Debate sobre acortar las cuarentenas | Los expertos advierten: "Uno se ahorra días de trabajo y otros los pierden"

Los farmacéuticos explican la falta de test de antígenos
Los farmacéuticos explican la falta de test de antígenos
Europa Press

En medio de un pico récord de contagios que se ha traducido en un aumento de las bajas laborales por covid, cada vez más autonomías han puesto sobre la mesa la propuesta de acortar las cuarentenas para las personas que se contagian con la nueva variante ómicron, que está mostrando generalmente una sintomatología más leve que las variantes anteriores y cuyo periodo de incubación se ha reducido a entre 3 y 4 días en personas vacunadas, según la evidencia disponible hasta el momento.

Esta propuesta, que se abordará y se decidirá "esta tarde" en el Consejo Interterritorial -según ha dicho el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez-, supondría un paso más al dado ya la semana pasada, cuando se eliminaron las cuarentenas para las personas vacunadas que son contactos estrechos de casos positivos en covid-19.

Madrid y Andalucía fueron las primeras en proponerlo este martes y este miércoles CataluñaExtremadura, Castilla-La Mancha y Cantabria también se han mostrado a favor de reducir los confinamientos de las personas que se contagian de covid.

El debate sobre las cuarentenas lo abrieron este martes los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, que recomendaron recortar el periodo de cuarentena para los contagiados de covid-19 asintomáticos de diez a cinco días y utilizar la mascarilla todo el tiempo otros cinco días más. 

Italia también está analizando acortar las cuarentenas, pero en este caso para los contactos estrechos (de personas contagiadas) que cuenten ya con las tres dosis de la vacuna. Sin embargo, las regiones han pedido al Consejo Técnico Científico (CTS), el órgano que asesora al Gobierno en la pandemia, que las elimine, como ya ha hecho España. 

Grecia, por su parte, ha ido más allá y ya ha anunciado que reduce de diez a cinco días la cuarentena obligatoria para los contagiados con covid asintomáticos o con síntomas leves (sin fiebre) y en retroceso, con la premisa de "no paralizar" el funcionamiento del país. Al final de los cinco días, si no se tienen síntomas, se puede volver a sus actividades normales, pero se debe usar una mascarilla en todas partes, incluso en casa con otras personas, durante al menos otros cinco días. Los profesionales de la salud solo podrán regresar al trabajo con una prueba negativa

Y aquí está la principal advertencia que realizan los expertos, que piden que no se levante la cuarentena sin antes haber dado negativo en un test de diagnóstico. Es el caso del epidemiólogo estadounidense y profesor en la Universidad de Harvard Michael Mina, que a través de su cuenta de Twitter ha explicado que la decisión de los CDC ayuda al mercado laboral pero cree que sería "contraproducente" no exigir una prueba negativa antes de dar por finalizada la cuarentena.

Mina explica que si una persona que ha dado positivo en covid vuelve al trabajo o retoma su vida normal a los cinco días después pero siendo infecciosa, puede contagiar a hasta otras tres personas, las cuales tendrían que guardar cuarentena de cinco días cada una. Es decir, "se ahorran 3-5 días laborables para la persona 'A' pero se pierden 15 días laborables de las otras tres personas 'B', 'C', y 'D'", a las que la primera persona habría contagiado tras salir de la cuarentena sin test negativo y siendo infecciosa. Ello supondría una "pérdida neta de entre 10 y 12 días laborables" en total.

Actualmente, "algunas personas son contagiosas durante tres días y otras, durante 12 días. No quiero en absoluto sentarme al lado de una persona que está en su quinto día desde que dio positivo y no tiene un resultado negativo", agrega Mina, que considera "inteligente" exigir un test negativo antes de levantar la cuarentena tras dar positivo.

Sobre este asunto también se ha pronunciado Saad Omer, el director del Instituto de Salud Global de la Universidad de Yale e investigador sobre vacunas y enfermedades infecciosas. "Terminar con el aislamiento de los casos de covid en cinco días sin haber dado negativo en un test es como llevar la nariz por fuera de la mascarilla".

Omer cree que tiene más sentido acortar el periodo de aislamiento exigiendo a las personas dos test negativos con 24 horas de diferencia tras el cuarto o quinto día de cuarentena.

"Al no requerir un test negativo, "habrá muchas personas contagiosas trabajando y transmitiendo el virus, además de incrementando el riesgo para la salud pública y las posibles perturbaciones económicas", añade.

El experto apunta asimismo su preocupación sobre el tipo de mascarillas que usarán las personas que salgan de su cuarentena a los cinco días, que deberían ser tipo FFP2, y sobre el abastecimiento de test y de mascarillas, por lo que incrementar su producción "debería ser una prioridad", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento