Valtònyc critica que el Gobierno "supuestamente más progresista" no derogue el delito de injurias a la Corona

El raper Valtònyc en una imagen de archivo
El raper Valtònyc en una imagen de archivo
Juan-Miguel-Morales-Lopez

El rapero mallorquín Josep Miquel Arenas, conocido como Valtònyc, ha criticado este martes que el Gobierno español "supuestamente más progresista de toda la historia" no derogue el delito de injurias a la Corona, algo que ha asegurado le genera "mucha impotencia".

Así lo ha expresado desde Bruselas en declaraciones a los medios, recogidas por Europa Press, tras conocer que la Justicia belga ha ratificado su decisión de no extraditarle a España. El Tribunal de Apelación de Gante ha confirmado este martes la decisión inicial de los jueces belgas de no extraditar a Valtònyc, al que la Justicia española reclama tras ser condenado por amenazas, enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona.

"Me da mucha impotencia ver cómo he conseguido que en Bélgica se derogue la ley de injurias a la Corona yo sólo, con un gran equipo de abogados, y el Estado español, donde hay un gobierno, supuestamente el más progresista de la historia, no sea capaz de dar esta paso y avanzar hacia el siglo XXI", ha censurado.

En este sentido, ha asegurado que "si España es un estado fascista y está en el siglo XVIII es porque le interesa" ya que, según el rapero, "el Tribunal Europeo de Derechos Humanos tiene sentencias que demuestran que esta ley de injurias a Corona no respeta ni concuerda con el siglo XXI".

Valtònyc ha celebrado esta victoria judicial y ha dicho sentirse "contento", pero con "con mucha impotencia porque en el Estado español hay 18 raperos condenados a prisión, uno de ellos hace más de 200 días que está en la cárcel". "Me siento con impotencia de no poder hacer nada y sentir que un estado miembro europeo no está respetando un derecho fundamental como es la libertad de expresión", ha añadido.

Huyó de España en 2018

De esta forma, ha remarcado que intentará trabajar con organizaciones de Derechos Humanos "para denunciar lo que está pasando allá", en referencia a España.

La entrega del rapero, que huyó de España en junio de 2018, ya fue rechazada en primera instancia. Saltó entonces a la segunda, un proceso que se ha dilatado más de un año y donde el juez de Gante elevó al Constitucional belga el caso de los ataques al Rey.

El magistrado se aferró a la ley belga de 1847 que protege la figura del monarca, pero el alto tribunal la declaró inconstitucional al considerar que colisiona con la libertad de expresión y "no satisface una necesidad social urgente y es desproporcionada con el objetivo de proteger la reputación de la persona del Rey".

"Hoy en segunda instancia en este tribunal se ha vuelto a decir que lo que yo hice no puede ser terrorismo, que no hay amenazas de muerte en la canción y que injuriar al rey en Bélgica ya no puede ser terrorismo nunca más. Por tanto, quedo libre y quedo absuelto de los tres delitos por los cuales el Estado español me acusa y me condenó", ha explicado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento