La Policía descarta la explosión como causa de las dos muertes en un bar de Parla

Freiduría La Espuela, el local de Parla donde ha tenido lugar la explosión
Freiduría La Espuela, el local de Parla donde ha tenido lugar la explosión
Google Maps
En la localidad madrileña de Parla, dos cadáveres han sido hallados dentro de un bar. Los fallecidos son el dueño del local y un amigo, ambos españoles de 30 y 40 años. La Policía investiga las circunstancias en las que se ha producido este crimen, en el que los cadáveres mostraban numerosas heridas fruto de los apuñalamientos que habrían sufrido.

La Policía Nacional ha encontrado a dos personas muertas en un bar que estaba cerrado al público en la localidad madrileña de Parla. En un primer momento se  consideró que los fallecimientos se produjeron a consecuencia de una explosión en la cocina del establecimiento, aunque horas más tarde se ha descartado esa posibilidad, si bien aún no se han determinado las causas del suceso.

Pasadas las tres de la tarde de este martes, un trabajador de un bar cercano llamó a los servicios de emergencias, ya que al pasar por la puerta de este establecimiento percibió un intenso olor a pólvora.

Al acercarse a la puerta del local, que se llama la freiduría La Espuela y está ubicada en el número 21 de la calle Guadalajara, vio en su interior dos personas tendidas en el suelo, con numerosos cristales esparcidos y restos de sangre.

Además, la cocina estaba destrozada y uno de los cadáveres se había desplazado varios metros. En torno a las cuatro de la tarde llegaron al establecimiento varias patrullas de Policía Nacional que confirmaron que en su interior había dos personas muertas.

La Policía Científica y la Policía Judicial de Parla han acudido a la freiduría para recoger pruebas aunque las primeras pesquisas apuntan que las víctimas llevaban varias horas fallecidas. Los primeros indicios apuntaban a que pudo haberse producido una explosión en el interior de la cocina.

Por el momento no se descarta ninguna hipótesis, pero los investigadores han hallado restos de sangre en el interior del local. Las víctimas ya están identificadas y son dos hombres de nacionalidad española que llevaban varias horas muertos, por lo que no se descarta que el fallecimiento se produjera la noche anterior. Uno de los cuerpos se encontraba tras la barra y el otro delante del mostrador a varios metros de distancia tendido en el suelo del local.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento