Planes para el fin de semana en Madrid: fiesta del Siglo de Oro por Ron Lalá, Arte Americano en el Thyssen y Rocío Molina

Una de las escenas de la obra de teatro 'Andanzas y entremeses de Juan Rana', que podrá verse desde mañana en el Teatro de la Comedia de Madrid.
Una de las escenas de la obra 'Andanzas y entremeses de Juan Rana'.
DAVID RUIZ/RON LALÁ

Este fin de semana tenemos un espectáculo de entremeses que es un ejemplo de conjunción entre música y teatro; el baile inspirado en la guitarra flamenca; una colección excepcional de pintura estadounidense; el Oratorio de Navidad en las fechas que toca; las Cuatro Estaciones de Vivaldi adaptadas para niños; y una sátira sobre nuestra monarquía. 

1. Teatro - 'Andanzas y entremeses de Juan Rana' en Teatro Abadía

'Ron Lalá' saludando entre aplausos en el Teatro Abadía
Los integrantes de Ron Lalá saludando entre aplausos en el Teatro Abadía
Adolfo Ortega

No se me ocurre mejor forma de asegurarnos una diversión garantizada, que aprovechar este fin de semana, o los días libres que nos depare esta Navidad, para acercarnos al Teatro Abadía, a disfrutar de las Andanzas y entremeses de Juan Rana, por la compañía Ron Lalá. La obra lleva rodando desde el año 2020 por teatros de toda España, incluyendo el Teatro de la Comedia al inicio de esa gira, puesto que se trata de una coproducción con la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC). Eso se nota en la sincronización perfecta, el encaje de cada número, la precisión de las transiciones, los matices que se añaden en cada lance, afinados por la decantación de un contraste continuo. El trabajo escénico y su conjunción con la música en directo son espléndidos, y el sentido del humor logra una efectividad envidiable. Sin duda, estamos ante uno de esos montajes en que se disfruta de principio a fin del hecho teatral, así que apresúrense a comprar sus localidades.

'Andanzas y entremeses de Juan Rana' por Ron Lalá
'Andanzas y entremeses de Juan Rana' por Ron Lalá
David Ruiz

"Juan Rana fue un personaje cómico que encarnó el actor Cosme Pérez durante más de cuatro décadas, en torno a 1617 hasta el mismo año de su muerte (1672). Se trataba de la figura del "simple" o "bobo", espina dorsal del entremés, representada bajo los ropajes de un alcalde antidonjuanesco y antihéroe, protagonista de numerosos entremeses donde abundaban las situaciones risibles y ridículas que servían de contrapunto para la comedia" leemos en un estudio de Quintero Ledesma sobre el personaje, interpretado inmejorablemente por Miguel Magdalena en estas funciones.

Ron Lalá había dejado el listón muy alto los últimos años con sus producciones previas, En un lugar del Quijote y Cervantina (Premio Max Mejor Espectáculo Musical 2017), pero la CNTC y Ron Lalá han explorado de nuevo la inmensa comicidad de los géneros breves del teatro áureo y recuperado esta figura escénica tan singular del panorama del Siglo de Oro y de todos los tiempos: Juan Rana.

El público asiste a un divertidísimo juicio que la Santa Inquisición - fabuloso Íñigo Echevarría como Inquisidor- emprende contra el cómico mordaz, acusado del grave delito de hacer reír a todo el que se ponga por delante, cosa que logran con creces los actores convocados. Con la excusa de una audiencia a los testigos que conocieron a Cosme Pérez, vemos desfilar por el escenario a los que le conocieron o para él escribieron, como Velázquez o Calderón de la Barca -ambos interpretados por Juan Cañas, pletórico de voz-, y otros muchos entre los que se encuentra Bernarda Ramírez -la inseparable compañera escénica de Rana-, que encarna con un sentido cómico extraordinario Daniel Rovalher. Fran García completa el elenco, al mismo nivel que el resto de citados.

Así describe su intención el grupo teatral: “Proponemos una fiesta del entremés, un espectáculo con humor, canto y música en directo que remeda aquellas reuniones de piezas breves conocidas como follas, que tanto éxito tuvieron en la Corte de los Austrias; revivimos aquel espíritu festivo, disparatado y carnavalesco con música en directo seleccionando algunas de las joyas del repertorio juanrranesco y rescatando así para el gran público a un personaje único, al más puro estilo ronlalero”. Y así es. ¡Magnífico!

  • Hasta el 9 de enero / Teatro La Abadía / 21 euros

2. Exposición - 'Arte americano en la colección Thyssen'

Francis Silva 'Kingston Point, rio Hudson' (1873)
Francis Silva 'Kingston Point, rio Hudson' (1873)
Museo Nacional Thyssen-Bornemisza

El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza presenta una exposición que reúne la magnífica colección de arte americano fruto de la labor coleccionista del Barón Thyssen durante más de tres décadas. Las obras proceden tanto de las colecciones de la familia Thyssen y de Carmen Thyssen-Bornemisza como, principalmente, del propio museo, un conjunto excepcional en el contexto europeo que ha convertido al Museo Thyssen de Madrid en punto de referencia esencial para el conocimiento del arte estadounidense.

Apartado de Espacio Urbano en la exposición 'Arte Americano'
Apartado de Espacio Urbano en la exposición 'Arte Americano'
Adolfo Ortega

Arte americano en la colección Thyssen es el resultado de un proyecto de investigación, desarrollado con el apoyo de la Terra Foundation for American Art, para estudiar y reinterpretar estas pinturas con una nueva mirada temática y transversal, a través de categorías como la historia, la política, la ciencia, el medio ambiente o la vida urbana, para facilitar un conocimiento más profundo de las complejidades del arte y la cultura estadounidenses.

Las 140 pinturas reunidas se han instalado en la planta primera del museo, organizadas en cuatro secciones temáticas: Naturaleza, Cruce de culturas, Espacio urbano y Cultura material, que se dividen a su vez en varios apartados en los que se van estableciendo diálogos entre cuadros de diversas épocas y autores, combinando el arte de los siglos XIX y XX. 

En la primera parte, Naturaleza, advertimos una inicial influencia de la tradición romántica europea, trasladada a la exuberancia de América. Ya en el siglo XIX, paisajes como el de Kingston Point de Francis Silvaque vemos en la fotografía que abre este plan, con la placidez de un recorrido fluvial al atardecer. 

Edward Hopper. Muchacha cosiendo (1921)
Edward Hopper. Muchacha cosiendo (1921)
Museo Nacional Thyssen-Bornemisza

En Espacio urbano encontramos a Edward Hopper con aire de pintura holandesa en la Muchacha cosiendo a máquina (1921) y otras múltiples visiones de la ciudad. Un apartado de Cultura Material da cuenta del Tempus fugit, con bodegones que siempre reflejan lo perecedero. En definitiva, una extensa muestra que traza un recorrido de lujo por la pintura estadounidense.

  • Hasta el 26 de junio de 2022 / Museo Thyssen-Bornemisza / 13 euros

3. Danza - 'Trilogía de la guitarra' de Rocío Molina

Rocío Molina en 'Trilogía de la guitarra'
Rocío Molina en 'Trilogía de la guitarra'
María Agar

Rocío Molina, Premio Nacional de Danza en 2019, está presentando esta semana en las Naves del Español en Matadero su Trilogía sobre la guitarra, en la que da muestra de ese estilo de flamenco contemporáneo que tanto ha aportado al panorama del baile. Son tres obras que conforman un todo, y nacieron de la influencia ejercida por el toque de tres guitarristas de estilos muy diferentes: Rafael Riqueni, Eduardo Trassierra y Yerai Cortés.

Inicio (Uno) surgió balo la inspiración de la guitarra ya mítica de Rafael Riqueni, por quien la bailaora reconoce una admiración absoluta, que ha ido creciendo desde que era pequeña y escuchaba sus discos. El encuentro con este referente, tras alcanzar Rocío su maternidad, confiesa que le aportó frescura, amabilidad, dulzura a su baile, que son las notas que podemos descubrir en esta sensible coreografía.

'Al Fondo Riela (lo otro del Uno)' de Rocío Molina
'Al Fondo Riela (lo Otro del Uno)' de Rocío Molina
Pilar Lozano Iglesias

Al fondo Riela (lo Otro del Uno) fue la derivación de Inicio (Uno) y supuso un descenso del paraíso a lo matérico, al mundo dual en que la bailaora reconoce necesitar una máscara, para afrontar los miedos que surgen de ese espacio. De hecho, se entabla una confrontación entre las guitarras de Eduardo Trassierra y Yerai Cortés. Es el reflejo de un momento difícil para una artista como ella, puesto que sentía la imposibilidad de crear, casi una resistencia al movimiento. En sus palabras, “trata de mostrarnos una oscuridad que, sin embargo, reluce y brilla, con una estética muy fuerte”.

Una trilogía que la bailaora siente como "un viaje de tres picos, un tránsito sin principio ni fin, en evolución circular". La trinidad se fundamenta en lo que Rocío exprime de los tres guitarristas que marcan su danza: Rafael Riqueni, Eduardo Trassierra y Yerai Cortés. Rocío explicaba en la presentación que sobre los guitarristas actuales todavía pesa la sombra profunda del gran Paco de Lucía, que en cierto modo eclipsa y condiciona a los nuevos artistas. Algo parecido a lo que sucedió con el influjo de Camarón en el terreno del cante. Sin embargo, la bailaora opina que el baile no ha contado con una figura única semejante que condicionara a sus predecesores, sino más bien una constelación de artistas entre los que cita a Antonio Gades, Antonio el Bailarín, Carmen Amaya, Farruco o Vicente Escudero.

  • 16 y 17 de dic. Inicio (Uno) / Naves del Matadero / 25 euros
  • ​18 y 19 de dic. Al fondo riela (Lo Otro del Uno) / Naves del Matadero / 25 euros

4. Clásica - 'Oratorio de Navidad' de J. S. Bach por la OCNE

Orquesta y Coro Nacionales de España
Orquesta y Coro Nacionales de España
OCNE

David Afkham, director titular y artístico de la OCNE, dirigirá las tres primeras Cantatas del Oratorio de Navidad de Johann Sebastian Bach con la Orquesta y Coro Nacionales de España junto a los solistas invitados Alicia Amo (soprano), Catriona Morison (alto), Mauro Peter (tenor) y Michael Nagy (bajo).

La Orquesta y Coro Nacionales de España despedirán el año 2021 interpretando las Cantatas I, II y III del Oratorio de Navidad, BWV 248 de J. S. Bach, y en este nuevo vídeo Bienvenida 2.0, la musicóloga Irene de Juan analiza esta obra que da vida al gran relato del nacimiento de Cristo.

Al contrario de lo que su denominación sugiere, Bach no concibió este Oratorio para ser interpretado de un tirón -doy fe de que resulta francamente agotador- sino que consiste más bien en un ciclo de seis cantatas correspondientes a sendas festividades distribuidas entre la Natividad y la Epifanía. Las tres primeras corresponden, de este modo, al nacimiento de Cristo, el anuncio a los pastores y la adoración de los pastores, respectivamente: tres episodios que conforman una unidad temática cuyas raíces se hunden en el pasado hasta los dramas litúrgicos medievales.

Dejo aquí un video muy navideño con la primera cantata del Oratorio, interpretada por el Thomanerchor Leipzig, un coro de niños de esos que debieron salir del paritorio cantando a Bach, en brazos de una comadrona alemana. 

  • 17, 18 y 19 de diciembre / Auditorio Nacional / de 10 a 27 euros

5. Música en familia - 'Mis primeras cuatro estaciones'

Espectáculo infantil 'Mis primeras Cuatro estaciones'
Espectáculo infantil 'Mis primeras Cuatro estaciones'
Dragones en el Andamio

Pocas músicas hay más populares y extendidas que aquellos cuatro conciertos que Vivaldi compuso en 1721, bautizándolos con cada una de las estaciones del año. Desde entonces se conocen como Las Cuatro Estaciones de Vivaldi. En realidad, forman parte de una colección de doce conciertos para violín, denominada Il cimento dell'armonia e dell'inventione -algo así como La prueba de la Armonía y la Invención- con el número 8 de opus, aunque los ocho conciertos restantes han quedado como los parientes pobres de los que nadie se acuerda. Aún así, el pelirrojo veneciano no podrá quejarse, porque auguro que dentro de unos siglos su música seguirá sonando en este planeta y quién sabe si en otros también.

La compañía Dragones en el Andamio lleva representando este espectáculo nada menos que 19 años y, como recordaba Marisol Rozo, responsable de su dramaturgia y dirección, “no por ser una música tantas veces escuchada dejamos de redescubrirla”. La intención es aproximar esta música a los niños desde el juego y la celebración. De una manera sencilla y lúdica, la palabra introduce y facilita el disfrute de la obra, con las descripciones marcadas por el propio Vivaldi en la partitura: la cosecha, la lluvia, la hierba creciendo, etc. Una oportunidad para que los más pequeños se adentren en el fascinante mundo de la música clásica, donde muchos quedarán felizmente atrapados. Afortunados ellos.

  • Del 16 al 19 dic. / Teatro Fernán Gómez (sala Jardiel Poncela) / 12 euros

6. Teatro - 'Alfonso el Africano' de Club Canibal

Club Canibal en 'Alfonso el Africano'
Club Canibal en 'Alfonso el Africano'
Luz Soria

La Sala de la Princesa del Teatro María Guerrero, un pequeño recinto en el sótano que sirve para montajes de menor envergadura escénica, se ha transformado en una especie de sala de fiestas satírica, con alfombras, lámparas horteras, sillas y sillones variados y mucho dorado, incluyendo el vestíbulo también engalanado a juego. Allí se suceden episodios disparatados alrededor de la figura de Alfonso XIII, teniendo como hilo conductor su interés en promocionar el rodaje de películas pornográficas para uso privado, aspecto que al parecer fue real. Se trata de la nueva propuesta de Club Caníbal, compañía integrada por Chiqui Carabante, Font García, Vito Sanz y Juan Vinuesa, que firman el texto a cuatro manos.

Alfonso XIII de caza
Alfonso XIII de caza
©Alfonso. Vegap, Madrid, 2021

El título de Alfonso el Africano se basa en la grandilocuencia del monarca al hablar de la guerra del Rif. “Mientras Alfonso compartía sus producciones pornográficas con sus compinches de correrías, en España se iba gestando un malestar social que finalmente conduciría a la proclamación de la II República y a la marcha forzada del país del Africano. Esta pequeña anécdota concentra buena parte de los elementos que han marcado la historia moderna de España, retratando la indolencia de una clase poderosa ocupada en la consumación de sus caprichos más que en la situación del Estado”, según declaraba Club Caníbal en la presentación de su espectáculo.

La función se desarrolla como sucesión de escenas en tono esperpéntico, por las que desfilan personajes de corto desarrollo, algunos de ellos basados en protagonistas del primer tercio del siglo XX, como Miguel Primo de Rivera -excelente Juanfra Juárez-, el Conde de Romanones o Victoria Eugenia de Battenberg. El retrato más perfilado es el del propio Alfonso XIII, interpretado con mucho mérito por Font García, como el de un monarca caprichoso, débil e infantil, que apenas sabe llevar las riendas de su propio caballo, en este caso un pony de colorines. Los diálogos con su miembro viril son de lo mejor de la función. No faltan alusiones a la realeza borbónica más actual, como los números de un ventrílocuo que saca como marioneta a una princesa alta y rubia, soltando chistes que nos hacen recordar los tiempos de José Luis Moreno. 

'Club Canibal' en la sala de la Princesa
'Club Canibal' en la sala de la Princesa (¡qué ironía!)
Adolfo Ortega

Es justo resaltar la interpretación de los tres actores principales en escena, que enlazan sin resuello uno y otro cuadro, aunque el sustento de la obra no acabe de cuajar completamente. Un espectáculo de vuelo un tanto bajo, similar al de las perdices que tanto gustaba cazar a Alfonso XIII en los llanos de la meseta castellana.

  • Hasta el 26 de dic. / Sala de la Princesa (Teatro María Guerrero) / 25 euros
Mostrar comentarios

Códigos Descuento