La Iglesia se abre a devolver un millar de bienes: ¿Cuántos hay en Cataluña?

El Gobierno y la Conferencia Episcopal han cerrado un acuerdo sobre las inmatriculaciones de bienes por parte de la Iglesia en la que esta admite que hay un millar de esos bienes cuya titularidad no le consta o corresponden a un tercero y, por tanto, se abre la vía para su regularización.
El Gobierno y la Conferencia Episcopal han cerrado un acuerdo sobre las inmatriculaciones de bienes por parte de la Iglesia en la que esta admite que hay un millar de esos bienes cuya titularidad no le consta o corresponden a un tercero y, por tanto, se abre la vía para su regularización.

La Iglesia reconoció el lunes que, entre 1998 y 2015, inmatriculó cerca de un millar de bienes que no le pertenecían por ser propiedad de un tercero o por no constarle su titularidad, una información que el Gobierno pondrá en conocimiento de las entidades locales y de los registros para que se puedan iniciar los procesos de regularización.

El Gobierno elaboró en febrero de 2021 un listado de los bienes inmatriculados –es decir, registrados por primera vez- por la Iglesia Católica entre 1998 y 2015, periodo en el que la institución pudo inscribir también templos de culto tan solo con una certificación eclesiástica gracias a una reforma de la Ley Hipotecaria llevada a cabo por el ejecutivo de José María Aznar.

La Conferencia Episcopal ha hecho ahora un estudio de este listado y ha concluido que, entre los 34.976 registros que aparecen en él, hay 2.575 "incidencias" de distinta índole. Entre ellas, la Iglesia considera que casi un millar de bienes "pertenecen a un tercero o no le consta su titularidad sobre el mismo".

Cataluña

Respecto a la situación en Cataluña, el listado indica que la Iglesia católica inmatriculó 4.278 bienes en este periodo, entre los se han detectado 100 que pertenecen a un tercero o que la Iglesia no puede identificar porque la inmatriculación "no consta" o "faltan datos", además de 18 que "pertenecen a otras entidades religiosas".

En concreto, hay 26 bienes que tienen otros titulares, como terrenos y cementerios que pertenecen a ayuntamientos. También aparecen dos bienes cuya inmatriculación "no consta": una casa en Borredà (Barcelona) y una capilla en Arbúcies (Girona), además de otros 72 en los que "faltan datos para su verificación", como diferentes terrenos, viviendas e iglesias.

En total, el informe publicado por la Conferencia Episcopal habla de 294 “incidencias” en Cataluña, entre las que también incluye 18 bienes, como viviendas y locales comerciales, que "pertenecen a comunidades religiosas u otras entidades religiosas", y otros 21 que están "duplicados", es decir, que aparecen repetidos en el registro.

Además, la Iglesia también señala que 28 bienes como viviendas, locales y terrenos fueron adquiridos "por métodos diferentes a la certificación", así como la compraventa, la donación o la herencia. Por último, 127 bienes, entre los que hay principalmente fincas, fueron "inmatriculados o adquiridos por otros títulos anteriores al periodo 1998-2015". En este caso, la Conferencia Episcopal considera que no deberían aparecer en el listado.

Cataluña es la tercera comunidad autónoma con más bienes inmatriculados en este periodo, sólo por detrás de Castilla y León y de Galicia. De las 10 diócesis catalanas, la de Urgell es la que, con diferencia, más bienes aporta a este listado (1.597 frente a los 487 de la siguiente, Solsona), y la segunda en la que se han detectado más "errores" (55), detrás de Vic, con 419 bienes inmatriculados y 116 “incidencias”.

3.722 inmuebles en Cataluna sin título que acredite la propiedad

La portavoz del Govern, Patrícia Plaja, dijo el martes que no pueden dar "categoría de excepcionalidad al hecho de que, después de muchos años, la Iglesia devuelva un millar de bienes" –en todo el Estado- y dijo que el ejecutivo catalán estudiará "cuáles son los pasos a seguir".

De hecho, la Generalitat ya informó en 2020 de que la Iglesia había inscrito 3.722 inmuebles a su nombre en Cataluña sin ningún título que acreditase su propiedad, en este caso, entre 1946 -año en el que se aprobó la Ley Hipotecaria- y 2015. Gran parte de estos bienes están situados en Lleida (58%) y, en su mayoría, son fincas rústicas o construcciones dedicadas al culto.

La Generalitat creó entonces un mapa interactivo de estos bienes y la Oficina de Mediación sobre inmatriculaciones, un servicio del Centro de Mediación de Cataluña dirigido a la Iglesia y a las personas y entidades que reclamen la propiedad de los bienes inmatriculados sin título de propiedad.

Templo de Santa Anna y Basílica de la Mare de Déu de la Mercè

La diócesis de Barcelona, por su parte, habría inmatriculado 57 bienes entre 1998 y 2015, según el listado aportado. Entre ellos, constan dos duplicados que, según el informe de la Conferencia Episcopal, corresponderían a la "casa Rectoral y el patio de entrada al Tempo de Santa Anna y al Claustro Gótico" y a la "Basílica de la Mare de Déu de la Mercè i Sant Miquel Arcàngel", además de un solar que pertenecería a la Congregación Salesiana.

"El caso de Barcelona es de la diócesis en las que se han detectado menos errores. También es verdad que la cantidad de bienes inmatriculados es menor, a diferencia de otros lugares, donde es más fácil que haya errores porque son fincas y espacios rurales y, en términos de registro, en los entornos urbanos siempre ha sido más claro", comentan desde la Iglesia Archidiocesana de Barcelona, cuyo arzobispo es Juan José Omella, también presidente de la Conferencia Episcopal. En su caso, añaden que, durante ese periodo, "sólo se inmatriculó cuando había pruebas de la titularidad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento