La curiosa forma en que los perros saben la hora

El adiós a un perro es un momento complicado.
Un perro labrador.
Pexels

¿Por qué hay perros que despiertan a sus dueños cada día a la misma hora? ¿Cómo pueden conocer exactamente el momento en que les toca comer o salir de paseo? ¿Pueden realmente intuir cuándo va a volver a casa un miembro de la familia? La respuesta es sí. No solo es que los mejores amigos del hombre sean animales de costumbres, sino que, además, tienen la capacidad de saber cuándo les toca hacer ciertas cosas.

Una de las referencias que tienen los perros para conocer qué hora es son los ciclos del día y noche, que se reflejan en los cambios de intensidad de la luz y de la temperatura. No obstante, su organismo dispone de otros mecanismos para cuantificar el paso del tiempo, como explica National Geographic, y uno de ellos se encuentra en su trufa, esto es, su nariz, que se comporta como un auténtico reloj.

El olfato de los perros es entre 10.000 y 100.000 veces más potente que el de los seres humanos, lo que les permite detectar cambios en el ambiente de los que las personas no son ni remotamente conscientes. Con este sentido tan desarrollado, pueden captar el olor único de cada individuo, gracias a las partículas que se desprenden de la piel y permanecen en el aire.

Aunque este aroma se va atenuando con el paso de las horas, los perros pueden capturar estas partículas al lamerse la trufa y transmitirlas a su olfato, capaz de calcular la concentración de estas. Esto les permite, por ejemplo, comprender cuándo alguien salió de casa y, en el caso de que los miembros del hogar sigan unos horarios regulares, en qué momento regresará.

Además, hay que tener en cuenta que los olores en una estancia se mueven a lo largo del día a causa de las corrientes y los movimientos del aire caliente y frío. Esto hace que los perros puedan 'oler el tiempo'. Estos ciclos hacen que puedan saber cuántas horas han transcurrido desde una determinada actividad y anticipar cuándo toca repetirla o realizar otra. 

Además, los perros son grandes observadores y, aunque esto no esté estrictamente relacionado con el pasar de las horas, les permite adelantar qué evento va a ocurrir. Así, la expresión corporal o los gestos de la cara posibilitan al mejor amigo del hombre conocer qué va a suceder a continuación, como un baño, un paseo o una comida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento