El hombre que falleció hoy cuando se encontraba en la piscina municipal de Hellín (Albacete) podría haber sufrido una parada cardiaca mientras se encontraba en la piscina, según señaló hoy a Europa Press el alcalde en funciones de la localidad, Ramón García.

García también informó de que el juez de guardia ya ha procedido al levantamiento del cadáver, que ha sido trasladado hasta el Instituto Anatómico Forense de Albacete, donde se le realizará la autopsia para determinar las causas exactas de la muerte.

Según explicó, cuando las personas que había en la piscina se dieron cuenta de los sucedido sacaron el cuerpo del fallecido del agua, tras lo que el socorrista de la piscina estuvo intentando reanimarle durante unos 40 minutos.

De otro lado, fuentes policiales precisaron a Europa Press que el fallecido había acudido solo hasta las instalaciones municipales.

El alcalde en funciones confirmó que, según el DNI, que se encontraba entre sus pertenencias, el fallecido tenía 79 años y procedía de Cataluña, por lo que "posiblemente estuviese pasando unos días de vacaciones".

El 112, indicaron fuentes de la Consejería de Administraciones Públicas y Justicia, recibió el aviso del suceso sobre las 13.26 y movilizó a Policía Local y una UVI móvil.