Entrevista | Antonio José: "El amor es el gran tabú del ser humano, creo que morimos sin saber medirlo del todo"

  • El artista cordobés vuelve renovado al panorama musical con 'Fénix' (Universal), el álbum "más importante" de su vida.
Antonio José.
Antonio José.
JORGE PARÍS

Después de superar una complicada etapa personal, y como el ave que resurge de sus cenizas -de ahí su propio nombre-, Antonio José regresa con fuerza y más seguro de sí mismo con un disco que ha sido algo así como una catarsis para él, ya que supone un antes y un después en su carrera profesional y, sobre todo, en su vida.

¿Fénix es un punto de inflexión en su carrera? Yo diría que, más que en mi carrera, es un punto de inflexión en mi vida. Un punto en que lo más importante ha sido mi yo, mi persona y, obviamente mi carrera. Es un disco muy personal y el más importante de mi vida. Está basado en mi historia y en él he hablado sin tapujos, me he abierto de par en par y he sacado el corazón. Estoy feliz de tener un disco como este en mi carrera y ojalá nos dé muchas alegrías.

Se le ve, sobre todo, orgulloso. Sí, la verdad es que lo estoy. Es el trabajo más significativo hasta el momento de mi vida.

¿Es un disco triste? Qué va. Es un disco superpositivo, un disco que, verdaderamente, a quién lo escuche con los oídos del corazón, le anima a seguir adelante. Todos somos seres humanos, todo pasa por algo y tenemos que aprender a reinventarnos. Este disco habla de eso. Yo digo que es como una historia, como un pequeño libro musical que invita a la reflexión personal para darte cuenta del punto en el que estás y de que los cambios siempre son a mejor.

"He estado en el fango y me ha encantado"

¿Por qué en otros discos le había costado tanto desnudase emocionalmente? Yo soy muy echado hacia adelante, muy sensible, pero al final uno siempre va con pies de plomo, intentando ser lo más correcto posible y sin abrirse en canal, porque hay gente que hace una montaña de cualquier cosilla mala. Hoy en día tienes ciertos miedos a la hora de dejarte llevar. En este disco no he tenido miedo ni prejuicios. Es el disco que he querido hacer, que está enfocado a aquellas personas que estén un poco más vulnerables y que se sientan algo perdidas. Pero no para hundirles más, sino para darles un aliento y decirles: 'oye, que todo en esta vida pasa por algo, que la vida sigue y es un regalo'. Y así termino el álbum, con esa canción. Era algo que necesitaba contar, que necesitaba sacar, y lo he hecho gracias a la gente maravillosa que tengo a mi alrededor y que cree en mí. Ese es mi premio.

En su caso, ¿este resurgir ha conllevado un descenso a los infiernos? Sí. Pero no solo en mi caso, todo el mundo con el que yo he hablado todo este tiempo me ha comentado que la Covid-19 le ha hecho daño. La verdad es que he tenido muchísimas historias a mi alrededor que me han hecho ver que no solo yo estaba en un momento tan delicado, sino que ha habido millones de personas que, en cierta forma, están en un estado de vulnerabilidad. Y yo estoy feliz de haberme hecho eco de estas historias, pero, obviamente, es la mía la que está impregnada en este álbum.

"'La Voz' no me ha hecho ni más ni menos, fue simplemente algo anecdótico en mi carrera"

¿Qué saca de positivo? He estado en el fango y me ha encantado. Me he divertido un montón, he llorado, he guarreado en él y, cuando encontré tierra firme, pegué un impulso hacia arriba que me sacó a la superficie para poder escribir este álbum y abrir los ojos y ver que la vida es un regalo y que somos unos privilegiados por estar aquí.

El artista cordobés Antonio José.
El artista cordobés Antonio José.
JORGE PARÍS

¿Cómo es y en qué se diferencia este nuevo Antonio José respecto al anterior? Ahora tengo la libertad de ser yo sin que venga nadie a decirme que no diga o cuente esto o lo otro. Esta es mi vida y me gusta vivirla tal y como soy, sin miedo a nada y sin temor al qué dirán. Este soy yo y así me voy a mostrar al mundo. Mi autenticidad es la que vale y la que premio cada día. Eso sí, con respeto siempre a los demás y por supuesto a mí mismo, porque, si uno no se respeta, no lo hace tampoco a la vida. Y, a través de lo más bonito que existe en el mundo, que es la música, quiero contar a todo el mundo cómo soy y cómo siento como ser humano.

Tiene una forma por personal de cantarle al amor y al desamor. ¿Por qué duelen tanto los problemas del corazón? Quizá sea una pregunta que nos la tendríamos que hacer todos. Yo creo que el amor es el gran tabú en la vida del ser humano. El amor y el dinero son lo que mueven el mundo, pero me quedo con el amor, porque el dinero es un tanto peligroso. El amor hay que saber medirlo, y creo que morimos sin saber medirlo del todo, pero, al menos, un poco sí aprendemos a saber cómo manejar nuestros sentimientos. Es algo bonito a lo que me gusta cantarle y sobre lo que me gusta escribir.

"Ahora tengo la libertad de ser yo sin que venga nadie a decirme que no diga o cuente esto o lo otro"

Se dice que La Voz es un talent al que le cuesta arrojar artistas al mercado. ¿Usted fue la excepción que confirma la regla? Creo que La Voz fue una ventana, simplemente algo anecdótico en mi carrera.

¿No piensa que le dio un empujón? A mí nadie me ha dado nada, ni La Voz ni nadie. Yo me lo he ganado solo, gracias a mis padres, mi trabajo y mi esfuerzo. La Voz no me ha hecho ni más ni menos. Yo iba por mi camino y el programa se atravesó, y no por mí, sino por mi madre, que fue la que llamó a escondidas de mí. A partir de ahí fue una ventana y luego me ha tocado trabajar como un jabato todos los días de mi vida para seguir haciendo lo que más amo y para conseguir lo más complicado que hay en este negocio, que es mantenerse.

En su éxito, ¿la clave está en la forma que tiene de llegar al público al cantar? A mí es que me gusta mostrarme tal y como soy. No quiero venderle la moto a nadie e intento ser lo más normal del mundo y transmitirle eso a mi público. Mi objetivo, el que me llega al alma y por el que yo me muevo cada día, es poder ayudar a través de mi música a muchísimas personas. No busco nada más.

"Pienso que Dios ha puesto en mi camino a toda la gente buena que me he ido encontrando"

¿Qué siente cuando ve imágenes de aquel niño que se presentó a Eurojunior? Me río un montón. ¡Tenía muy poca vergüenza! (ríe). Aún me cuesta creer cómo con esa edad fui capaz de cantar con ese desparpajo delante de 70.000 personas. Al final, todo eso no fueron nada más que herramientas para mi crecimiento personal y me ayudaron a darme cuenta de que yo quería dedicarme a la música. A ese niño lo recuerdo como un chico simpático, muy ilusionado y apasionado por la música y por su familia. Sigue estando aquí, dentro de mí, y no se va a ir nunca, porque es lo que yo más cuido y más quiero.

antonio josé

  • Nació el 2 de junio de 1995 en Palma del Río, Córdoba. En 2005, con solo 10 años, participó en Eurovisión Junior, donde quedó segundo. Diez años después ganó la tercera edición de 'La Voz'. Con siete discos de estudio en el mercado, ha colaborado con artistas como Cepeda, Morat, Juan Magán o Greeicy.

¿Se imaginaba así el mundo de la música? Ese es un tema que no me gusta tocar, mi visión de las cosas me la quedo para mí. Tengo suerte porque yo, que soy muy creyente, pienso que Dios ha puesto en mi camino a toda la gente buena que me he ido encontrando. Gente que me ha querido muchísimo, no por tener o no éxito, sino por mi persona. Yo me quedo con eso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento