Los alcaldes sevillanos, en pie de guerra por el "deterioro" sanitario

  • Cerca de 80 regidores protestan contra el "auténtico colapso" en la Atención Primaria en la provincia.
  • La Junta niega la alarma sanitaria y recuerda que el 91% de los 20.000 refuerzos Covid ya están contratados.
Protesta ante un centro de salud en La Algaba
Protesta ante un centro de salud en la localidad sevillana de La Algaba
Ayto. La Algaba

La Plataforma por la sanidad pública aglutina ya a cerca de 80 alcaldes de la provincia de Sevilla. Creada el pasado viernes por los alcaldes de Osuna, Utrera, Los Palacios y Villafranca, Bormujos, Villaverde del Río y Peñaflor para protestar contra el "retroceso" de la sanidad pública en la provincia, la adhesión de nuevos regidores les ha llevado a adoptar más medidas. Así, el próximos lunes 17 de enero, celebrarán un acto de protesta en el patio de la Diputación, que servirá a su vez para constituir formalmente esta Plataforma que se rebela contra "el deterioro que está sufriendo la sanidad pública en los últimos meses". En dicho acto, se elegirá una coordinadora, se diseñarán futuras acciones y se aprobará un documento inicial donde se recojan las exigencias en materia de refuerzo sanitario.

Según destacó la Plataforma en un comunicado, la "avalancha de adhesiones" demuestra "la gravedad del problema que están sufriendo cada día los vecinos de los pueblos y ciudades, desde el más pequeño al más grande y en todas las comarcas". Y es que, señala, "la situación de la Atención Primaria es alarmante, de auténtico colapso, y sus necesidades de instalaciones, medios y recursos humanos deben ser atendidas ya, sin demoras, antes de que sea demasiado tarde".

Con este fin, se ha creado una Plataforma que, según sus integrantes, nace "sin distinciones de colores políticos, tamaño de los municipios o comarcas donde se encuentren", si bien por el momento la amplia mayoría de los firmantes son alcaldes de signo socialista.

Ante esta situación, la secretaria de Política Municipal de Grandes Poblaciones del PSOE de Andalucía, Isabel Ambrosio, exigió ayer al presidente de la Junta, Juanma Moreno, que "aparque su actitud pasota y responda con urgencia" a la oferta socialista de acuerdo para "salvar" la sanidad andaluza. Ambrosio advirtió que "la emergencia sanitaria en la comunidad en plena sexta ola del coronavirus es la máxima preocupación de los andaluces", aunque para Moreno "no sea una prioridad atender la oferta de acuerdo en favor del sistema sanitario público andaluz".

Los socialistas abogan por un "gran pacto por la sanidad pública andaluza que contemple un plan de choque con una inversión de 400 millones de euros, para reforzar la Atención Primaria con más sanitarios y contratos estables". "No tiene sentido el despido de 8.000 sanitarios y la amenaza de que 12.000 más puedan salir por la puerta en marzo cuando más se les necesita", lamentó.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, salió al paso de las críticas para asegurar que el 91% de los 20.000 sanitarios que la comunidad autónoma incorporó el año pasado de refuerzo para afrontar la pandemia de Covid-19 con dinero del Estado a través de los fondos Covid se encuentran "hoy contratados, con nombres y apellidos". Moreno quiso "desmentir algunos de los mantras falsos" que pesan sobre su gestión de la sanidad. Para ello, recordó que el SAS cuenta actualmente con 125.218 profesionales en plantilla, la cifra más alta de su historia "desde que la comunidad autónoma tiene la competencia en sanidad". En enero de 2019, a la llegada del actual Gobierno PP-Cs a Andalucía. contaba con 95.000 sanitarios, de manera que ahora cuenta "con 30.000 más, un 31 por ciento más de profesionales respecto al último año de gestión socialista".

El sindicato UGT negó que los 8.000 profesionales "despedidos el pasado octubre" estén ya contratados y acusó a Moreno de "mentir a los andaluces de manera descarada" sobre la situación de la sanidad en la comunidad. Mientras, el Sindicato Médico de Sevilla (SMS) aseguró ayer que muchos facultativos de Atención Primaria, ante la "desorganización y caos" en la provincia, "han sido conminados a realizar actividad de tarde para paliar la grave sobrecarga, pero las propuestas de retribución de esta actividad han sido muy diversas". De este modo, la organización consideró "intolerable" que se proponga retribuir actividades programada de tarde mediante horas de guardia o como plan de accesibilidad o continuidad asistencial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento