció que el ente público debía organizar uno de los debates y el otro RTVCyL.

La segunda polémica se originó cuando el presidente de la Comisión de Medios propuso, a petición de este órgano, un reparto de los bloques temáticos que se iban a tratar en cada debate, que contó con el visto bueno de la comisión, pero no de RTVE, que decidió recurrir a la Junta Electoral de nuevo, y, otra vez, le dio la razón a RTVE. 

Después de este segundo revés, el presidente de la Comisión, la secretaria y la mayoría de los miembros decidieron presentar su dimisión. Concretamente, RTVE recurrió ese reparto temático con el que no estaba conforme y la Junta Electoral resolvió que el reparto de bloques temáticos fijado por la comisión era una mera propuesta que no impedía otro acuerdo entre los partidos y el medio de comunicación organizador, en este caso, RTVE. Y a falta de acuerdo, se debían tratar los siete bloques temáticos en los debates.

Tampoco ha estado exento de polémica quién debía participar en los debates pues, aunque la ley electoral fija que solo los candidatos de los partidos que obtuvieron grupo propio en la pasada legislatura pueden formar parte de ellos, en este caso PSOE, PP y Cs, otras formaciones como Vox y Unidas Podemos recurrieron ante la Junta Electoral su participación.

En este caso, la respuesta de la Junta Electoral fue que solo Tudanca, Fernández Mañueco e Igea podían participar en el debate por contar sus formaciones con grupo propio, algo que recurrió Vox al Tribunal Supremo sin éxito.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento