El hijo de Toñi Salazar, en el punto de mira: "¡Que nos pague ya!"

Toñi Salazar, en una imagen reciente.
Toñi Salazar, en una imagen reciente.
GTRES

Fue 20minutos el medio que anunció en exclusiva que Borja Rilo, el hijo de la cantante Toñi Salazar, había sido denunciado por supuesta estafa. Varios ciudadanos le acusaban de haberles engañado al venderle, a través de su empresa de compraventa de coches, vehículos de segunda mano con importantes e insalvables averías que imposibilitaban su uso. Es el caso de la familia Ramos que, con dos hijos con necesidades especiales, confiaron en Borja para la adquisición de una furgoneta, por valor de 6.100 euros, que dio problemas desde su compra: perdía agua, el cambio automático no funcionaba y se calaba en cualquier trayecto.

El matrimonio pudo confirmar, tras iniciar las acciones legales oportunas para reclamar los importes entregados, que la furgoneta estaba embargada y nunca pudo haberse vendido ni comprado por terceros. 20minutos ha podido saber que, tras admitirse a trámite y producirse las declaraciones de todas las partes, el hijo de la cantante de Azúcar Moreno intentó, in extremis, alcanzar un acuerdo extrajudicial. Tal y como obra en la documentación a la que hemos tenido acceso, tras varias negociaciones, Borja se comprometió a ingresar 6.000 euros para zanjar el conflicto.

Ana y Juan fueron puntualmente informados. La parte deudora se comunicó, de forma amistosa, asegurando que la transacción se realizaría la pasada semana pero ni siquiera con el acuerdo sobre la mesa se han respetado los plazos: "Estamos desesperados porque, además, después de las reclamaciones él me mandó un correo electrónico insultándome. Estamos muy mal, psicológicamente estamos totalmente destrozados y ya no sabemos qué hacer para que esto termine. Nuestra situación es extremadamente grave porque económicamente las cosas no van bien y el coche que teníamos, que nos iba sacando de algún apuro, ya no sirve. Tenemos citas médicas importantes y para ir con mis dos hijos enfermos es muy complicado. Porfavor, queremos justicia y que nos pague ya", dice Ana, completamente rota, en conversación con este diario.

Ana y Juan no pueden ocultar su tristeza pero tampoco su enfado, pues tras varias pesquisas han descubierto que, a pesar de haber declarado que su empresa había quebrado, "Borja tiene activa otra sociedad en la que sigue vendiendo coches y, quién sabe, si engañando a gente como a nosotros". Vivir para ver.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento