La Mesa del Parlament acuerda eliminar el plazo en que los funcionarios pueden cobrar sin trabajar

Vista general del hemiciclo, en una sesión de control al Govern, en el Parlament, a 20 de octubre de 2021.
Vista general del hemiciclo, en una sesión de control al Govern, en el Parlament, a 20 de octubre de 2021.
David Zorrakino / Europa Press

Tras la polémica que levantó el hecho de que este lunes se hiciera público que funcionarios del Parlament de más de 60 años y con más de 15 años de servicio pueden cobrar sueldos sin trabajar antes de jubilarse, a través de la llamada licencia por edad, la Mesa de la cámara catalana ha rectificado este martes. Ha acordado por unanimidad eliminar este privilegio en 2022, para lo que se abrirá una negociación con los trabajadores con el objetivo de cerrar un pacto.

Para que desaparezca la licencia por edad, se deberá estudiar una fórmula que permita dejar sin efecto la decisión del 21 de diciembre, cuando según la presidenta del Parlament, Laura Borràs, se intentó corregir "la anomalía". Sin embargo, ese día la Mesa solo acordó rebajar de cinco a tres los años en que los funcionarios pueden cobrar sin trabajar, como consta en el Butlletí Oficial del Parlament de Catalunya del 29 de ese mes.

El diario ‘Ara’ publicó el lunes que hay hasta 21 trabajadores acogidos a la licencia por edad, que supone una partida de 1,7 millones de euros al año. Los sueldos van de los 4.000 euros mensuales de las categorías más bajas hasta los más de 10.000 que perciben dos exsecretarios generales. El porcentaje total a cobrar depende de los años de servicio prestados, pero es posible llegar al 100% si el funcionario ha trabajado durante 29 años en el Parlament.

La supresión de la licencia por edad no tendrá efectos retroactivos si se aprueba, por lo que las personas acogidas a este régimen especial continuarán estándolo.

Hay que ver qué pasa con las que hayan hecho la petición para adherirse pero todavía no están cobrando. Por este motivo, la Mesa encargó ayer un informe a la secretaría general y al letrado mayor para analizar si hay la posibilidad de parar los casos en trámite. Se quiere saber cuántas personas lo han pedido, cuántas están pendientes de que el Parlament les responda y cuántas tienen el visto bueno pero todavía no cobran.

La Mesa también ha decidido que la vicepresidenta segunda, Assumpta Escarp, lleve la semana que viene una propuesta sobre como mejorar el actual órgano interno de transparencia. Precisamente, a raíz de las tensiones por la información del ‘Ara’, han dimitido los tres miembros que lo conforman, entre ellos el exletrado mayor Antoni Bayona. Se les tiene que relevar, pero este martes la Mesa todavía no ha abordado su sustitución.

El Govern cree que "las instituciones deben ser ejemplo de buenas prácticas"

La portavoz del Govern, Patrícia Plaja, ha afirmado que las instituciones "deben ser ejemplo de buenas prácticas" y la Generalitat "trabaja" en esa línea, si bien ha rehusado valorar directamente la polémica sobre los privilegios por edad de los funcionarios del Parlamento catalán.

Preguntada al respecto en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Ejecutivo catalán, Plaja ha rechazado reiteradamente opinar sobre esta polémica, ciñiéndose a la "separación de poderes" entre gobierno y parlamento y al "sistema diferenciado" entre ambas instituciones.

La portavoz del Govern ha considerado que la presidenta del Parlament, Laura Borràs, "ya ha dado explicaciones y se están tomando medidas oportunas", como la decisión acordada esta mañana por la Mesa de la Cámara catalana.

Sin embargo, Plaja sí ha afirmado que "es obvio que las instituciones deben ser ejemplo de buenas prácticas y cualquier institución debe dar ejemplo de buen funcionamiento en general". "El Govern trabaja para ello", ha sentenciado.

ERC dice que faltó información

La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha lamentado este martes que el régimen especial que permite que funcionarios del Parlament sigan cobrando pese a no trabajar, llamado 'licencia por edad', no se eliminara antes y cree que faltó información para no hacerlo, aunque ha celebrado que la Mesa de la Cámara haya acordado trabajar para acabar con este tipo de retribución.

En rueda de prensa, ha afirmado que no había otra opción que "revertir" el acuerdo que se alcanzó con los trabajadores y que se aprobó la Mesa el 21 de diciembre, por la que los funcionarios del Parlament pueden cobrar sin trabajar tres años anteriores a jubilarse, en lugar de cinco.

Considera que ese acuerdo no era bueno porque no acababa con una "situación de privilegio" y ha argumentado que los miembros de la Mesa de ERC no tenían la información completa sobre el asunto cuando se acordó en el órgano director de la Cámara.

Ha criticado que ese acuerdo se presentó en la Mesa como un "trámite más" sin dar más explicaciones ni desvelar las implicaciones que conllevaba, y asegura que por eso se aprobó por unanimidad.

Vilalta ha argumentado que cuando llegan trámites de este tipo a la Mesa se da "confianza" y por eso no se revisó qué implicaba ese acuerdo con los trabajadores, pero cree que, si hubieran tenido la información completa, el resultado podría haber sido diferente.

"Si alguien lo detectó, se debería haber arreglado", ha criticado en alusión velada a la presidenta del Parlament, Laura Borràs, ya que cree que en la Mesa no se explicó toda la información sobre las 'licencias de edad' ni que había una petición de transparencia para acceder a esos datos.

Por eso, ha reivindicado que en el momento en el que han conocido toda la información ERC ha defendido actuar para acabar con este régimen que permite cobrar sin trabajar y la Mesa ha acordado trabajar para eliminar esta 'licencia de edad'.

El PSC ve "opacidad" en la Mesa 

La portavoz del PSC en el Parlament, Alícia Romero, considera que el régimen especial que permite a funcionarios de la Cámara cobrar pese a no trabajar se ha tratado con "opacidad" en la Mesa, que ha acordado este martes trabajar para eliminar las llamadas 'licencias de edad'.

En rueda de prensa, Romero ha criticado que "dentro de la propia Mesa ha habido una falta de transparencia" sobre este régimen especial.

A preguntas de los periodistas, ha explicado que su grupo parlamentario conocía la existencia de las 'licencias de edad' y del acuerdo de diciembre para reformarlas, pero no datos como cuánta gente se beneficiaba de ellas ni salarios de algunos trabajadores: "La información se había dado de forma parcial".

Preguntada por el hecho de que el socialista y secretario primero de la Mesa, Ferran Pedret, lleve el ámbito de personal, Romero ha replicado que esta responsabilidad recae en parte en un diputado del PSC desde hace solo unos meses: "En los últimos 12 años no hemos tenido ninguna responsabilidad en temas de personal, ni mayoría en la Mesa".

"Toca pedir algunas explicaciones a anteriores presidentes del Parlament", ha remarcado, y ha asegurado que Pedret no negoció la revisión de las 'licencias de edad' con los trabajadores de la Cámara, sino que la negociación dependió de equipos directivos, como Secretaría General y responsables de personal, ha dicho.

Ha criticado que asuntos como anticipos de la nómina deban pasar por la Mesa, pero que no deban hacerlo las peticiones para acogerse a esta 'licencia de edad': "Tenemos que mejorar algunos procedimientos, la transparencia de la propia Mesa y la información que llega a los grupos parlamentarios".

Así, ha apostado por desarrollar los mecanismos de transparencia del Parlament, ámbito que depende de la también diputada del PSC-Units y vicepresidenta segunda de la Mesa, Assumpta Escarp, que desconocía peticiones de transparencia sobre este caso, según Romero.

Cs exige responsabilidades

El portavoz de Cs en el Parlament, Nacho Martín Blanco, ha exigido que asuman su responsabilidad "todos los que han sido responsables de la prolongación en el tiempo" del caso de los funcionarios del Parlament que cobran sin trabajar, aunque descartan presentar acciones legales al respecto.

En rueda de prensa este martes en el Parlament, ha tildado esta práctica de inadmisible en términos democráticos y, al ser preguntado por si recurrirán este caso, lo ha descartado por considerar que "es más un fraude moral que un fraude estrictamente legal, constituyente de un delito".

"Es un auténtico escándalo. Esto demuestra hasta qué punto los partidos que han gobernado Catalunya en los últimos años han hecho y deshecho sin ningún tipo de respeto, transparencia o rendimiento de cuentas. Es una forma de operar fraudulenta hacia la ciudadanía", ha añadido.

Ha anunciado que Cs ha presentado preguntas y solicitudes de información en el Parlament, para saber si "estas prácticas fraudulentas se producen en otros ámbitos, como en el Govern o en órganos como la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) o el Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC)".

Para Martín Blanco, sobre este asunto tienen responsabilidades compartidas tanto los partidos independentistas como el PSC: "Cuando fue Ernest Benach presidente del Parlament e introdujo esta medida, fue aprobada por todos los grupos de la Mesa; todos forman parte de este régimen de la 'omertá' que ha creado el independentismo".

Albiach pide acabar con el régimen de 'licencias por edad'

La presidenta de los comuns en el Parlament, Jéssica Albiach, ha pedido acabar con el régimen de 'licencias por edad' en la Cámara catalana que permite que haya funcionarios que cobren sin trabajar durante tres años, después de que la Mesa del Parlament lo acordase por unanimidad el pasado 21 de diciembre.

En rueda de prensa este martes en la Cámara catalana, también ha pedido que se celebre una Mesa ampliada, ya que no hay ningún miembro de su formación en el órgano rector, y ha explicado que así podrían exponer sus propuestas: acabar con el régimen de 'licencias por edad' y que haya un órgano externo de control del Parlament.

"Estos privilegios son inexplicables e insostenibles desde el punto de vista ético y moral. No es normal cobrar sin trabajar: no es normal ahora y no lo ha sido nunca", ha censurado Albiach, que ha criticado que la Mesa aprobase por unanimidad mantener este régimen de licencias por edad y que a raíz de una investigación periodística se planteen cambiarlo.

Ha calificado de maquillaje el acuerdo adoptado el 21 de diciembre, que rebajaba de cinco a tres años el periodo que duraba esta 'licencia por edad', y ha lamentado "que este cambio haya venido a golpe de titular y no por la convicción democrática" de los grupos políticos que forman parte de la Mesa del Parlament.

Además, ha concretado que el Parlament debería de ser sometido a un control externo porque "el que controla no puede ser el controlado", por lo que propondrán que la Cámara se somera a un convenio con la Comisión de Garantía del Derecho de Acceso a la Información Pública (Gaip), un órgano especializado e independiente elegido por mayoría de tres quintas partes del Parlament. 

Albiach también se ha posicionado en contra de una posible aumento del salario de los diputados, a raíz de que la parte de las dietas haya comenzado a tributar y por lo tanto hayan bajado el sueldo neto que perciben.

"Lo que propone la presidenta del Parlament es compensar la parte tributada con una subida de salario. Estamos radicalmente en contra", ha asegurado la líder de los comuns, que considera que los sueldos de los diputados deben parecerse más a la media de los salarios de los catalanes.

Pellicer (CUP) ve "injustificable" la 'licencia por edad'

El diputado de la CUP en el Parlament Xavier Pellicer ha asegurado que es "injustificable" que exista el régimen de 'licencia por edad' para funcionarios del Parlament, que permite que sigan cobrando su sueldo sin trabajar, y ha reclamado su retirada.

En rueda de prensa este martes, ha celebrado que la Mesa del Parlament haya acordado por unanimidad abrir la negociación con los trabajadores de la Cámara para estudiar la retirada de este régimen.

El diputado ha concretado que hay una docena de trabajadores que han hecho la petición para acogerse a este régimen, además de los al menos 21 profesionales que ya están disfrutando el mismo, algo que supone una partida de 1,7 millones de euros al año.

Ha explicado que el 21 de diciembre votaron a favor de reducir este régimen de cinco a tres años porque suponía "reducir este privilegio", pese a que su posición era suprimirlo, y se ha preguntado si deberían haber tenido una posición más dura y oponerse directamente a la reducción de la licencia.

Pellicer ha asegurado que cuando se aprobó este régimen especial, en 2008, la CUP no tenía representación en el Parlament, y ha añadido que si la hubiesen tenido habrían votado en contra de esta figura: "Nuestro grupo parlamentario es el único que no ha aprobado ni un solo Presupuesto de la Cámara".

Ha defendido que se deben revisar, regular y retirar "los privilegios de la clase política, de los diputados y altos cargos que se mantienen a día de hoy, por una cuestión de justicia social y de credibilidad". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento