El superintendente de la policía del condado de Allegheny, Charles Moffatt, dijo a los periodistas en el exterior del gimnasio L.A. Fitness Center en Collier Township, a unos 16 kilómetros al sur de Pittsburgh, que el hombre armado entró en el local poco después de las 20.00 hora local (00:01 GMT del miércoles) y comenzó a disparar, dejando al menos 10 personas heridas.

'No dijo nada. Entró caminando en la sala como si supiera a dónde iba y sacó sus armas y comenzó a disparar', dijo Moffatt, agregando que la policía halló dos armas en el lugar.

Moffatt dijo que las tres víctimas eran mujeres y que había entre 60 y 70 personas en el recinto en el momento del tiroteo. Varios medios informaron de que había cinco muertos.

Una pareja, quienes dijeron ser miembros del gimnasio y haber estado ejercitando, afirmó que el hombre era calvo y llevaba un pañuelo negro. La pareja dijo que entró en la clase de baile latino, apagó las luces y comenzó a disparar.

Los testigos dijeron que disparó reiteradas veces durante cerca de 10 segundos, antes de poner el arma contra su cabeza. Los testigos, que rehusaron entregar sus nombres y estaban notoriamente conmocionados, dijeron que el hombre utilizó una pistola.