Salvan la vida de un bebé que se estaba ahogando en un aeropuerto

Cunde el pánico en el aeropuerto de Newark Library de Nueva York (EE UU). En el control de equipaje hay un bebé que no respira. Sin pensárselo dos veces, una empleada salta la cinta transportadora y coge al pequeño en brazos. Le realiza la maniobra Heimlich y, tras insistir varias veces, logra salvarlo.
Cunde el pánico en el aeropuerto de Newark Library de Nueva York (EE UU). En el control de equipaje hay un bebé que no respira. Sin pensárselo dos veces, una empleada salta la cinta transportadora y coge al pequeño en brazos. Le realiza la maniobra Heimlich y, tras insistir varias veces, logra salvarlo.
En el control de equipaje hay un bebé que no respira. Sin pensárselo dos veces, una empleada coge al pequeño en brazos, le realiza la maniobra Heimlich y salvar su vida.
Atlas

Cunde el pánico en el aeropuerto de Newark Library de Nueva York. En el control de equipaje hay un bebé que no respira. Sin pensárselo dos veces, una empleada salta la cinta transportadora y coge al pequeño en brazos. Le realiza la maniobra Heimlich y, tras insistir varias veces, logra salvarlo

La mujer se llama Cecilia Morales y sabía lo que hacía. No en vano, antes había trabajado durante diez años en los servicios de emergencias. Acostumbrada está también a este tipo de percances la policía estadounidense. Al borde de la asfixia se encontró en 2020 un agente de Virginia a un bebé, junto a su desesperada madre. 

No es la primera vez que ocurre algo así. Hace poco más de un mes, dos policías locales de la localidad Andújar salvaron la vida a un bebé de nueve días con claros síntomas de ahogamiento. 

En 2019, en Carolina del Sur, una pequeña de apenas doce días dejó de respirar mientras dormía. La delicadeza de un policía fue su salvavidas. 

También en Carolina del Sur, hace apenas un mes, una comida en familia casi termina en tragedia. El bebé se atragantó y empezó a ponerse azul. Tuvo suerte, ya que uno de los clientes llevaba encima un dispositivo anti-ahogamiento. 

Hace dos años, con un caramelo también se atragantó una bebé en la Aldea del Rocío, en Huelva. A ella fue la Guardia Civil quien le salvó la vida, cuando uno de los agentes comprobó que la bebé estaba perdiendo la respiración y procedió a intentar reanimarla realizando la maniobra de Hemlinch. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento