Cuando tu trabajo deja de interesarte: qué causa la desmotivación laboral

  • Es la situación de aburrimiento, desinterés o apatía que podemos sentir respecto al trabajo.
  • Las causas son muchas y varían mucho dependiendo del empleo y el empleado.
El estrés laboral está vinculado a un bajo rendimiento.
La monotonía o el estancamiento pueden llevar a la desmotivación laboral. 
GTRES

Nos pasamos trabajando dos tercios de nuestro tiempo. En concreto, se calcula que trabajamos unos 227 días al año, 1.816 horas. Siendo así, sería estupendo que el trabajo nos hiciera felices o al menos no nos procurara infelicidad. Pero en la inmensa mayoría eso no ocurre. De hecho, no sólo no somos felices con nuestro empleo sino que tampoco estamos comprometidos con él.

Pero cuando el trabajo deja de interesarnos, dejamos de comprometernos. Es la desmotivación laboral, que ampliada nos lleva a lo que los anglosajones llaman burnout, que nosotros traducir como 'síndrome del trabajador quemado'.

Empleados que manifiestan haber sufrido 'burnout'
.
.

La desmotivación en el trabajo puede ser muy variada, dependiendo de cada persona y situación. Sin embargo, podríamos decir que la desmotivación laboral es la situación de aburrimiento, desinterés o apatía que puede sentir un trabajador respecto su puesto de trabajo. Las causas son muchas y varían mucho dependiendo del empleo y el empleado, pero básicamente son éstas que resumen los expertos en recursos humanos de Esneca Business School:

Desconexión o aislamiento

Una causa muy notoria tras la implantación del teletrabajo en nuestras rutinas es la sensación de desconexión o aislamiento. Después de trabajar durante años en crear una estructura laboral basada en el trabajo en equipo y en la motivación grupal, algunas empresas no han sabido mantener esta metodología. Sentirse ‘solo’ en un proyecto puede causarnos aburrimiento y desmotivarnos.

¿Qué prácticas debería prohibir la UE en materia laboral?

Comunicación pobre y mal gestionada

Una comunicación interna mal gestionada puede ser también una causa de la desmotivación de los empleados. La incapacidad de comunicarse con los rangos superiores, el miedo a hacerlo o la inseguridad de las consecuencias puede conducirnos a una sensación de desmotivación en el trabajo.

Estancamiento económico

Es completamente usual que, al empezar en una empresa, casi no le demos importancia al sueldo o remuneración que percibimos. Entre la ilusión por aprender nuevas cosas, las ganas de encajar en el equipo y el empeño en demostrar nuestra valía, el sueldo ocupa otros lugares secundarios. Sin embargo, cuando un empleado lleva años en el mismo trabajo y su sueldo se mantiene estancado, éste puede sentirse desmotivado.

Monotonía

Otra de las grandes causas de la desmotivación laboral es la monotonía. Realizar cada día el mismo trabajo las mismas tareas y al mismo ritmo puede resultar agotador tanto mental como físicamente.

Desacuerdo con la filosofía empresarial

¿Un vegetariano trabajando en una empresa de embutidos? Pues ocurre más de lo que pensamos. El desacuerdo con la actividad o filosofía de la empresa puede causarnos no solo malestar con nosotros y nuestro alrededor, sino también desmotivación laboral.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento