El Gobierno de Canarias abona otros 1,2 millones de euros a empresas y autónomos afectados por el volcán

Dignora amanece en su habitación, han pasado casi 4 meses desde que tuvo que abandonar su hogar. Aunque a la tranquilidad le acompaña la prudencia.Todavía van con miedo por los gases, abren las ventanas y puertas durante horas. En frente, su vecina Matilde teme tener que volver a marcharse. Escucha ruidos y piensa que el volcán puede despertar de nuevo. Ella no ha podido instalarse todavía, el paso del volcán ha dejado estragos en su vivienda. Humedades, gases y mucha ceniza que tiene que limpiar. En el caso de Francisco, con la erupción se paralizó su principal sustento. Su restaurante lleva más de tres meses cerrado, sin facturar y teniendo que gastar dinero para vivir. Limpia la ceniza para preparar su reapertura, que espera pueda ser el lunes. La vuelta va ser lenta, hay que tomar todas las precauciones posibles. Pero la esperanza empieza a florecer en la vida de casi un millar de evacuados.
Trabajos de mejora en una vivienda afectada por el volcán.

La Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias ha completado durante los primeros días de este mes de enero el segundo pago relacionado con la línea de ayudas de emergencia por pérdidas económicas de relevancia, como consecuencia de la erupción volcánica en la isla de La Palma, por importe de 1,2 millones.

Este segundo desembolso, tramitado por la Dirección General de Promoción Económica, eleva el pago total hasta los 2,4 millones de euros y alcanza las 177 empresas y personas autónomas, cuando en el primer pago, que se completó el pasado 29 de diciembre, se habían satisfecho los primeros 1,2 millones de euros y se había alcanzado a 80 beneficiarios, que se habían visto obligadas a dejar de trabajar, por los efectos de la catástrofe natural en sus negocios.

La consejera del área, Elena Máñez, apuntó que su departamento trabaja para lograr que todas las ayudas que se puedan poner a disposición del tejido productivo palmero lleguen a materializarse y recordó que "ahora que llega la reconstrucción no se puede obviar la situación de la que parten muchos negocios en la isla y ayudas como estas pueden representar una diferencia a la hora de conseguir una reactivación económica más ágil".

El requisito fundamental para acceder a esta ayuda es haber sufrido la paralización total y continuada de la actividad económica o profesional desarrollada en infraestructuras afectadas por la erupción volcánica, ya sea como consecuencia de la pérdida total del establecimiento o por otras circunstancias sobrevenidas que hayan impedido el normal desarrollo del negocio: corte de los accesos al municipio, pérdida de suministros básicos, cierre del espacio marítimo o confinamiento de la población, entre otras cuestiones, con la consiguiente pérdida total de ingresos propios de la actividad empresarial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento