Detenido un hombre por el doble crimen del Bar de Parla, causado por una pelea

Hallan dos cadáveres en un bar de Parla, muertos por una explosión en la cocina
GOOGLE MAPS
28/12/2021
Freiduría 'La Espuela'
GOOGLE MAPS

La Policía Nacional detuvo a las 20 horas del miércoles al que considera el único presunto autor del doble homicidio ocurrido en el bar 'La Espuela' de Parla. Fuentes policiales confirmaron a 20minutos que una pelea, de la que aún se desconoce el motivo, fue el detonante de este doble crimen que acabó con la vida de Rubén, el dueño del local de 62 años, y de un cliente, de 51, ambos españoles. El detenido, de 52 años y también de nacionalidad española, no tiene antecedentes, según dijo la Policía a este medio.

Concretamente, uno de los cuerpos estaba degollado y presentaba cuchilladas y el otro, fuertes golpes en la cabeza. Este jueves el Instituto de Medicina Legal de Valdebebas continúa realizando las autopsias de los cuerpos. Según las pesquisas de los investigadores del Grupo VI de Homicidios, esta reyerta se produjo durante la madrugada del martes cuando estaban en el interior del local, ubicado en el número 21 de la calle Guadalajara, Rubén y un cliente, apodado el Maño. En ese momento, en el que el bar estaba cerrado al público, accedió al interior el presunto homicida y se inició una pelea entre los tres hombres. 

El origen de este enfrentamiento sigue siendo desconocido, ya que los investigadores aún están interrogando al supuesto responsable de los hechos. Sin embargo, la Policía descartó que se tratara de un robo ya que no se habían llevado la caja registradora, que ni siquiera estaba abierta, ni ningún objeto de valor. Tampoco contemplaban que se tratara de un asunto relacionado con drogas. Más bien, por el ensañamiento que presentaban los cadáveres, las primeras hipótesis apuntarían a una rencilla, deuda o ajuste de cuentas muy personal, aunque fuentes policiales confirmaron a 20minutos que todavía siguen investigando cúal fue el motivo de la pelea, que aún no se ha esclarecido.

El presunto autor, que actuó solo, según dijeron esas mismas fuentes a este medio, apuñaló y golpeó en la cabeza a ambos hombres, que presentaban cuchilladas y traumatismos. También había restos de sangre y cristales en el suelo del local. Uno de los cuerpos se encontraba tras la barra, entre la puerta del baño y la cocina, y el otro tendido en el suelo delante del mostrador.

En su huida, el presunto autor de los hechos intentó prender fuego al bar, sin éxito, para ocultar las pruebas. Pero las llamas solo afectaron a la cocina y a unas cortinas, provocando humo y olor a quemado.

Pasadas las tres de la tarde de ese mismo día, David, un camarero de otro bar cercano, pasó por la freiduría y se extrañó de que no estuviera abierta y del olor a quemado que desprendía. Al asomarse, vio los dos cadáveres y la cocina destrozada, por lo que pensó que se había producido una explosión. Llamó al 091 para avisar, pero rápidamente los agentes, con la colaboración de los Bomberos de la Comunidad de Madrid, rechazaron que el origen de las muertes fuera una explosión.

 Hasta el lugar se desplazó el Grupo VI de Homicidios y la Policía Científica, quienes recogieron pruebas en el establecimiento, como unas tijeras, un cuchillo y un palo ensangrentados, que les condujeron al hombre que fue detenido. También se realizó la autopsia preliminar a los cuerpos en el Instituto de Medicina Legal (IML), lo que confirmó que el suceso fue una muerte violenta.

El hombre fue arrestado el miércoles a las ocho de la tarde en su domicilio en Parla, según han informado fuentes de la investigación. Desde entonces permanece en dependencias policiales, a la espera de pasar a disposición judicial entre el viernes y el sábado, y los agentes esperan su declaración para conocer el detonante del crimen.

La Policía Nacional determinó este jueves que el hombre detenido es el único autor del doble crimen de Parla, por lo que no buscan a más personas implicadas y dan por esclarecido el caso, según indicaron fuentes policiales.  Los agentes del Grupo VI de Homicidios tardaron solo unas horas en resolver este doble homicidio debido a la cantidad de pistas y rastros que el ahora arrestado habría dejado en el establecimiento pese a su intento fallido de quemar el bar para eliminar las pruebas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento