Los amarradores cargan contra unos servicios mínimos "abusivos" en la primera jornada de huelga en el Puerto de Barcelona

La Guardia Civil presente en la primera jornada de huelga.
La Guardia Civil presente en la primera jornada de huelga.
@portuariol

Los trabajadores del Puerto de Barcelona han empezado hoy la huelga indefinida convocada por los amarradores tras no llegar a un acuerdo con las directivas de Mooring, Cemesa y “Lanchas y Amarres”. Reclaman a la compañía una unificación del salario entre los empleados procedentes de Mooring y Cemesa, pluses por servicios polivalentes, auxiliares, el aumento de la plantilla e incrementos salariales de acuerdo con la evolución del IPC.

El paro se está desarrollando en medio de protestas por unos servicios mínimos "abusivos" establecidos en el 70% por la Autoritat Portuària de Barcelona (APB) y con equipos de 14 personas. "Me estás poniendo unos servicios mínimos altos, que serían lo que pido, pera a la hora de ponerlos cada día no quieres", ha denunciado el miembro del comité y de la Unió Sindical de Treballadors del Puerto (USTP), Sam Torrent. El presidente del Puerto, Damià Calvet, ha explicado este lunes al mediodía que los retrasos pueden ser de entre una y dos horas.

El portavoz de la CGT en la antigua empresa Cemesa, Daniel Català, ha explicado que los trabajadores denunciarán estos servicios mínimos "totalmente abusivos". De acuerdo con el informe formulado por la Subdirección General de Explotación y Planificación Portuaria, se ha establecido un coordinador y 13 amarradores, de los que tres tendrán que tener la titulación náutica para pilotar los barcos de amarre, entre las cinco de la madrugada y las 11 de de la noche. Para la franja restante, se ha fijado un coordinador y 10 amarradores.

De acuerdo con el documento de los servicios mínimos, este 70% no tendría que "ocasionar demoras" en el servicio, aunque los amarradores han asegurado que al menos dos grandes barcos se han visto afectados esta mañana. Se trata del crucero Costa Luminosa, que ha entrado una hora más tarde de lo previsto, y de un barco de carga que lo tenía que hacer a las seis de la mañana y lo ha hecho unas tres o cuatro horas más tarde.

En cambio, los de primera hora de la mañana, como el 'Volcán del Teide' de Trasmed GLE, lo han hecho con normalidad. De cara a la tarde, se prevé la llegada de tres ferris procedentes de las Baleares, entre otros.

Visita de la ministra Sánchez

En un acto, este lunes en la terminal BEST, con la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, el presidente del Puerto ha explicado que normalmente hay cuatro o cinco operaciones de amarre simultáneas y que ahora, con los servicios mínimos, solo habrá una, lo que puede causar "ciertos retrasos" de hasta dos horas. En total, el puerto tiene previstas este lunes 23 operaciones, de las que este mediodía ya se habían llevado a cabo 9. 

Calvet ha afirmado que espera que el diálogo entre empresa y trabajadores lleguen a un entendimiento en los próximos días que permita recuperar la normalidad. "Es un tema entre la empresa y los trabajadores en el ámbito privado con la observancia del puerto", ha comentado Calvet.

Català espera que los responsables de Amarres de Barcelona quieran negociar en las próximas horas o días. "Esperamos un gesto por parte de la empresa, siempre estamos abiertos a negociar", ha señalado Català. "Las huelgas no gustan a nadie, no tenemos más remedio", ha añadido el portavoz de la CGT.

En principio, la empresa y los representantes de los trabajadores llegaron a un preacuerdo el pasado viernes que tenía que ser ratificado por la asamblea de trabajadores este fin de semana. Los amarradores, sin embargo, lo tumbaron y aprobaron seguir adelante con la huelga indefinida.

El origen del conflicto 

El conflicto se remonta a finales de 2021 cuando diversas empresas solicitaron la unificación de las mismas a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Mooring y Cemesa, dos compañías hasta hace poco competidoras, obtuvieron el visto bueno de la comisión y dicha unificación se llevó a cabo y pasó a llamarse Amarradores del Port de Barcelona S.L.

Desde la Comisión hubo renitencias a aprobar esta fusión, ya que, inicialmente se consideró que la concentración afectaría negativamente a la competencia e iría acompañada de un aumento de precios. Finalmente, las empresas se comprometieron a no hacerlo durante los siguientes cinco años ni a empeorar las condiciones comerciales.

Si bien no, los que se han visto afectados han sido los trabajadores del puerto. En un comunicado publicado el pasado sábado en la página web de la Confederación General del Trabajo en Cataluña, el sector de puerto y mar ha dicho que “durante el año pasado, hubo varios preavisos de huelga

Por el incumplimiento, por parte de las empresas, del personal mínimo requerido para operar al Puerto; así como con MOORING, de no cumplir la equiparación salarial con los trabajadores de CEMESA, pactada para finales de este año.”

Aseguran que hay casos de empleados procedentes de Cemesa que tienen el sueldo congelado desde 2012 y exigen unificar los salarios y que se incrementen un 5,3% para este año, siguiendo la línea con el aumento del IPC y al menos, un 4% para 2023 en base a las tablas de este año.

Las diferencias en las condiciones no son solo salariales. Los amarradores también se quejan de que las tareas no se acuerdan con la categoría y que hace falta más personal. Tras la unificación de las empresas el total de trabajadores es 105, pero según el pliegue de condiciones de las Autoridades Portuarias de Barcelona (APB) se establece que cada una tiene que tener mínimo 58 empleados, por lo tanto, 116 en total.

"Voluntad de diálogo"

Los trabajadores han asegurado tener “voluntad de diálogo” para negociar y llegar a un acuerdo con la empresa. Sin embargo, en las últimas semanas las reuniones no han dado soluciones.

El comunicado publicado por los amarradores recogía que “la parte social y trabajadores el viernes 14 de enero realizaron una segunda reunión en el CMAC de Barcelona, donde la empresa propuso unas mejoras, ayer por la tarde se hizo una asamblea de trabajadores de amarre y decidieron por mayoría, no aceptar la propuesta e ir a la huelga”.

Esta mañana desde la organización del CGT Catalunya, denunciaban mediante las redes sociales la presencia de cuerpos policiales para hacer fracasar la huelga y frenar los piquetes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento