El año en que los alquileres volvieron a bajar: 2021 registra la primera caída de precios tras 7 años seguidos de subidas

Un cartel de 'se alquila' cuelga de un balcón en la fachada de un edificio madrileño
Un cartel de 'se alquila' cuelga de un balcón en la fachada de un edificio madrileño
Jorge París | Jorge Paris

El año pasado fue un buen año para alquilar una vivienda en España. Según los datos que facilitan los dos portales inmobiliarios más visitados del país -Fotocasa e Idealista- los precios de los arrendamientos cayeron un 3,6% en la primera plataforma y un 4,5% en la segunda entre diciembre de 2021 y de 2020.

La última vez que se registró un descenso simultáneo en los precios de las viviendas en arrendamiento en ambos portales fue en 2013, cuando los precios se redujeron un 5,2% interanual en Fotocasa y otro 4% en Idealista. No obstante, conviene señalar que en 2014 Fotocasa también registró una bajada (del 1,9%) frente a una ligera subida del 1,4% en Idealista.

Así, el metro cuadrado de vivienda en alquiler se situó el pasado diciembre en 10,6 euros por metro cuadrado en promedio para los pisos de Idealista y algo más barato -10,3 euros por metro cuadrado- para las ofertas de Fotocasa. Unas cifras que estuvieron un 6,8% por debajo del precio máximo registrado en el caso de Fotocasa -11,02 euros el metro cuadrado en abril de 2020- y un 7,8% en Idealista -11,5 euros el metro cuadrado en septiembre de 2020-.

Para poner en contexto estas cifras se pueden aplicar estos precios a la superficie promedio de un piso en Madrid (66 metros cuadrados), muy parecida a la de una vivienda en Barcelona (69 metros cuadrados). De esta forma, con los precios medios nacionales, una vivienda de ese tamaño se alquilaría por 700 euros mensuales en Idealista y 680 en Fotocasa.

A nivel territorial, la bajada viene impulsada por la importante caída de los precios en comunidades como Madrid (-4,1% en Idealista y -3,4% en Fotocasa) y la moderación en otras como Cataluña (donde solo subieron un 0,4% según Fotocasa y bajaron un 1,3% en Idealista) o Andalucía (un 0,1% en Fotocasa y un 0,8% en Idealista). Las comunidades más caras para vivir de alquiler fueron, de nuevo, Cataluña (entre 13,6 y 14 euros el metro cuadrado), Madrid (13,6) y País Vasco (entre 12,2 y 13,1).

Por provincias destacan las caídas en los precios del alquiler en Sevilla (entre el 3 y el 3,6%) y Madrid (entre el 3,4 y el 4,1%) y una cierta estabilidad en Barcelona, donde Idealista registró una bajada del 0,3% frente a un repunte del 1,5% notificado por Fotocasa. En otras provincias y comunidades resulta complicado sacar conclusiones porque las tendencias en los precios que ofrecen las plataformas son muy dispares. Es el caso de Valencia provincia, donde Idealista observó una caída del 0,4% frente a un repunte del 5,5% registrado por Fotocasa.

En cuanto a las grandes capitales de provincia españolas, Madrid -con un alivio en los precios de entre el 1,4 y el 2,7%- fue la única que experimentó un descenso considerable en los alquileres. Sevilla (entre -0,1% y 0,8%) se mantuvo estable, mientras que Valencia (entre 4,6 y 6,2%) y Barcelona (entre 3,1 y 8,2%) vieron subir de nuevo los precios.

Expertos adscritos a cada una de las dos plataformas tienen visiones diferentes de qué es lo que hay detrás de esta bajada generalizada en los alquileres. Para María Matos, directora de Estudios y Portavoz de Fotocasa, el freno en los precios se debe a "la caída de la demanda en las zonas más céntricas de las grandes ciudades" y también a una menor participación en el mercado de las "franjas de edad más maduras". 

Por su parte, Francisco Iñareta, de Idealista, achaca los descensos a "los grandes incrementos en el stock de viviendas en alquiler" observados el año pasado. No obstante, señala que "desde el verano, con el anuncio de la vuelta a las universidades, el fin de muchos de los ERTE, el teletrabajo convertido en una herramienta híbrida y la vuelta del turismo, la oferta empezó a disminuir de forma progresiva".

Donde sí coinciden ambos es en que esta situación parece tener los días contados. "[La bajada] de momento, no parece que vaya a convertirse en un cambio de rumbo que llegue a estabilizarse, debido a que los municipios de las capitales más tensionadas han comenzado a mostrar subidas nuevamente", explica Matos.

Los que ya están alquilados pagarán más

Las bajadas en los precios del alquiler del año pasado beneficiaron a quienes estaban buscando piso, pero muchos de quienes ya viven en uno se encontraron con un panorama muy diferente el año pasado. En España es frecuente -aunque no es así en todos los casos- que el alquiler que se paga se actualice en función de lo que marque el Índice de precios del consumo (IPC) en el mes en que toca revisar el contrato. 

En los últimos meses, este índice ha alcanzado cotas sin precedentes en casi treinta años. Sin ir más lejos, en diciembre del año pasado el incremento interanual del IPC ascendía a un 6,7%, lo que implica que los inquilinos que tuvieran que revisar su contrato en diciembre pagaron un 6,7% más (solo en los casos en los que estuviera indexado al IPC). Para un alquiler de 600 euros mensuales, una subida como esa supone pagar 480 euros adicionales al año. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento