Quién es Valtònyc, el rapero condenado por la Audiencia Nacional en España que huyó a Bélgica, y cómo son sus letras

Imagen de archivo del rapero Valtònyc atendiendo a los medios en Bruselas tras una vista oral.
Imagen de archivo del rapero Valtònyc atendiendo a los medios en Bruselas tras una vista oral.
NAZARET ROMERO / ACN

Josep Miquel Arenas Bertran (La Puebla, Mallorca, 1993), vuelve a ser noticia tras la negativa del Tribunal de Apelación de Gante a entregarle a España por un delito de amenazas, tras haber descartado ya los delitos de injurias a la Corona y enaltecimiento del terrorismo por los que también le reclama la justicia española. Una decisión que la Fiscalía podría, no obstante, recurrir.

Valtònyc comenzó su andadura en la música en plena adolescencia. A sus oídos llegó el estilo del hip hop norteamericano, con el que se inició en el rap, para más tarde sentirse atraído por grupos de fuerte denuncia social, como Los Chikos del Maíz, quienes cantan contra la monarquía española y en sus temas defienden una revolución armada.

Su carrera como artista comenzó en el año 2009, momento en el que Josep Miquel decidió apodarse Valtònyc y autoeditar su primer álbum, Desde el papel, con tan solo 16 años.

El ascenso de Valtònyc por la escena del rap española transcurrió de forma tranquila, con 13 discos publicados a su espalda, cinco de ellos editados en catalán, hasta que sus letras llegaron a oídos de la Justicia.

"Puta policía y puta monarquía" o "Cuando digo Gora ETA delante de un guardia civil, por eso te encierran y no por ser un hijo de puta como Urdangarín". "Que tengan miedo, joder. Que tengan miedo", que tengan miedo como un guardia civil en Euskadi", dice el rapero en la canción Deberían tener miedo. "Quiero transmitir a los españoles un mensaje de esperanza, ETA es una gran nación". Esta está incluida en el tema Microglicerina, que además añade una mención al que era entonces ministro de Hacienda: "Un atentado contra Montoro, otro logro para vosotros".

Estos son algunos de los versos por los que el rapero tendría que haber ingresado en prisión el mes de mayo de 2017 en los que, además de insultos a la familia real o frases de apoyo a ETA, aparecían amenazas a políticos como Esperanza Aguirre o Alberto Ruiz Gallardón.

En febrero de 2017 Josep Miquel se sentaba ante un tribunal y era juzgado por injuriar al rey y ensalzar a ETA y los Grapo en sus temas, un discurso con el que aseguró que solo "buscaba provocar". Su defensa alegaba que Valtonyc se acogía a su derecho de libertad artística y de expresión.

El asunto llegó a la Audiencia Nacional y el rapero fue finalmente condenado a tres años y seis meses de prisión. Lejos de asumir su condena, el mallorquín se fugó a Bélgica un día antes de que expirase el plazo de 10 días para que comenzase a cumplir su tiempo en prisión. Valtònyc creyó que debía "desobedecer" y por eso decidió abandonar España en la primavera de 2018.

La sentencia de este martes se conoce después de que el Tribunal Constitucional belga dictaminase el pasado octubre que la ley de injurias a la corona de este país es inconstitucional, frenando así la posibilidad de entregarlo a España por ese motivo.

Otro delito, el de enaltecimiento del terrorismo, también quedó descartado. En cuanto al tercero de los delitos por el que se le reclama, el de amenazas, es el extremo que ha rechazado este martes la corte belga.

El caso lleva tres años de recorrido judicial en Bélgica, donde el proceso se ha retrasado por el parón de la pandemia, porque los jueces preguntaron al Tribunal Constitucional belga sobre el delito de injurias al rey y porque elevó una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento