Moreno pide "prudencia" sobre la Semana Santa porque "es imposible saber qué pasará en 2 meses y medio"

Semana Santa Sevilla 2019. Hermandad de Pasión
La Semana Santa de 2019 fue la última que pudo celebrarse en las calles.
20M EP

Aún quedan tres meses para la próxima Semana Santa, pero las preguntas sobre si se podrá o no celebrar, después de dos años sin procesiones en las calles, ya están en el ambiente. El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, apuesta por ser cautos en los pronósticos. "Es imposible afirmar qué va a pasar dentro de dos meses y medio como para decirlo con rotundidad", señaló en su comparecencia tras el consejo de Gobierno que la Junta celebró ayer de manera excepcional en la Alcazaba de Almería.

"Deseo de manera entusiasta que se celebre porque soy cofrade, pero vamos a ser prudentes", añadió el presidente, quien recordó que en cualquier momento "puede aparecer una nueva cepa", como ha sucedido en los últimos meses con la irrupción de la variante ómicron, que "nos ha echado a perder" unas Navidades que "prácticamente todos teníamos asumidas que iban a ser de cierta normalidad". Por su parte, el vicepresidente, Juan Marín, apostó porque la "Semana Santa se lleve a cabo con normalidad, atendiendo a las instrucciones que nos den las autoridades sanitarias".

Estas declaraciones llegan un día después de que el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, se mostrara más optimista respecto a una celebración con normalidad de la Semana Santa, que arranca el 10 de abril con el Domingo de Ramos. "Algo muy extraordinario, desde el punto de vista negativo, tendría que pasar para que no tuviéramos Semana Santa y Feria este año", expresó el regidor, quien, además, puso como ejemplo la celebración de la Cabalgata de los Reyes Magos y el Heraldo y "el comportamiento ejemplar de los ciudadanos".

Sea como sea, las perspectivas del Covid de cara los próximos meses son buenas. Según Moreno, "podemos estar al comienzo del principio del final de la sexta ola". El presidente celebró que "la incidencia acumulada empieza a desacelerarse" y que "la enorme capacidad infecciosa" de la variante ómicron "no tiene correspondencia en la gravedad en el ámbito clínico".

El presidente reconoció que "estamos inmersos en la sexta ola con una enorme intensidad de contagios", pero cuya incidencia se ha rebajado "gracias a las vacunas y a la ciencia". En este sentido, destacó que "Andalucía es un referente mundial con un 93% de vacunación".

Asimismo, el presidente reconoció que las decisiones que adoptan las administraciones para contrarrestar los efectos del coronavirus "nada tienen que ver en esta sexta ola", de manera que si con las anteriores "cerrábamos y limitábamos la movilidad", actualmente "tenemos más conocimiento". Todo ello, concluyó el popular, hace pensar que el coronavirus derive de "pandemia a endemia, como puede ser la gripe".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento