España cerró 2021 con un récord histórico de recaudación en impuestos y superó lo previsto en los Presupuestos

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, en el pleno del Congreso de los Diputados.
La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, en el pleno del Congreso de los Diputados.
Europa Press

España cerró 2021 con una recaudación tributaria de 223.382 millones de euros, una cifra sin precedentes en toda la serie histórica que se remonta a 1995. La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha informado este jueves de que los ingresos procedentes de los impuestos se incrementaron un 15,1% respecto a 2020 (29.331 millones más de recaudación) y que superaron incluso lo previsto en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021, que esperaban recaudar 222.108 millones.

"La recaudación está expresando la buena evolución tanto de la propia economía como de la creación de empleo", ha valorado la ministra, que ha anticipado que los datos de recaudación van a llevar a "una reducción relevante del déficit público". Un alivio esperado en las cuentas públicas del que María Jesús Montero no se ha atrevido a dar una cifra y que no se conocerá hasta que se publique el dato definitivo en marzo. "Los datos de recaudación y de empleo confirman que el crecimiento económico en nuestro país es sólido, robusto y sostenido en el tiempo", ha zanjado Montero.

Como viene ocurriendo históricamente, el impuesto que más ha regado de fondos las arcas públicas ha sido el IRPF, un tributo cuya recaudación depende por completo de la situación del empleo y los salarios. Precisamente este jueves se han conocido los datos de empleo de la Encuesta de Población Activa (EPA), que recogen que el año pasado se crearon más de 840.000 puestos de trabajo, una subida del empleo del 4,4%.

Los ingresos percibidos por el IRPF se dispararon un 7,5% en 2021 respecto al año anterior hasta situarse en los 94.546 millones, un nuevo máximo de toda la serie histórica. La ministra de Hacienda ha vinculado el buen dato de recaudación en este impuesto al aumento de la masa salarial, que el año pasado creció un 6,7% fruto de la recuperación en el mercado de trabajo. El IRPF aportó el 42,3% de todos los ingresos tributarios de España el año pasado.

La segunda figura tributaria que más ingresos reportó al país fue el IVA, un impuesto cuya recaudación depende por completo de cómo se comporte el consumo. Según Hacienda, en 2021 se ingresaron 72.493 millones de euros por el IVA, un 14,5% más que en 2020 -un año en el que se hundió el consumo-, pero también un 1,3% más que en 2019. Algo que, para la ministra de Hacienda, refleja que "España ya ha recuperado el nivel de actividad prepandemia". Los más de 70.000 millones aportados por el IVA el año son una cifra récord y representan el 32,4% de todos los ingresos tributarios del país.

Sin embargo, el impuesto que más vio crecer su recaudación fue el de Sociedades, por el que las arcas públicas recibieron en 2021 26.628 millones de euros, un 68% más que en 2020. Este aumento va en consonancia con la mejora en los beneficios empresariales -el impuesto de Sociedades grava precisamente esas ganancias-, que se incrementaron un 74% tras el desplome ocurrido en 2020. 

El único tributo que no ha superado las expectativas de recaudación de los Presupuestos han sido los impuestos especiales, aquellos que gravan el alcohol, el tabaco, los hidrocarburos o la electricidad, que se han quedado un 15% por debajo de lo que esperaba el Ejecutivo. España ingresó 19.729 millones de euros en 2021 en este concepto, un 5% más que en 2020, pero lejos de los 21.380 millones recaudados en 2019. Los motivos de su peor comportamiento apuntan a una menor recaudación en el impuesto de hidrocarburos (más de 1.000 millones menos de lo esperado), en el de tabaco (641 millones menos) y en el impuesto especial eléctrico (293 millones menos), en este caso debido a la drástica bajada del 5,1 al 0,5% para abaratar el recibo de la luz.

En su conjunto, las medidas aplicadas por el Gobierno para bajar la factura de la luz han supuesto una pérdida en la recaudación de 1.600 millones de euros, 760 de ellos por la supresión temporal del impuesto a la generación de electricidad a las eléctricas, 509 millones por la bajada del IVA de la factura y otros 333 por la rebaja del impuesto especial eléctrico.

Los casi 30.000 millones recaudados de más en 2021 respecto a 2020 se explican prácticamente en su totalidad por la mayor recaudación en IRPF, IVA y Sociedades, impulsada por la recuperación económica. Los Presupuestos para el año 2021 apenas incluyeron subidas fiscales relevantes, y las que se introdujeron -subida del IVA a las bebidas azucaradas, tasas Tobin y Google, o la subida de dos puntos en el IRPF a las rentas de más de 300.000 euros- aportaron tan solo 1.462 millones de recaudación, mucho menos de lo que el Gobierno esperaba. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento