Charlène de Mónaco, derrumbada tras la muerte de Desmond Tutu

La princesa Charlene de Mónaco, en noviembre de 2019.
La princesa Charlène de Mónaco, en 2019.
Olivier Huitel / Pool Monaco / Bestimage / GTRES

Estaba feliz. O al menos eso dejaba entrever su último vídeo, publicado en su cuenta de Instagram, en el que abogaba por un futuro más esperanzador, sobre todo tras un 2020 tremebundo que ha supuesto todo un annus horribilis para Charléne de Mónaco. Sin embargo, la noticia de la muerte de Desmond Tutu ha derrumbado los ánimos de la princesa por todo lo que el Premio Nobel de la Paz hizo en Sudáfrica, país vecino de su lugar de nacimiento (Rodesia, la actual Zimbabue) y en el que vive su familia.

La esposa de Alberto de Mónaco se encuentra hoy por hoy recuperándose de la larga enfermedad que ha padecido los meses pasados y se encontraba con mucho mejor ánimo, sobre todo tras saber que su marido y sus hijos, los mellizos Jaime y Gabriela, iban a visitarla. Eso sí, en un lugar que el gabinete del príncipe no ha querido desvelar.

Sin embargo, ese gozo que para ella suponía una suerte de giro de guion en lo que ha sido su vida este último año, se ha visto empañado por el fallecimiento a los 90 años del arzobispo que tanto hizo por acabar con el Apartheid que durante tanto tiempo asoló el país africano.

Para mostrar sus condolencias y su pesar, Charlène de Mónaco ha escrito un pequeño texto en su cuenta de Instagram acompañando sus palabras de dos fotografías que se había tomado en el pasado con el autor de frases míticas como "Si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el bando del opresor".

"Mi muy querido amigo, te echaremos de menos", comienza la princesa, que continúa: "Sé que estás al lado de nuestro Padre y que, por mi parte, siempre tendré buenos recuerdos de nosotros dos juntos. Además, tu risa se quedará en mi corazón por el resto de mis días. Descansa en paz".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento