La tasa de abandono escolar registró en 2021 la cifra más baja de la historia: el 13,3% de los jóvenes de 18 a 24 años

El 81,55% de los estudiantes supera la prueba de acceso a la Universidad en la convocatoria de julio
El 81,55% de los estudiantes supera la prueba de acceso a la Universidad en la convocatoria de julio
20M EP

El porcentaje de jóvenes de entre 18 y 24 años que no completó la segunda etapa de Educación Secundaria (FP de Grado Medio, Básica o Bachillerato) fue en 2021 el más bajo de la historia: 13,3%. Una tasa que supone un descenso del 17% respecto al año anterior, y que acerca a España a la media de la Unión Europea (UE), que en 2020 fue del 9,9%.

Así, en un marco de diez años, la tasa de abandono temprano en España se ha desplomado 13 puntos desde 2011, pasando del 26,3% registrado entonces al 13,3% del año pasado, según datos de la Encuesta de Población Activa recogidos por el Ministerio de Educación. Dicho de otro modo, el número de alumnos que abandonaron los estudios de forma temprana se redujo a la mitad en la última década. 

Pero la cifra realmente destacable es la que compara respecto a 2020, pues en tan solo un año se ha producido la mayor caída desde el año 2000 en puntos porcentuales (un 17%) y la más pronunciada como porcentaje de variación. Un descenso muy celebrado este viernes por la ministra de Educación, Pilar Alegría, mediante una publicación en redes sociales: "Detrás de cada número hay personas e historias de vida. Que la tasa de abandono escolar se reduzca es muy importante, significa que cada vez más jóvenes apuestan por seguir formándose". Y es que la cifra de abandono temprano es una problemática en la que el Gobierno ha querido focalizarse en el desarrollo de toda la reforma educativa, mediante la LOMLOE y reales decretos como el de evaluación, que estableció que repetir sería "excepcional". 

¿Qué medida tiene que priorizar la Unión Europea en torno a la transformación digital?

Mayor abandono entre hombres

La caída ha sido mucho más pronunciada entre los hombres (14,3 puntos) que entre las mujeres (11,8 puntos), lo que agranda la diferencia entre ambos grupos, que registraron en 2021 una tasa de abandono del 16,7% y el 9,7%, respectivamente. De este modo, la tasa de abandono temprano masculino es un 72% superior al de las mujeres

Uno de los factores que ha posibilitado esa reducción del abandono educativo temprano es el importante incremento del nivel de formación de los jóvenes en la última década. Es decir, que cada vez hay más personas de entre 20 y 24 años que alcanza al menos el nivel de segunda etapa de Secundaria: en 2021, el 78,8% de los jóvenes de esa edad llegaron a ese nivel; lo que supone un aumento de 16,8 puntos porcentuales (62%) más que en 2011, y roza la media europea, que se situó en 2020 en el 84,3%.

Más reducido es el porcentaje de la población de 25 a 34 años que alcanzó el nivel de Educación Superior: el 48,7%, lo que supone 1,3 puntos más que el año anterior y está por encima de la media europea (40,5% en 2020). Destacan en esta categoría las mujeres, con una tasa de 54,4%; frente a los hombres que, pese a que en el último año su tasa ha crecido 1,8 puntos, todavía es inferior (43,1%).

Por último, el indicador de la formación permanente de la población adulta (de 25 a 64 años) ha experimentado un crecimiento significativo. En 2021, el 14,4% de las personas de 25 a 54 años había seguido algún tipo de formación en las cuatro últimas semanas, un 31% de variación porcentual respecto al dato del año anterior (11%). 

"Se ha reforzado el Programa para la orientación, avance y enriquecimiento educativo #PROA+, que en 2022 contará con una inversión de 120 millones de euros para su implantación en 2.500 centros, y se van a crear al menos mil unidades de acompañamiento y orientación personal y familiar del alumnado educativamente vulnerable, gracias a una inversión de 39 millones", destacó el departamento de Alegría este viernes, reiterando su compromiso en reducir las tasas de abandono escolar temprano.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento