El cruce de acusaciones entre PSOE y PP por la supuesta implicación del presidente de la Generalitat valenciana,
Francisco Camps, en la 'trama Gürtel' no cesa. El carpetazo dado el pasado lunes por el Tribunal Supremo de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) no ha servido para calmar los ánimos, sino más bien para soliviantarlos un poco más.

De la Vega niega cualquier "persecución" por parte del Gobierno, como apunta De Cospedal
Y es que las reacciones al archivo de la causa contra Camps han sido múltiples y de todo tipo. Horas después de conocerse la decisión del TSJCV este lunes, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, anunciaba desde Honduras que la Fiscalía recurriría ante el Tribunal Supremo la decisión de la Justicia valenciana. La respuesta llegaría el martes desde las filas del principal partido de la oposición. Su secretaria general, María Dolores de Cospedal, criticaba duramente al Gobierno, acusándole de utilizar a la Fiscalía General del Estado, no para perseguir a ETA, sino para perseguir a la oposición con el caso Gürtel.

Las declaraciones no cayeron nada bien en el PSOE, que ha exigido este miércoles al líder del PP, Mariano Rajoy, que haga rectificar a su secretaria general, al considerar que es "indigno" que frivolice con la lucha antiterrorista para "desviar la atención" del 'caso Gürtel'.

A los socialistas, el archivo del caso Gürtel les ha sentado como un cuerno quemado

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, esta vez desde Brasil, ha negado este miércoles haber dado instrucciones a la Fiscalía y ha asegurado que es "normal" que ésta le informara del recurso contra el archivo de la causa, achacando a "cuentos populares" la táctica de sembrar dudas en este asunto. Además, respondía al PP que "inventando cacerías y conspiraciones" no va a "confundir o eludir la acción de la Justicia" y negaba cualquier "persecución" por parte del Gobierno.

Las declaraciones de De la Vega caldeaban más el ambiente. Tras ellas, ha sido el responsable de Justicia del PP, Federico Trillo, quien ha insistido nuevamente en que la Fiscalía se ha convertido en "un instrumento" del Gobierno y no del Estado, en alusión una vez más al anuncio de la vicepresidenta del recurso de la Fiscalía. Según ha asegurado el presidente de la Sala de lo Penal del Supremo, Juan Saavedra Ruiz, el alto tribunal adoptará una decisión sobre el recurso de casación presentado por la Fiscalía, "en un plazo de entre ocho meses y un año".

"A joderse y a aguantarse"

Una de las reacciones más llamativas al archivo de la causa llegaba también este miércoles de la mano del presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, que aprovechó la ocasión para criticar la actuación de la vicepresidenta primera del Gobierno.

"A los socialistas, el archivo del caso Gürtel les ha sentado como un cuerno quemado, pero como dicen en mi pueblo: ajo, agua y resina, a joderse, a aguantarse y a resignarse", ha dicho el también presidente provincial del PP en Castellón.