Aumentan los avisos por avispa asiática en Barcelona: “Este año ha habido una eclosión de incidencias"

Ejemplar de Vespa volutina
Ejemplar de Vespa Volutina
MARTÍ PETIT
Ejemplar de Vespa Volutina
Ajuntament de Barcelona

La situación actual de la especie invasora Vespa Velutina (avispa asiática) en Barcelona es alarmante, “recibimos bastantes avisos, en estos momentos tenemos 292 incidencias, que no quiere decir que sean retiradas de nidos. Muchas más que el año pasado” comentaba Anna Ortonoves, jefa del Departament de Gestió i Protecció dels animals de l’Ajuntament de Barcelona.

Desde el Ayuntamiento actúan en la retirada de nidos una vez han sido reportados. “No prevenimos, actuamos una vez ya se ha detectado la incidencia” decía Ortonoves. “Como ayuntamiento actuamos por responsabilidad hacia las personas, el entorno, la biodiversidad y el ecosistema de la ciudad”. Pero consideran que los responsables de controlar la población es la Generalitat, que debería elaborar un plan con todos los ayuntamientos para prevenir la proliferación de esta especie.

“Este año ha habido una eclosión de las incidencias por la Vespa Velutina. Desde el 2018, cuando tuvimos la primera actuación hasta ahora, ha ido creciendo de forma exponencial y este año ha tenido una eclosión considerable”. En 2018 el total de números de casos subió hasta los 279, actualmente hay 292.

La empresa con la que trabajan, Lokimica SA se dedica desde hace más de 40 años a la sanidad ambiental y el control de plagas. Jesús Jarque, biólogo de Lokimica y supervisor del Servei de Control de Vespa Velutina en Barcelona comentaba en una operación de extracción de nido que “pese a que su comportamiento no es agresivo, puede suponer un peligro si se les llega a molestar o el nido se encuentra a baja altura”.

A la hora de retirar nidos utilizan rifles de paintball modificados. En el hueco donde irían los cartuchos de colores meten viales congelados con insecticida. De esta manera, disparan al objetivo y una vez el vial está en el interior, se va deshaciendo y sale el insecticida.

Viales congelados de insecticida
Viales congelados de insecticida
MARTÍ PETIT

El origen de la avispa asiática en Cataluña

La avispa asiática aterrizó en Europa en 2004 procedente de China, pero no fue hasta 2012 cuando llegó a Cataluña por vía marítima, en concreto a la comarca del Empordà.

En julio de 2018 se avistó el primer nido de avispa asiática en Barcelona. Se encontraba en el Jardín Interior del Edificio Histórico de la Universidad de Barcelona y en su interior se encontraron entre 12 y 17 ejemplares.

También en 2018, en el Parque Natural de la Serra de Collserola se encontraron nidos de hasta 15000 individuos. Hecho que perjudicó en la producción de vinos y miel. Can Calopa, una pequeña bodega de Collserola, reportó una pérdida de un 50% de la cosecha. Y otros apicultores aseguraron haber tenido una producción más baja de miel en consecuencia a la desaparición de abejas autóctonas, fuente de alimento de la especia invasora.

A lo largo de los años han ido apareciendo más casos en diferentes puntos de la ciudad; en el barrio de Vallbona; en un párquing de Guinardó; en el parque central de Poblenou; en Trajana y en Arc de Triomf. El último, en la Catedral de Barcelona.

Esta especie que ya está instalada en Barcelona de forma permanente acostumbra a hacer los nidos primarios en espacios bien protegidos del agua y del viento y los secundarios, en árboles de hoja caduca.

Estos nidos primarios son como un puño de grandes. En ellos las avispas fundadoras empiezan a engendrar la primera colonia. Una vez el nido se les queda pequeño, a principios de verano, la avispa fundadora junto a 15 o 20 obreras empiezan la construcción de los nidos secundarios. Son más grandes y pueden albergar alrededor de 1500 o 1700 ejemplares.

A partir de ahí, de cara a septiembre, se empiezan a engendrar los primeros machos y para finales de octubre salen las nuevas reinas fundadoras, que abandonan el nido para ir a esconderse y hacer una pausa invernal para en febrero o marzo volver a empezar el ciclo otra vez.

Sin embargo, cada vez es más común ver nidos de Vespas Volutinas en el núcleo urbano. La especie se está adaptando a nuevos entornos en consecuencia al cambio climático.

Qué hacer si nos encontramos con un nido 

Si nos encontramos con un nido en un espacio público de la ciudad se tiene que activar el servicio de alerta y de retiración del nido llamando al teléfono de Civismo (900 226 226). En cambio, si el nido se encuentra dentro de una propiedad privada, serán los dueños quienes tengan que hacerse cargo poniéndose en contacto con alguna empresa especializada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento