Adara Molinero, completamente atenta a su "suegrita" tras su intervención quirúrgica

Adara Molinero, en 'Secret Story: cuenta atrás'.
Adara Molinero, en 'Secret Story: cuenta atrás'.
Mediaset

La enfermedad de Rosa Puch, madre del exconcursante de Gran Hermano, mantiene a toda la familia de Rodri Fuertes por unos momentos del todo difíciles. Adara Molinero, pareja de Rodri, quiere demostrar a la mujer que no está sola en el proceso y ahora la ha sorprendido en el hospital con un bonito detalle.

Adara se encuentra dando todo su apoyo a Rodri Fuertes desde que se conociera la enfermedad de su madre, quien se encuentra en plena lucha contra el cáncer de endometrio desde el pasado mes de noviembre.

Tras su última intervención quirúrgica, Rosa Puch recibía la visita de la ganadora de Gran Hermano VIP con unas pocas flores, algo que ella misma ha querido compartir de cara a sus seguidores por Instagram.

Posando en el reflejo de un coche y asomada tras una bonita planta que desde ahora decora la habitación de hospital de Rosa, ha demostrado el tremendo respeto y cariño que le tiene, según escribía: "Para mi suegrita".

Adara Molinero ha sorprendido a la madre de Rodri Fuertes con este detalle.
Adara Molinero ha sorprendido a la madre de Rodri Fuertes con este detalle.
INSTAGRAM

Y es que la pareja se está asegurando de que a la mujer no le falte de nada. Unas pocas horas más tarde, era el turno de Rodri: con una foto de su querida madre desde la camilla, compartía que Adara le había dejado una enorme caja de galletas para amenizar su noche en el hospital.

"Mi guerrera. Estaba seguro de que podía de sobra", añadía después el exconcursante, junto a una imagen en la que mostraba a su madre haciendo su primera comida tras la intervención que, sin duda, significa un importante paso más allá.

Rodri Fuertes muestra a su madre tras la intervención, con la planta de Adara a su lado.
Rodri Fuertes muestra a su madre tras la intervención, con la planta de Adara a su lado.
INSTAGRAM

Y Rodri no es el único convencido de su superación, dado que la propia madre escribía su mensaje con absoluta esperanza y convención: "Me voy a curar, aunque sé que es un camino largo y difícil. Tengo pendientes muchas cosas que tengo que hacer, cambiarme de casa, seguir escribiendo un libro, ver feliz a mi hijo y hacer con él un viaje a Nueva York".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento