Los jóvenes aparcan el 'frenazo vital' de la pandemia y se dispara el número de parejas que quieren ser padres

La depresión afecta más a los jóvenes, ancianos y mujeres embarazadas.
La depresión afecta más a los jóvenes, ancianos y mujeres embarazadas.
ISTOCK

La irrupción de la pandemia en 2020 puso el freno en las perspectivas de futuro de la población. Ahora, casi dos años después, parece que muchos de los planes pausados entonces van retomando su actividad. Según el último informe del think-tank 'The Family Watch', uno de ellos es el deseo de formar una familia, sobre todo entre los jóvenes. Pese a que estos siguen priorizando otras metas, el porcentaje de menores de 45 años que manifiestan querer tener hijos en los próximos cinco años se ha disparado 20 puntos respecto al anterior barómetro de la Fundación. 

En 2020, apenas el 26% de los jóvenes en esa franja de edad se planteaban tener hijos. Un año después, esa cifra alcanza el 46%, según datos del informe realizado por la empresa de investigación GAD3 mediante una encuesta telefónica a miembros de hasta 601 hogares de todo el país. "La pandemia frenó en seco todos estos planes de futuro", explicó este lunes la directora de Investigación de GAD3, Sara Morais, durante la presentación del barómetro. En ese entonces, según señaló, "estábamos más pendientes del corto plazo" que del largo plazo. Ahora, asegura que los españoles van retomando poco a poco los planes que pusieron en pausa en 2020. 

Con todo, los menores de 45 siguen priorizando, por encima de formar una familia, otros aspectos como prosperar a nivel laboral, viajar o conocer otras culturas. Además, según indica el estudio, formar una familia sigue siendo la "gran asignatura pendiente": ocho de cada diez entrevistados piensan que existen dificultades a la hora de formar una familia respecto a generaciones anteriores, y tan solo la mitad de ellos (sobre todo los mayores de 45 años) asegura que es algo que esté bien valorado a nivel social y laboral. "La natalidad sigue siendo un gran problema en nuestro país. Si no ofrecemos a los jóvenes oportunidades y les facilitamos poder formar una familia, e incluso emanciparse, difícilmente se plantearán tener hijos", aseveró la directora general de la Fundación, María José Olesti.

Uno de cada tres jóvenes va al psicólogo por la pandemia

El barómetro, que publica la Fundación cada año, aporta una radiografía de la percepción de las familias en España, y aborda distintas cuestiones como la economía, el empleo, la pandemia, la educación o el uso de Internet. El resultado general muestra todavía una gran afectación del coronavirus en todos los ámbitos, con un mayor impacto en la salud mental de los jóvenes.

Concretamente, el estudio concluye que el 34% de los jóvenes de entre 18 y 24 años acude a un psicólogo para paliar con los problemas emocionales derivados de la pandemia; una cifra que va en línea con los datos que vienen alertando de un aumento de depresiones en adolescentes y jóvenes tras el confinamiento. La educación online, la adicción digital y el aislamiento son, según la Fundación, los detonantes de esta lacra. En general, el 65% de los adultos afirma haberse sentido más angustiado e irritable en el último año; y uno de cada cinco reconoce haber tomado ansiolíticos por primera vez.

Respecto a la perspectiva económica del país, pese a ser mejor que la del barómetro anterior -el 7% considera que es buena-, la valoración positiva de la situación económica familiar se ha desplomado diez puntos, del 43% al 35%. Tampoco terminan de recuperarse las percepciones respecto al año que viene que, aunque son más positivas que la pasada edición, todavía se alejan de las cifras de 2018 (el 28% cree que el año que viene la situación será mejor, frente al 34% que lo hizo en 2018).

Adicción digital en adolescentes

Otro de los fenómenos detectados es un importante aumento de la adicción digital entre jóvenes y adolescentes, lo que, según la directora de la Fundación, María José Olesti, se debe en gran parte a que "el regalo del primer móvil se produce a los 12 años de media en España". Una cuarta parte de los entrevistados con hijos menores de edad afirmó haberles comprado un móvil antes de que cumplieran los 12 años, y tan solo un 1% lo hizo cuando ya eran mayores de 15. "Unas cifras que no invitan precisamente al optimismo, puesto que como bien dicen numerosos expertos, el móvil es un elemento que implica una gran responsabilidad en su uso", subraya el informe. 

Al final, hoy en día, tener un teléfono móvil implica un acceso directo a las redes sociales, lo que, según han manifestado los padres y madres en la encuesta, es un asunto de máxima preocupación "por su uso excesivo, por el riesgo de sobreexposición de la imagen de sus hijos y por la incapacidad de estos para poder filtrar contenidos inapropiados", afirmó Olesti durante la presentación del barómetro. De hecho, el informe muestra que siete de cada diez padres de adolescentes reconocen que son los principales responsables en el impacto que las redes sociales puedan tener en sus hijos. 

Ante esta problemática, la gran mayoría de encuestados (85%) ve con buenos ojos aumentar la regulación sobre publicidad con menores. "En España preocupa mucho la imagen que se da de los menores en televisión y redes y la influencia que esto puede tener en nuevas generaciones", destaca el estudio. Y es que el 80% de los entrevistados cree que la publicidad muestra en muchas ocasiones a preadolescentes "con actitudes adultas", y el 72% opina que incluso se llega a dar una imagen sexualizada de ellos. 

Percepción de las familias sobre el uso de Internet entre adolescentes.
Percepción de las familias sobre el uso de Internet entre adolescentes.
The Family Watch

Otra medida clave, según las familias encuestadas, puede ser la implantación de una limitación al acceso a determinados contenidos, como la pornografía o los juegos online, cuando se contrate una línea de Internet. Se trata de un asunto que la Fundación viene solicitando "desde hace años", tal y como reivindicaron este lunes. "En países como Francia e Italia ya se ha implementado y España debería seguir el mismo camino, por eso consideramos que es el momento de que las operadoras se impliquen", exigen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento