Los ataques, que se produjeron un mes después de que la página web de la Casa Blanca fuera blanco de un asalto similar, dejó a millones de usuarios sin poder realizar una serie de actividades diarias que han asumido un papel cada vez más importante de sus vidas.

Los incidentes también subrayan la vulnerabilidad de las redes sociales de Internet, que han sido anunciadas como poderosas nuevas herramientas políticas para contrarrestar la censura y el autoritarismo.

Twitter, que permite a sus usuarios publicar mensajes breves de 140 caracteres a grupos de 'seguidores', es una de las empresas de Internet de más rápido crecimiento.

Un ejecutivo de Facebook dijo que los ciberataques del jueves iban contra un 'blogger' georgiano con cuentas en las páginas afectadas, según una noticia de la web de noticias sobre tecnología CNET.

El cofundador de Twitter Biz Stone dijo en su blog que la compañía prefería no especular respecto a la motivación del ataque malicioso que inutilizó la página y lo mantuvo inaccesible durante varias horas.

'Twitter está trabajando estrechamente con otras compañías y servicios afectados por lo que parece ser un ataque único, de coordinación masiva', declaró.

Miembros de Facebook, la mayor red social de Internet con más de 250 millones de usuarios activos, sufrieron retrasos al conectarse para actualizar sus perfiles.

Al igual que Twitter, Facebook dijo que los problemas parecieron derivarse de lo que se califica como una 'denegación de servicio', una técnica en la que los piratas informáticos sobrecargan los servidores de una página con solicitudes de comunicación.

En Internet surgieron especulaciones acerca de que otros sitios, incluido Google, también habían sufrido ataques después de que la página LiveJournal denunciara haber sido atacado el jueves por ciberpiratas, pero esos rumores no pudieron ser confirmados.

'Los sistemas de Google previnieron un impacto sustancial en nuestros servicios', dijo el buscador líder de la Red en un comunicado en el que señaló que estaba en contacto con algunas páginas que sí se vieron afectadas por los ataques del jueves para ayudarles a investigar.

ATAQUES ANTISOCIALES

Los motivos detrás de un ataque de denegación de servicio pasan por causas políticas, buscar la atención masiva e intentos de extorsión, con grupos criminales amenazando cada vez más con perjudicar y dejar fuera de servicio a páginas populares que no paguen las tarifas exigidas, según expertos de seguridad.

En julio, una ola de ataques similares impidió el acceso a varias páginas importantes de Estados Unidos y Corea del Sur, incluyendo el de la Casa Blanca. La agencia de espionaje de Corea del Sur dijo que podrían haber sido acciones de Corea del Norte.

La fama del recién llegado Twitter lo convierte en un objetivo fácil para los 'hackers', dijo Steve Gibson, presidente de la firma de investigación de seguridad de Internet Gibson Research. El número de usuarios únicos en todo el mundo de su página alcanzó en junio los 44,5 millones, 15 veces más que el año anterior, según datos de comScore.

Los ataques de negación de servicio 'no son diferentes de cualquier otro ataque' pero van 'a un gran número de personas que se han vuelto, de algún modo, dependientes de este servicio de próxima generación en tiempo real', dijo.

Un único grupo podría estar detrás de los problemas de Twitter y Facebook, ya que los ciberpiratas desarrollan capacidad para atacar múltiples sitios al mismo tiempo, dijo Gibson.

'Parece un poco demasiada coincidencia. Son como servicios relacionados. Son similares. Son muy populares', dijo, pero señaló que hasta ahora era sólo especulación.