Gobierno y comunidades acuerdan reducir las cuarentenas, pero ¿cuándo deja de infectar un positivo en covid?

Cola para hacerse pruebas PCR de Covid este lunes en un laboratorio privado.
Cola para hacerse pruebas PCR de Covid este lunes en un laboratorio privado.
EFE
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha anunciado que la Comisión de Salud Pública ha acordado reducir las cuarentenas de diez a siete días para las personas que den positivo en COVID-19 pero no presenten síntomas. Darias ha resaltado que la medida se ha acordado por unanimidad. Por otro lado, la ministra ha anunciado nuevas restricciones en el ámbito deportivo: se ha reducido al 75% el aforo en competiciones profesionales deportivas exteriores y al 50% en interiores. Por último, Darias ha comunicado la intención del Gobierno de realizar un regreso a las aulas de manera presencial tras las vacaciones de Navidad, rechazando así las propuestas de algunas comunidades autónomas de posponer la incorporación de los escolares o hacer clases telemáticas.

Gobierno y comunidades han acordado este miércoles por unanimidad recortar las cuarentenas de los positivos en covid, de manera que el periodo de aislamiento se reduce, desde este jueves, de 10 a 7 días, aunque solo en las personas asintomáticas. Así, la pregunta ahora es la siguiente: ¿cuándo deja de infectar un contagiado? ¿Realmente deja de hacerlo al séptimo día?

Según asegura a 20minutos.es José María Molero, portavoz de enfermedades infecciosas del SemFYC, no hay un tiempo definido, aunque con las variantes anteriores a ómicron, incluida la delta, todo indica que por encima "de los siete días ya no se contagiaba. Con ómicron no se sabe, por eso la decisión no se ha basado en estudios científicos que demuestren cuál es el periodo de contagiosidad. Se ha basado en que la evolución clínica de los pacientes realmente es más corto que anteriormente". 

En este sentido, todo parece indicar que "la duración de los síntomas en no vacunados se acerca probablemente a la semana aunque la tos, el cansancio y la debilidad puede durar dos o cuatro semanas más, mientras que en los vacunados es cierto que por encima de los cuatro o cinco días ha desaparecido casi toda la sintomatología, aunque puede persistir la tos". 

Con él coincide Marcos López Hoyos, presidente de la Sociedad Española de Inmunología, quien subraya que en los primeros siete días es cuando más carga viral hay. "Se estima con datos previos de otras variantes que un vacunado de media aclara el virus en cinco días y medio y un no vacunado en unos ocho días de media. Evidentemente no hay una regla matemática, no hay evidencia científica para bajarlo por debajo de los 10 días, pero sí que es una medida coherente por el problema que hay para la economía, conjuga lo socioeconómico con lo razonablemente científico".

¿Debe la Unión Europea desarrollar estrategias de sensibilización sobre la salud mental?

Aún así, Hoyos incide en que una persona debería evitar desconfinarse con "síntomas altos", como por ejemplo una fiebre de 39, y que "sería interesante hacerse un test de antígenos" antes de salir a la calle. Por ello, insiste en que este desconfinamiento siempre se tiene que realizar con mascarilla y únicamente para trabajar, en ningún caso para mantener relaciones sociales. "Lo biológicamente correcto sería estar diez días". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento