El padre de Britney Spears espió a su hija colocando una cámara en su habitación

Britney Spears, durante una entrega de premios en Los Ángeles, en 2015.
Britney Spears, en 2015.
CHRIS PIZZELLO / GTRES

James Spears no solo privó de libertad a Britney Spears durante 13 años, teniendo a la artista bajo su tutela legal, la cual aprovechó para lucrarse tal y como ha señalado la propia Spears, que calcula unos 30 millones de euros como las ganancias de su progenitor. Porque durante esa privación de su libertad estuvo espiando a su hija con una cámara en su propio dormitorio.

Lo ha desvelado Sherine Ebadi, un exagente del FBI, que afirma que James utilizó un aparato de grabación oculto en el cuarto de la responsable de éxitos como Toxic o I'm a slave 4 U en lo que duró la tutela, violando la intimidad y el derecho a la privacidad de su hija. Además, también señala Ebadi que animó a otros en su situación a hacer lo mismo.

El antiguo agente asegura que esta cámara detrás de un mueble de la habitación de Britney que difícilmente iba a moverse la habitación de Britney, así como que era complicado descubrirlo porque no estaba visible ni siquiera mirando detenidamente. Explica, además, que tenía acoplada una batería extra poder grabar durante largos periodos de tiempo, tal y como han recogido desde la revista Semana.

Ebadi ha sabido que Jmes Spears ordenó a su equipo de seguridad que espiaran a su hija gracias a diversos documentos legales y a una conversación que ha mantenido con Alex Vlasov, un extrabajador de Black Box Security, empresa que estaba encargada de la protección de Britney. Vlasov admite que la idea de colocar una cámara o un dispositivo de audio fue de la propia empresa, pero que a Jamie esto le pareció una opción estupenda, dándoles luz verde casi al instante.

Tal y como explica Ebadi, "el Estado de California requiere que todas las partes den su consentimiento para cualquier grabación de conversaciones confidenciales", por lo que James Spears incurrió en un delito de violación de la intimidad de su hija... y de otras personas, dado que, usando métodos solo permitidos a las fuerzas del orden, llegó a dar instrucciones a la compañía de seguridad para que vigilase a otras "personas de interés" para él.

Vlasov ha explicado que, cuando comenzó a trabajar, circa 2012, para la compañía de seguridad, ya estaban monitorizando también su teléfono móvil, conociendo al momento con quién hablaba y sobre qué temas, así como sus publicaciones en redes sociales. Según los abogados de James Spears todo se hizo bajo el consentimiento de Britney dado que su padre era su tutor legal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento