Destapan la décima fiesta de Boris Johnson: fue la despedida de un asesor e incluso dio un discurso

El primer ministro británico, Boris Johnson, en su residencia de Downing Street.
El primer ministro británico, Boris Johnson, en su residencia de Downing Street.
EFE/EPA/FACUNDO ARRIZABALAGA

El primer ministro Boris Johnson acumula ya diez fiestas a las que acudió cuando la pandemia de covid-19 obligaba a establecer restricciones en el país.

Según informa el diario Mirror, el presidente acudió a la despedida de su asesor de defensa, el capitán Steve Higham, en las navidades de 2020 mientras se defiende alegando que no se trataba de una fiesta.

Desde Downing Street han declarado que el Johnson “creía implícitamente que se trataba de un evento de trabajo”, por lo que “no es cierto que el Primer Ministro haya sido advertido sobre el evento con anticipación”. 

No obstante, explican que estuvo “allí durante unos minutos para agradecerle su servicio” y que “un pequeño número del personal del número 10 se despidió brevemente”.

Sin embargo, fuentes de Downing Street han declarado al columnista Dominic Lawson (Sunday Times) que el primer ministro sí había sido advertido de la naturaleza de la reunión.

“La semana pasada hablé con un ex funcionario de Downing Street que dijo que al menos dos personas le habían dicho al primer ministro, después de ver la invitación enviada por correo electrónico de Martin Reynolds, que esto era ‘una fiesta’ y debería cancelarse de inmediato” declaraba el periodista.

“Me dijeron que la respuesta desdeñosa de Johnson fue decir que estaban ‘exagerando’ y elogiar a Reynolds como ‘mi leal labrador’.

"Luego le pregunté a alguien que conoce al primer ministro desde hace décadas qué podría haberlo hecho adoptar ese enfoque (aparte de la hospitalidad y la afabilidad naturales).

“Su respuesta inmediata fue: ‘Es porque en el fondo obviamente pensó que las regulaciones eran ridículas, entonces, ¿por qué debería estudiarlas?’”.

Más problemas a parte de las fiestas

En medio de esto, también han salido a la luz fotografías, tomadas en septiembre de 2020, en las que se muestran a Carrie, esposa de Johnson, ignorando normas de distanciamiento social.

Todo ello hace que las disculpas del Primer Ministro por el “Partygate” de mayo del mismo año , queden en papel mojado y mermando su reputación. Esto también implica que Johnson se enfrentaría a “acusaciones de violar el código ministerial al mentir a la Cámara de los Comunes”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento