El izquierdista Gabriel Boric será el nuevo presidente de Chile tras ganar las elecciones con más del 55% de los votos

Gabriel Boric, en Santiago, tras proclamarse vencedor de las elecciones presidenciales de Chile.
Gabriel Boric, en Santiago, tras proclamarse vencedor de las elecciones presidenciales de Chile.
ELVIS GONZÁLEZ / EFE
El presidente electo de Chile, el izquierdista Gabriel Boric, dijo este domingo ante una multitud de simpatizantes en el centro de Santiago que el país está "ante un cambio de ciclo histórico" y que su próximo Gobierno "no lo puede desaprovechar".
EFE

El joven diputado de izquierdas Gabriel Boric ganó este domingo la Presidencia de Chile al obtener el 55,7% de los votos con el 92% de las mesas escrutadas. Su victoria suma Chile al grupo de países latinoamericanos que han girado a la izquierda en los últimos años, junto a Argentina, Bolivia, Honduras, México y Perú. Boric será el encargado de liderar la transición hacia el modelo de país que consagre la futura Constitución chilena.

Con más de 4,6 millones de votos de los más de 8,3 millones de electores que acudieron a las urnas, Boric, de la coalición Apruebo Dignidad, que cuenta con el apoyo del Partido Comunista, se convirtió en el presidente electo que más sufragios acumuló en la historia del país, en una jornada en la que se registró asimismo el mayor porcentaje de participación en Chile desde que en 2012 el voto pasó a ser voluntario, superando el 55%.

Su contrincante, el abogado ultraderechista José Antonio Kast, obtuvo el 44,27% de los votos, una de las mayores diferencias en un escrutinio en la historia reciente de Chile.

Kast, que se impuso en la primera vuelta del 21 de noviembre con solo 2 puntos de ventaja, reconoció con poco más de la mitad de las mesas escrutadas la victoria del exlíder estudiantil, que se convertirá en marzo de 2022 en el mandatario más joven en ostentar la primera magistratura del país en sus más de 200 años de historia.

"Acabo de hablar con Gabriel Boric y lo he felicitado por su gran triunfo. Desde hoy es el presidente electo de Chile y merece todo nuestro respeto y colaboración constructiva. Chile siempre está primero", escribió Kast en su cuenta de Twitter.

Diputado de 35 años y antiguo líder estudiantil, Boric se define como ecologista, feminista y regionalista y quiere ampliar el papel del Estado hacia un modelo de bienestar parecido al de Europa.

Será el presidente más izquierdista desde el Gobierno del derrocado Salvador Allende (1973-1990) y el primero que no forma parte de los dos grandes bloques que se repartieron el poder desde el retorno a la democracia en 1990.

"Un cambio de ciclo histórico"

En su primer discurso público tras proclamarse vencedor, Boric dijo este domingo por la noche ante una multitud de simpatizantes en el centro de Santiago que el país está "ante un cambio de ciclo histórico" y que su próximo Gobierno "no lo puede desaprovechar".

El exlíder estudiantil aseguró asimismo que su compromiso "es cuidar la democracia todos los días" y agradeció a los otros seis candidatos que compitieron en las elecciones.  "El futuro de Chile nos necesita a todos del lado de la gente y espero que tengamos la madurez de contar con sus ideas y propuestas para comenzar mi Gobierno", expresó.

Simpatizantes del candidato izquierdista Gabriel Boric celebran su triunfo en las elecciones presidenciales chilenas, en la Plaza de la Dignidad, antigua Plaza Italia, en Santiago.
Simpatizantes del candidato izquierdista Gabriel Boric celebran su triunfo en las elecciones presidenciales chilenas, en la Plaza de la Dignidad, antigua Plaza Italia, en Santiago.
ESTEBAN GARAY / EFE

Boric reiteró, como hiciera a la hora de depositar su voto en la mañana y en su conversación con el presidente saliente, Sebastián Piñera, que será "el presidente de todos los chilenos y chilenas", tanto de quienes votaron por su proyecto como de quienes eligieron otra alternativa o no concurrieron a votar.

Reconoció que los tiempos que vienen "no son fáciles" y que su Gobierno deberá "hacer frente a las consecuencias sociales, económicas y sanitarias de la peor pandemia", pero que irán avanzando "con pasos cortos, pero firmes".

"Cohesión social"

El presidente electo hizo bandera por la "cohesión social" para un "desarrollo verdadero y sostenible", por el "respeto a los derechos humanos", las mujeres, las "disidencias y las diversidades", una salud "que no discrimine entre ricos y pobres", "pensiones dignas", facilidad de acceso a la vivienda y los servicios básicos y el fortalecimiento de la educación pública.

También tuvo palabras para el narcotráfico y la violencia, a los que quiere combatir, y el cambio climático, al que también dará pelea porque "no es una invención".

"Desde luego, no todo puede hacerse al mismo tiempo y tendremos que priorizar para ir logrando avances que nos permitan mejorar", consciente de que con un Congreso en el que ni la izquierda ni la derecha tienen mayorías claras se tendrá que ir avanzando a base de "acuerdos amplios".

Aseguró asimismo recibir el mandato "con humildad" y que su proyecto de Gobierno puede sintetizarse en "avanzar con responsabilidad en los cambios que Chile viene demandando, sin dejar a nadie atrás".

"Esto significa crecer económicamente; convertir lo que algunos entienden como bienes de consumo en derechos sociales, garantizar una vida más tranquila y segura, profundizar las libertades de todos, y especialmente de todas: en nuestro Gobierno las mujeres no retrocederán en los derechos y libertades que han logrado a la largo de la historia", expresó.

"Ganó la democracia"

A las puertas del hotel donde estaba reunido el equipo del presidente electo, la universitaria Bárbara Gómez decía este domingo por la noche a Efe: "Estoy feliz porque yo llevo en la Plaza Dignidad desde el 18 de octubre [día en que estalló la ola de protestas de 2019] y tenía mucho miedo a la extrema derecha. Estoy feliz porque ganó la democracia".

La misma alegría mostró de camino a las celebraciones Ignacio Valdés, de 34 años. "Chile le ha dicho que no al fascismo", aseguró.

Los expertos apuntaban que la diferencia entre ambos candidatos iba a ser muy estrecha e iba a depender de la participación, que en la primera vuelta del 21 de noviembre apenas alcanzó el 50% del padrón.

Amplio apoyo en zonas urbanas

Según datos oficiales, Boric obtuvo un amplio apoyo en la capital, donde se encuentra la mitad de los electores, y en otras regiones con grande núcleos urbanos, como la de Valparaíso, donde sacó casi 20 puntos de ventaja.

También se habría impuesto incluso en la región norteña de Antofagasta, una zona que en primera vuelta ganó Franco Parisi, un polémico economista cuyos electores respaldaron en su mayoría a Kast.

Entre los principales retos del futuro Gobierno estará encauzar la crisis social que sigue vigente desde las protestas de 2019, liderar la implementación de las normas de la nueva Constitución y hacer frente a los retos económicos que dejó la pandemia.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, felicitó a Gabriel Boric,  por su victoria con un mensaje en Twitter en el que indicó: "Enhorabuena Gabriel Boric por tu victoria en las elecciones presidenciales de Chile. El pueblo chileno avanza con esperanza hacia un futuro más justo, feminista y ecologista". Sánchez añadió que "nuestros países seguirán reforzando sus relaciones, fortaleciendo los lazos entre Latinoamérica y la UE".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento