Cuatro de cada 10 empresarios vascos sitúan ya los costes energéticos entre las principales "barreras de crecimiento"

Cuatro de cada diez empresarios vascos sitúan ya los costes energéticos entre las principales barreras de crecimiento, si bien esta preocupación es menor que en el conjunto del Estado. Por otra parte, el 70% de los empresarios de compañías mid-market en Euskadi prevé un aumento de los ingresos para el próximo año, segun el último Pulso de la Mediana Empresa Española de Grant Thornton.
Cuatro de cada 10 empresarios vascos sitúan ya los costes energéticos entre las principales "barreras de crecimiento"
Cuatro de cada 10 empresarios vascos sitúan ya los costes energéticos entre las principales "barreras de crecimiento"
20M EP

Esta es una de las conclusiones de este estudio que mide la salud de las compañías medianas del conjunto del Estado y las autonomías de entre 50 y 500 empleados a partir de una metodología desarrollada por Oxford Economics.

El estudio constata que la mediana empresa vasca comienza a mostrar preocupación por el impacto que tendrá el coste de la energía en el desarrollo de sus negocios en los próximos meses.

Según apunta, pese a que los directivos del País Vasco mejoran sus perspectivas por primera vez desde el inicio de la pandemia, la evolución de los precios energéticos se sitúa ya como una de las "principales barreras de crecimiento".

En concreto, 4 de cada 10 empresarios de compañías mid-market (40%), consideran que este factor es uno de los principales frenos para el crecimiento de sus negocios y para la recuperación, cifra que crece 18 puntos porcentuales respecto al segundo semestre de 2020, aunque por debajo de la media española (49%).

En concreto, en comparación con otras comunidades, el País Vasco es una de las que menos preocupación muestra por este obstáculo de negocio. Se ubica por debajo de Galicia (53%), Andalucía (51%), Cataluña (51%) y la Comunidad Valenciana (43%), aunque es la tercera donde más ha crecido esta inquietud respecto a finales de 2020 (+18).

Aunque la mitad de los empresarios (el 50%) vaticina un crecimiento de la empleabilidad a medio plazo, 25 puntos más que a finales de 2020, un 34% se muestra preocupado ante la falta de disponibilidad de mano de obra cualificada para cubrir puestos de trabajo.

A pesar de que en esta nueva oleada del Pulso de Grant Thornton está protagonizada por las perspectivas de crecimiento, los empresarios vascos también muestran preocupación por otros factores que identifican como obstáculos de expansión del negocio: la incertidumbre económica (70%), la escasez de pedidos (43%), los costes laborales (36%), reglamentos y burocracia (30%), calidad de las infraestructuras (24%) y escasez de financiación (20%).

Se trata de preocupaciones registradas antes del incremento de contagios en varias autonomías y la expansión de la variante ómicron; factores que, según los expertos, están consolidando "el avance de la sexta ola del coronavirus y pueden erosionar las perspectivas y barreras empresariales".

AUMENTO DE INGRESOS

No obstante, indican que, con independencia de estas barreras, el nivel de vacunación y la inyección en España de los primeros paquetes de ayudas del Fondo Next Generation, han originado una mayor confianza de los directivos vascos en la evolución de estos negocios para los próximos meses.

El 70% de los empresarios de compañías mid-market en País Vasco prevé un aumento de los ingresos para los próximos 12 meses, situándose 15 puntos por encima de la media nacional, seis puntos más que el segundo semestre de 2020 y 23 más respecto a hace un año.

El País Vasco es la comunidad que más expectativas de ingresos tiene para los próximos 12 meses y la que menos empresarios prevén que esta variable vaya a disminuir (7%). Por debajo en nivel de previsión de ingresos, se ubica Andalucía (59%), Comunidad Valenciana (59%), Madrid (53%), Cataluña (51%) y Galicia (40%).

Los directivos de estas compañías vascas aseguran que mantienen buenas perspectivas en relación con el nuevo escenario económico. En concreto, 3 de cada 4 (73%) se reconoce optimista, 21 puntos más respecto al segundo semestre de 2020 y superior a la media en España (60%).

En términos comparativos con otras regiones, los empresarios vascos también lideran la lista de optimismo, de las seis autonomías a las que pregunta este informe. Por debajo de esta región se encuentra la Comunidad Valenciana (65%), Madrid (61%), Cataluña (57%), Andalucía (55%) y Galicia (47%).

Asimismo, una de las cuestiones por las que los empresarios vascos muestran más confianza tiene que ver con la entrada en nuevos mercados. En concreto, un 67% de las compañías mid-market espera aumentar sus exportaciones en los próximos 12 meses, casi cuadruplicando el dato que registró hace un año (19%) y mejorando al que obtuvo a finales de 2020 (54%).

Según el estudio, los países en los que venden actualmente y esperan comprobar un mayor crecimiento de sus ingresos durante el próximo año son: Alemania (36%), Reino Unido (18%) y China (9%). Por otro lado, un 37% prevé aumentar su presencia en nuevos países, en los que no opera actualmente, siendo Alemania (36%), Estados Unidos (18%) y China (9%) los destinos donde identifican mayores oportunidades de negocio.

El presidente de Grant Thornton, Ramón Galcerán, ha señalado que el País Vasco es la región que "más confianza" muestra en la recuperación del tejido empresarial, "despuntando significativamente respecto al resto de regiones españolas".

"Una condición que hace indicar que las compañías mid-market están claramente convencidas y determinadas en apostar por inversiones, exportaciones y otras palancas de negocio que generan competitividad. La mediana empresa vasca, al igual que la media española, está asistiendo a una prometedora fase de internacionalización que permitirá afianzar la recuperación e impulsar enormemente su crecimiento", ha añadido.

Euskadi es la comunidad que presenta mayor aspiración exportadora, con 7 de cada 10 empresarios que prevén vender sus productos en el exterior (67%).

Este informe muestra otras dimensiones en las que los empresarios vascos perciben signos de recuperación, como la evolución de los salarios. En concreto, 9 de cada 10 prevé que esta variable mejore en los próximos 12 meses. Concretamente, el 57% espera hacerlo en línea con la inflación, el 23% por encima y un 7% por debajo. Unos niveles más favorables que los que se registran a nivel nacional (47%, 18% y 11%, respectivamente).

Asimismo, se constata que los empresarios en Euskadi muestran signos de entusiasmo económico tras un periodo de recesión mundial. 7 de cada 10 prevé que los ingresos evolucionen tras el impacto del Covid-19. En concreto, 4 de cada 10, estiman incrementarlo entre un 1% y un 9%, y 3 de cada 10 en mayor medida. Por el contrario, 1 de cada 10 auguran una disminución.

En esta fase de recuperación de los mercados, los empresarios reconocen haber desarrollado una estrategia en clientes y mercados a los que dará prioridad (67%), seguridad en el lugar de trabajo y nuevos requisitos (60%), uso de la tecnología para apoyar la recuperación de la organización (57%), productos y servicios a los que dar prioridad (50%) o recursos financieros que se necesitarán (50%).

El socio director de Auditoría en País Vasco, Santiago Eraña, ha señalado que "es un buen síntoma de estabilidad y recuperación que las empresas apuesten por desarrollar estrategias desde varios parámetros y mantengan buenas perspectivas y sensaciones del nuevo escenario económico".

El estudio también constata que un 63% del mid-market en País Vasco tiene previsto invertir en este proceso de recuperación nuevas tecnologías de información, 20 puntos más que hace 6 meses, y el 33% en Investigación y Desarrollo, 8 puntos más respecto al segundo semestre de 2020.

La apuesta por la tecnología y la innovación también se ha disparado a nivel general. En España y Europa, 5 de cada 10 directivos tiene previsto invertir en tecnología y 4 de cada 10 en I+D, y a escala global, la cifra es superior: 6 de cada 10 y 5 de cada 10, respectivamente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento